Enlaces accesibilidad

Puigdemont designa a Quim Torra como candidato a la Generalitat

  • El expresidente de Cataluña desvela el nombre del plan D  para la investidura
  • Asegura que con Torra tienen "la oportunidad de desplegar el mandato del 1-O" 
  • Torra asegura que acepta "el encargo del presidente legítimo de Cataluña"
  • El Gobierno recuerda que sea quien sea presidente tiene que "respetar la ley"

Por
Puigdemont elige a Quim Torra como candidato a la Generalitat

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha designado este jueves desde Berlín al diputado independentista de JxCat Quim Torra para ser el candidato a la Generalitat que elija el Parlament y "desplegar el mandato del 1-O" en un periodo que ha calificado, no obstante, de "provisionalidad", después de que el Tribunal Constitucional cerrara este miércoles la vía para su propia investidura telemática.

Ahora será el presidente de la Cámara autonómica, Roger Torrent, el que inicie una nueva ronda de contactos de forma telefónica, según informa TVE, para saber los apoyos que tiene Torra antes de convocar un nuevo pleno en los próximos días. El Gobierno recuerda que sea quien sea finalmente presidente de la Generalitat tendrá que "respetar la ley".

El líder de JxCat, Carles Puigdemont, ha hecho el anuncio del nuevo candidato -el conocido como plan D- en un vídeo difundido a través de sus redes sociales, en el que ha subrayado que la "mayoría republicana tiene la oportunidad de desplegar el mandato del 1-O y construir el país de libertad y derechos que millones de personas están reclamando".

"Quim Torra, te agradezco personalmente el esfuerzo y el sacrificio de asumir el cargo en unas circunstancias tan extremas", ha añadido Puigdemont, que ha reclamado la "máxima unidad" a las fuerzas independentistas para apoyar a Torra y al Estado, "un cambio de actitud" para dialogar y pactar.

El expresidente catalán ha dado a conocer así el llamado plan D de Junts per Catalunya tras intentar sin éxito su propia investidura y las de Jordi Sánchez y Jordi Turull, el único que llegó a someterse a la votación el pasado 22 de marzo, lo que permitió poner en marcha el reloj parlamentario para que corriera el plazo de dos meses antes de volver a convocar elecciones.

Un independentista fiel a Carles Puigdemont

Quim Torra (1962), diputado desde las últimas elecciones de diciembre, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona, abogado, editor y escritor. Fue vicepresidente de Òmnium Cultural entre 2013-2015 y presidente interino de esta organización independentista este último año tras la muerte de Muriel Casals y hasta la elección de Jordi Cuixart, informa Efe. Fue también miembro del consejo permanente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en 2012, según su biografía en el Parlament.

El diputado independentista elegido por Puigdemont ha agradecido "la confianza recibida" y ha asegurado que acepta "con responsabilidad y voluntad de servicio al país el encargo del presidente legítimo de Cataluña" y del resto de compañeros de JxCat.

El expresident insiste en el "mandato del 1-O" y pide "unidad"

Carles Puigdemont ha señalado que desde Junts per Catalunya proponen a Quim Torra "con la esperanza" de que logre el número de votos suficientes para que sea investido.

En este sentido, ha añadido que "todos los que han llamado a evitar elecciones tienen la oportunidad de contribuir con su voto" a formar un nuevo Govern para que no haya nuevos comicios. Para ello ha pedido a las fuerzas independentistas "máxima unidad" y "máxima dedicación y fidelidad al 1-O, que es la fidelidad al pueblo de Cataluña".

En una alocución de cerca de diez minutos, Puigdemont ha insistido en varias ocasiones en resaltar que el nuevo Govern tendrá que "desplegar el mandato del 1-O" para construir la república catalana. El expresidente catalán ha señalado que a Torra le tocará "especialmente garantizar el respeto" a este mandato y ha advertido de que "sin respetar la voluntad popular, de la autoridad del Estado se pasa al Estado autoritario".

