Enlaces accesibilidad
Cataluña

Sánchez endurece el discurso y advierte a Torra de una respuesta "contundente" del Estado si sale de la legalidad

  • Carga contra la "desesperación" de Quim Torra y su "manipulación inaceptable" al llamar a la vía eslovena
  • Pide a las autoridades catalanas a reconocer a los catalanes no independentistas y un consenso por la convivencia

Por

Sánchez avisa a Torra de una respuesta "contundente" si sale de la legalidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cargado duramente contra los "engaños" y la "manipulación" del independentismo catalán y ha advertido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de una respuesta "firme, proporcional y contundente del Estado" si se aleja de la legalidad. Un tono que dista del promulgado en los últimos meses cuando los socialistas buscaban el apoyo de PdeCAT y ERC en el Congreso para sacar adelante los presupuestos y del promovido un día antes cuando Gobierno y Generalitat trataban de alejar la posibilidad de un nuevo 155 en Cataluña.

La "vía eslovena" reivindicada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha seguido coleando este miércoles en la Cámara Alta, donde se ha celebrado un pleno dedicado a Cataluña y el 'Brexit'. "Estas declaraciones tienen una sola respuesta: la vía para resolver los problemas es la constitucional, la del diálogo dentro de la legalidad", ha advertido Sánchez, que ha anunciado que "todo lo que esté fuera de la Constitución y del Estatuto de Autonomía contará con la respuesta firme pero serena, proporcional y contundente del Estado social y Democrático de Derecho".

Reivindicar la vía kosovar o la eslovena denota un desconocimiento de la Historia, una manipulación inaceptable y la desesperación

En esta línea, Sánchez, ha cargado contra la "retórica inflamatoria inaceptable" del 'president' y la "dejación de funciones de la Generalitat" y ha criticado: "Reivindicar la vía kosovar o la eslovena denota un desconocimiento de la Historia, una manipulación inaceptable y la desesperación de quien no tiene ningún argumento más que la mentira para sostener sus ideas políticas".

"No hace falta que me lo cuenten. Lo oí y lo viví", ha incidido el presidente del Gobierno tras recordar que en 1999 trabajó con la ONU en Bosnia y fue "testigo de las consecuencias de la guerra civil en la antigua Yugoslavia".

Carga contra "el relato de agravios" y la "manipulación"

Sánchez ha endurecido también su discurso contra los "engaños" del independentismo, que camina a su juicio en una "vía paralela" y con "similar retórica" a la del 'Brexit', con un "relato de agravios inventados" y de "manipulación".

El independentismo y el 'Brexit' obvian responsabilidades propias, demonizan al que discrepa y confrontan a la población

"En ambos casos se culpabiliza a un tercero mientras se obvian responsabilidades propias, se demoniza al que discrepa y se fuerza a la población a militar en campos enfrentados".

El presidente del Gobierno ha criticado que ambos movimientos "aprovechan las brechas de la desigualdad" y los estragos de la crisis económicas. En el caso de Cataluña, "los mismos que jalearon los recortes con políticas conservadoras acusan a un tercero para alentar la separación", relatando un "mal trato" del Estado "magnificado con el propósito de polarizar la sociedad". Todo ello, ha proseguido, en un debate "alimentado por falacias y trampas dialécticas" contrarias a la moderación y para "reforzar las opciones más radicales".

Ante esta situación, Sánchez ha determinado que "lo que está en juego es la convivencia y no la independencia" y, por eso, ha pedido al Govern que reconozca a las fuerzas no independentistas en Cataluña y alcancen "un consenso entre nacionalistas y no nacionalistas", insistiendo en una reforma del Estatuto de Autonomía como clave para mejorar el autogobierno.

El Gobierno, "harto de que Torra se comporte como un niño de tres años"

Tras su intervención, fuentes del Gobierno han explicado a TVE que están "cabreados, hartos de que Torra se comporte como un niño de tres años", y le acusan de ser un "inmaduro" que "quiere presidir un Estado". "Ya está bien, nos piden comisiones bilaterales y no se las preparan, sólo quieren fotos", han afirmado. Por último, han descartado el artículo 155. "¿Y luego qué?", se han preguntado, incidiendo en que "el diálogo es la solución", pero para ello necesitan "reciprocidad de la Generalitat".

Sánchez advierte a Torra de una respuesta "contundente" y "proporcional" si se sale de la legalidad

Advierte a PP y Cs contra la ultraderecha

Pero el pleno ha servido también a los partidos de la oposición para verter críticas al Gobierno por su gestión en el conflicto catalán. En concreto, PP y Cs han exigido a Pedro Sánchez la implementación del artículo 155 en Cataluña, Iglesias le ha pedido justo lo contrario, que no "incendie Cataluña", y desde ERC Joan Tardá le ha insistido en la importancia de pactar un referéndum por la independencia.

Pero Sánchez también ha dedicado parte de sus dardos a PP y Ciudadanos, a quienes ha acusado de "ensanchar o reducir sus márgenes ideológicos" en función del "contexto o de la negociación con otras fuerzas" y de poner en juego el autogobierno de las autonomías.

Se ha referido así a la intención de ambas formaciones de gobernar en Andalucía, donde necesitan el apoyo de Vox. Por ello, ha criticado que estén negociando con la "ultraderecha", con los "nostálgicos de un tiempo del que este país ha pasado página", a quienes ha pedido que tengan en cuenta que "el camino de la igualdad es irreversible".

Pide "responsabilidad de Estado"

En su turno de respuesta a las interpelaciones de ambas formaciones, Sánchez les ha pedido responsabilidad de Estado, especialmente al PP, a quien ha recordado que el PSOE apoyó desde la oposición en varias cuestiones. Y ante la insistencia de aplicar el 155, Sánchez ha apelado a la "proporcionalidad" de la respuesta del Gobierno, diciendo que "estamos mejor" que cuando este artículo fue aplicado tras la aprobación de las leyes anticonstitucionales en el Parlament, el referéndum y la Declaración Unilateral de Independencia de octubre de 2017.

Tras la comparecencia de Joan Tardá (ERC), Sánchez ha reconocido "su derecho a defender la independencia", pero ha afirmado que no seguirá el ejemplo del exprimer ministro británico David Cameron en Reino Unido, que permitió la consulta del 'Brexit'. Por ello, ha pedido a las fuerzas independentistas que presenten un proyecto de autogobierno dentro del marco del Estatuto de Autonomía ya que, como el mismo Tardá ha reconocido, en Cataluña "no hay una mayoría social" independentista sino parlamentaria.

La comparecencia de Pedro Sánchez en este pleno llega tras un aumento de tensiones entre la Generalitat y el Ejecutivo. El lunes, el Gobierno envió tres cartas al Govern advirtiendo de que enviaría a la Policía a Cataluña si el Estado y los Mossos no "garantizan el orden público" después de los incidentes vividos en los peajes de varias autopistas catalanes durante el pasado fin de semana y de que el presidente catalán, Quim Torra, hiciera un llamamiento a la "vía eslovena" para alcanzar la independencia, del que después se desmarcaron PdeCAT y ERC.

El pleno de este miércoles también le ha servido a Pedro Sánchez para anunciar que aprobará la subida del salario mínimo a 900 euros en el Consejo de Ministros que se celebrará el 21 de diciembre en Barcelona y para reclamar "sensatez" a los grupos parlamentarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Noticias

anterior siguiente