Enlaces accesibilidad

La menor que denunció abusos sexuales de tres jugadores de la Arandina declara que había otro chico en la casa

  • Es el único dato de los hechos que ha cambiado en su declaración ante la juez
  • La menor ha comparecido a solicitud de la juez, tras la aportación de grabaciones
  • Han comparecido el padre de la menor, su tío, una prima y la psicóloga

Por
La menor que denunció abusos de tres jugadores de la Arandina declara que había otro chico en la casa

La menor que denunció abusos sexuales de tres jugadores de la Arandina ha asegurado este jueves en su declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aranda de Duero que había otro chico en la casa donde se produjeron los hechos pero que no lo dijo porque él no había hecho nada. Este es el único dato de su versión de los hechos que ha cambiado en su comparecencia ante la juez, según ha podido saber TVE.

El padre de la menor, su tío, una prima y la psicóloga que está tratando a la menor han declarado como testigos ante la juez a lo largo de esta jornada y han respaldado los términos de la denuncia realizada por la menor.

Así lo ha reconocido a los medios de comunicación tanto el abogado que ejerce la acusación popular, representante de la Asociación Clara Campoamor, Luis Antonio Calvo. Mientras, el letrado de uno de los investigados, José Ángel Álvarez, asegura sin embargo que en las declaraciones de los testigos hay contradicciones porque nunca han dicho que la hayan intimidado o coaccionado.

La comparecencia de la menor se ha producido por la solicitud de la juez, tras la aportación de grabaciones que, según la defensa de los acusados, cuestiona la versión de la agresión sexual, en una sesión en la que únicamente han estado presentes la titular del Juzgado y la representante de la Fiscalía.

Los testigos apoyan la versión de la menor

A continuación han comparecido el padre de la menor, su tío y una prima ya que, ha explicado Calvo, son algunas de las personas a las que la chica habría contado lo que ocurrió la tarde-noche del 24 de noviembre, fecha en la que se pudo producir la agresión. También ha prestado declaración la psicóloga que está tratando a la menor, quien como el resto de testigos ha apoyado la versión plasmada en la denuncia.

"Lo que han hecho los testigos es apoyar la versión de la menor, evidentemente. Con matices, contradicciones y algunas lagunas. Pero han ratificado la versión de la menor", ha comentado Álvarez.

Tanto este letrado como Olga Delcura y Olga Navarro, representantes de los otros dos encausados, han incidido en la existencia de numerosas contradicciones que tendrán que clarificarse, han subrayado, con la realización de nuevas pruebas.

En este sentido, Álvarez ha mostrado su extrañeza porque la chica haya realizado vida normal desde que sucedieron los presuntos hechos hasta que se presentó la denuncia y solo entonces ha comenzado a tener problemas.

"Antes acudió al colegio, realizó exámenes, incluso acudió al campo de fútbol en el Puente de la Constitución sin ningún temor a encontrarse con los chicos ni a que tuviese algún tipo de encontronazo con ellos o la pudieran coaccionar o cualquier cosa", ha subrayado el abogado.

La juez debe decidir si declara el otro chico

Respecto al hecho de que la denunciante compartiera el vídeo musical grabado el mismo día de la supuesta agresión a las 22:45 horas, cuando los hechos denunciados tuvieron lugar al parecer antes de las 21:00 horas, tanto Calvo como Álvarez le han quitado importancia.

El abogado de la asociación Clara Campoamor ha insistido en que es consecuencia de "la propia inmadurez" de la supuesta víctima.

El próximo martes día 9 prosigue la ronda de declaraciones relacionadas con este caso, aunque será en la sede de la Audiencia Provincial de Burgos al tratarse de las hermanas pequeñas de la denunciante, en aras de proteger su intimidad.

Las hermanas de la menor también declararán en los próximos días, así como el cuarto chico presente en la casa si la juez atiende su petición para declarar voluntariamente.

Los tres denunciados permanecen en prisión provisional, dos en la cárcel provincial de Burgos y uno en la de Valladolid, mientras que se encuentran pendiente de resolución los recursos planteados por sus abogados en reclamación de libertad.

Noticias

anterior siguiente