No obstante, ha reconocido que esta no podrá ser todavía "una etapa definitiva" porque de momento hay que "restaurar" los efectos del 155, que ha calificado de "venganza del Estado", y ha insistido en que todavía hay "presos políticos" y "exiliados". El expresidente catalán habla así de un "periodo de provisionalidad" dejando la puerta abierta a ser investido en el futuro.

Puigdemont pide un "cambio de actitud" y el Gobierno recuerda la ley

Puigdemont ha acusado al "bloque del 155" y a los poderes del Estado de "continuar enrocados en bloquear la política y avalar la represión y el recorte de derechos" y ha pedido un "cambio de actitud" porque, ha señalado según Efe, "desde el 21 de diciembre ya no tenía excusas, y tendrá menos a partir de la investidura para hacer lo que harían todas las democracias ejemplares, consolidadas y modélicas: reconocer, respetar, dialogar y pactar".

El Gobierno de España recuerda que sea cual sea el candidato finalmente propuesto, un presidente de la Generalitat "tiene la obligación de respetar la ley y estar en condición de cumplir con sus responsabilidades".

Fuentes de la Moncloa añaden que el Ejecutivo siempre ha mantenido que Cataluña necesita un gobierno "legal y efectivo, que se ocupe de los intereses de los ciudadanos y gobierne para todos ellos, no para una mitad".

Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha deseado a Torra "suerte y aciertos" en un escueto mensaje de Twitter, mientras que la CUP guarda silencio de momento. Desde los partidos no independentistas lamentan directamente el "perfil sectario" del candidato designado por Puigdemont.

Es el caso del PSOE y el PSC, cuyo líder, Miquel Iceta, ha señalado que "la trayectoria" de Torra no les permite "confiar en él". Inés Arrimadas, de Ciudadanos, ha insistido en que lo que necesitan es un presidente que "reconozca el fracaso del procés". El líder de Catalunya En Comú-Podem, Xavier Domènech, cree que Quim Torra "no reúne ni la transversalidad ni la trayectoria necesaria" y el del PPC, Xavier García Albiol, cree que "salimos del fuego y caemos en las brasas".

Un Govern cohabitado por JxCat y ERC

Si es elegido presidente de la Generalitat, Quim Torra liderará un Govern cohabitado por JxCat y ERC, con Elsa Artadi y Pere Aragonés como principales representantes de cada una de las fuerzas políticas, según diversas fuentes consultadas por Efe.

Torra, que salvo sorpresa será elegido en segunda vuelta, presidirá un gabinete en el que la actual portavoz de JxCat, Elsa Artadi, se perfila como consellera de Presidencia y podría también asumir Gobernación. Por parte de ERC, la persona de más alto rango será Pere Aragonés, que asumirá el cargo de vicepresidente y responsable de Economía.

El Govern tendrá un responsable de comunicación y portavoz, que todo indica que será Eduard Pujol, periodista y en estos momentos portavoz adjunto de JxCat en el Parlament.

Las carteras que corresponden a JxCat son Interior, que recaería en el exalcalde de Premià de Mar (Barcelona) Miquel Buch (PDeCAT); Territorio y Sostenibilidad, que sería para el edil de Mollerusa (Lleida) Marc Solsona (PDeCAT); Empresa y Conocimiento, que asumiría el alcalde de Valls (Tarragona), Albert Batet (PDeCAT), y Cultura, que dirigiría la diputada Laura Borràs (independiente).

ERC prevé situar en Asuntos Exteriores y Relaciones Institucionales al eurodiputado Jordi Solé y en Salud al director del CatSalut, David Elvira. La diputada de ERC en el Parlament Mònica Palacín iría a Enseñanza; la parlamentaria Ester Capella a Justicia; la directora de Igualdad del Govern cesado, Mireia Mata, asumiría Trabajo y Empleo, y la diputada en el Congreso Teresa Jordà, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Noticias

anterior siguiente