Enlaces accesibilidad

Canadá, primer país del G7 que legaliza la marihuana para uso recreativo

  • La promesa electoral del primer ministro, Justin Trudeau, entra en vigor tras su aprobación en el Parlamento en junio
  • Cientos de ciudadanos han celebrado la entrada de la ley con las primeras compras a lo largo del país

Por
Canadá legaliza el consumo de marihuana para uso recreativo

La ley que legaliza el consumo de marihuana para fines recreativos en Canadá ha entrado en vigor este miércoles tras su aprobación en junio. El país se convierte en el segundo del mundo en regularizarlo tras Uruguay, y el primero entre los miembros del G7. 

La nueva medida fue una promesa electoral del primer ministro canadiense, Justin Trudeau y fue celebrada en el país, a pesar de las críticas de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD). La ley abre la puerta también al indulto a personas condenadas por delitos de posesión de la sustancia en el país.

Hay países que castigan no solo el cultivo y el tráfico, sino también el consumo, mientras que en otros el consumo de pequeñas dosis es legal o simplemente se tolera, como ocurre en Holanda, donde desde los años 70 funcionan los llamados coffee shops, en los que los mayores de 18 años pueden comprar y consumir cannabis, y en algunos distritos y estados de Estados Unidos.

El comediante y periodista Jean-René Dufort celebra la entrada en vigor de la ley. AFP / MARTIN OUELLET-DIOTTE

Primeras compras en Canadá

Pasadas la medianoche, los primeros canadienses han hecho cola en los establecimientos que ya venden marihuana,  En Newfoundland y Labrador, al este del país, unas cien personas esperaban la apertura de una tienda propiedad del grupo Canopy. Los primeros clientes, Ian Power y Nikki Rose, se mostraban satisfechos de su hazaña: "He venido esta noche para ser la primera persona en Canadá que compre el primer gramo legal de cannabis recreacional para que por fin se vea el final de la prohibición", ha dicho Power.  

Colas en la tienda Natural Vibe. REUTERS / CHRIS WATTIE

Sin embargo, la ley será más difícil de aplicar en ciudades como Toronto y Vancouver, que todavía no han inaugurado los puntos de venta. "Habrá mucha celebración, pero gran parte de ella se hará con cannabis ilegal" porque los consumidores "seguirán recurriendo a sus fuentes de suministro hasta que el sistema legal se adapte", ha vaticinado el experto en negocios de marihuana de la Universidad Ryerson, Brad Poulos, en declaraciones a Reuters. 

Con todo, los ciudadanos pueden recurrir a la venta online regularizada. 

A couple holds a flag as they wait in line for the opening of Quebec Cannabis Society store on the day Canada legalizes recreational marijuana in Montreal

Una pareja ondea una bandera con la marihuana en una tienda en Quebec. REUTERS / CHRISTINNE MUSCHI

El consumo en el mundo

La legislación sobre la marihuana en el mundo es diversa. Su uso con fines médicos está bastante admitido -Canadá fue el primer país que lo reguló, en 2001-, pero su uso recreativo está mucho más limitado.

En Europa, el consumo de marihuana con fines recreativos y en pequeñas cantidades está despenalizado o no supone excesivos problemas legales en países como Holanda, Bélgica, España, Portugal, Alemania o la República Checa.

A decoration resembling a giant marijuana bud drops towards the crowd at midnight, during a party marking the legalization of recreational cannabis in Toronto

Un cogollo gigante de marihuana en la fiesta de bienvenida a la ley en Toronto. REUTERS

Uruguay fue el país pionero en 2013 en aprobar su consumo recreativo bajo el Gobierno de José Mujica, que dejó en manos del Estado la producción, distribución y venta controlada de la marihuana. Desde 2015, la producción de marihuana se emplea en la investigación científica y el uso medicinal. 

En otros lugares la marihuana no es legal aunque se admite el consumo privado y en pequeñas cantidades. En Jamaica, país donde la marihuana está muy arraigada culturalmente, en 2015 una enmienda legal autorizó el consumo y cultivo de pequeñas cantidades con fines de investigación, medicinales o religiosos. Se despenalizó el consumo de menos de dos onzas (56 gramos) y se acordó permitir el cultivo a nivel particular de hasta cinco plantas.

También en Sudáfrica, el pasado mes de septiembre, el Tribunal Constitucional declaró nula la ley que prohibía el consumo de marihuana en el domicilio por parte de adultos, aunque su uso en espacios públicos sigue estrictamente prohibido. El tribunal también ordenó al Parlamento redactar una nueva ley, en un plazo de dos años.

Sustancias psicoactivas

La marihuana es un preparado compuesto por diferentes cantidades de hojas, tallos, semillas y secreciones de la cannabis sativa, planta fácilmente reconocible por sus hojas dentadas en forma de palma abierta.

Esta planta contiene sustancias psicoactivas cuyo consumo -al igual que el de su resina, el hachís- está asociado a fines recreativos, medicinales e incluso religiosos. El compuesto químico psicoactivo predominante en el cannabis es el tetrahidrocannabinol, también conocido por sus siglas THC.

Según el último Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU, 192,2 millones de personas consumieron cannabis o marihuana en 2016. Las incautaciones de marihuana alcanzaron ese año algo más de 4.500 toneladas. 

Noticias

anterior siguiente