Enlaces accesibilidad

España, el país de la UE que más ciudadanos extracomunitarios rechazó en 2017

  • Denegó la solicitud de entrada a 203.025 personas, casi la mitad del total de rechazos de la UE
  • El número de residentes sin papeles se redujo un 37% en el bloque comunitario

Por

España fue el país de la Unión Europea que rechazó más solicitudes de entrada de ciudadanos extracomunitarios en 2017, ya que negó la entrada en territorio europeo a 203.025 personas, casi la mitad del total de toda la UE, según las cifras de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, publicadas este lunes.

Los países de la Unión Europea en su conjunto denegaron la entrada a 439.505 personas el año pasado, un 13% más que en 2016, cuando no se dejó pasar a 388.280 personas.

Por detrás de España, pero a bastante distancia, quedaron Francia, con 86.320 personas rechazas en sus fronteras, y Polonia, con 38.660.

Los residentes ilegales caen un 37%

Por otro lado, el número de residentes sin papeles en la Unión Europea descendió un 37% en 2017 con respecto al año anterior, y se situó en 618.780 personas (983.860 en 2016).

La cifra supone una caída del 71% frente a los datos récord de 2015, cuando se detectaron 2.154.675 personas residiendo de forma ilegal en los 28 países de la UE.

El año pasado, los Estados donde se contabilizó una mayor presencia de ciudadanos no europeos que residían de forma ilegal fueron Alemania (156.710 personas), Francia (115.085), Grecia (65.110), Reino Unido (54.910) y España (44.625).

Los Veintiocho ejecutaron 188.905 devoluciones de personas a un país tercero, expulsadas por residir ilegalmente. Esta cifra es un 17% inferior a las 228.625 que abandonaron la UE bajo una orden de salida en 2016.

Alemania fue el país desde el que más ciudadanos retornaron a países terceros -un total de 44.960-, por delante de Reino Unido (29.090) y Polonia (22.165).

Noticias

anterior siguiente