Enlaces accesibilidad

El Tribunal de Cuentas aclara que Artur Mas no tendrá que pagar aún la fianza por el 9-N

  • Artur Mas: la fianza les deja "simplemente sin ahorros y sin nada"
  • Asegura que la fianza es "una amenaza" para "asustar a todo el mundo

Por
El expresidente catalán Artur Mas, en el pleno del Parlamento de este 6 de septiembre
El expresidente catalán Artur Mas, en el pleno del Parlamento de este 6 de septiembre AFP PHOTO / LLUIS GENE

El Tribunal de Cuentas ha difundido este miércoles una nota aclaratoria en la que explica que el expresidente catalán Artur Mas y el resto de exaltos cargos de la Generalitat imputados por la consulta del 9N no tendrán que pagar aún la fianza de 5,12 millones que les exige por el gasto público generado.

El Tribunal hizo público el monto de la fianza y citó a los implicados para el 25 de septiembre. Las citaciones, ha explicado el Tribunal, tienen por objeto que "dichos cargos y funcionarios puedan tener vista de la documentación existente en la instrucción y realizar alegaciones para la tutela efectiva de sus derechos de defensa hasta el 25 de septiembre, en que está previsto el levantamiento del acta de liquidación provisional".

En el caso de que el acta de liquidación provisional sea positiva, "y una vez finalizada la instrucción y analizadas las alegaciones presentadas, es cuando se exigirá el depósito y afianzamiento de los daños perjudicados al erario público".

Mas: la fianza les deja "sin nada"

Antes de conocerse esta aclaración del Tribunal, el expresidente de la Generalitat ha asegurado que la fianza les deja a él y al resto de implicados "simplemente sin ahorros y sin nada".

En declaraciones a la cadena de radio Rac1, recogidas por Efe, Mas ha dicho que la citación es "una amenaza" y que el objetivo es "asustar a todo el mundo en este momento", cuando el gobierno catalán tiene previsto celebrar un referéndum de independencia el día 1 de octubre.

Mas ha asegurado que la decisión del Tribunal de Cuentas "tendrá una respuesta positiva y contundente por parte de las instituciones y el pueblo catalán".

Reacciones del resto de altos cargos

Artur Mas fue condenado el pasado mes de marzo por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) a dos años de inhabilitación especial por desobediencia al haber mantenido la convocatoria del 9N pese a la suspensión del Tribunal Constitucional.

El TSJC también condenó a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la exconsejera de Educación Irene Rigau a un año y nueve meses de inhabilitación y un año y seis meses de inhabilitación respectivamente. Mientras, el Tribunal Supremo condenó al exconseller de Presidencia Francesc Homs a un año y un mes de inhabilitación por desobediencia.

Ortega ha afirmado estar "cabreada" pero "no sorprendida" por la resolución del Tribunal de Cuentas, que "ha tenido una celeridad excepcional" porque "había prisa para tenerla antes del 1 de octubre", y ha añadido que "el 9N se hicieron bien las cosas".

La exconsellera Rigau ha admitido por su parte que la resolución "tiene toda la coherencia política y administrativa" pero que "se están mezclando cosas", y ha explicado que si esta fianza "te coge jubilada, quedas muy malparada", tras lo que ha dicho que "habrá que ver el día 25 cuál es la cantidad final y el reparto solidario que se hace".

Por su parte, el exconseller Homs se ha mostrado conforme con las declaraciones de sus excompañeros en el Govern y ha criticado los que "visten de legalidad, como hacía Franco" la fianza, que ha calificado de "abuso de poder"

Noticias

anterior siguiente