Enlaces accesibilidad

Montoro asegura que Cataluña no destina dinero público al referéndum y que los servicios públicos no peligran

  • Afirma que la Generalitat certifica semanalmente que no se destina dinero al 1-O
  • Asegura que tampoco está en peligro el pago a proveedores en Cataluña

Por
Montoro asegura que Cataluña no destina dinero público al referéndum

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado este jueves, que la Generalitat no ha gastado recurso público alguno, hasta ahora, para la organización del referéndum del 1 de octubre, según lo certifican cada semana las comunicaciones que recibe desde sus máximos representantes. También ha garantizado que "los servicios públicos en Cataluña no están en peligro".

Así lo ha asegurado en la Comisión de Hacienda y Función Pública del Congreso de los Diputados, donde ha acudido para explicar, a petición de Unidos Podemos y ERC, las medidas de control de las cuentas de la Generalitat de Cataluña para evitar que se destinen recursos al referéndum, y una eventual suspensión del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a la región.

Según el responsable de Hacienda, la Generalitat está cumpliendo puntualmente con la obligación que se le impuso en julio de enviar semanalmente a Hacienda certificaciones de que no se paga ni con fondos presupuestarios ni extrapresupuestarios nada relativo al referéndum, firmadas por varios consejeros y por el propio vicepresidente, "que da fé" por todos los departamentos, entidades autónomas, entidades del sector público, de la Dirección General de Presupuestos, de la del Tesoro y de la Intervención General.

"Los mismos que promueven el referéndum certifican semanalmente que no se hace uso presupuestario alguno para llevar a cabo el referéndum. Los mismos", ha apuntado Montoro, que ha calificado la situación de paradójica: una institución promueve una iniciativa "sin elementos de presupuesto".

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado este jueves, que la Generalitat no ha gastado recurso público alguno, hasta ahora, para la organización del referéndum del 1 de octubre, según lo certifican cada semana las comunicaciones que recibe desde sus máximos representantes. También ha garantizado que "los servicios públicos en Cataluña no están en peligro".

Al respecto, el portavoz del PDCaT en la Comisión, Antoni Postius, ha respondido al ministro que si no se ha dedicado dinero al referéndum es porque faltaban las leyes correspondientes, y ha avanzado que la semana próxima se aprobarán la ley de referéndum y la de transitoriedad jurídica.

Si se desvía dinero al referéndum, el Gobierno tomará medidas

También ha dejado claro que la Generalitat cumple el plan de ajuste pactado con el Ministerio de Hacienda para asegurar la estabilidad presupuestaria (que también tienen otras comunidades autónomas). Cualquier "desviación" para la consulta, ha advertido, llevaría a tomar medidas coercitivas previstas en la Ley de Estabilidad.

Por ello, el ministro ha justificado la necesidad de tomar medidas para vigilar el gasto de la Generalitat desde que está tomando decisiones que pueden perjudicar "irreversiblemente" el crecimiento económico.

En este sentido, Montoro ha subrayado que el objetivo del Gobierno es evitar que el dinero que deben financiar los servicios públicos se desvíe a partidas declaradas ilegales por el Tribunal Constitucional, como el referéndum de Cataluña.

"Si no vigilamos que el dinero vaya a cubrir las necesidades de los catalanes y evitamos que vaya a gastos relacionados con la independencia, los que sufrirán las consecuencias serán los trabajadores, los desempleados, los pensionistas, los usuarios de la educación y de la sanidad pública, los funcionarios, el tejido productivo y el conjunto de la sociedad catalana", ha advertido Montoro.

No están en peligro los servicios públicos

Por otra parte, el ministro ha rechazado que los controles pongan en riesgo los servicios públicos sino al contrario, garantizan su funcionamiento porque se asegura que van a ser pagados y que no se pone en riesgo la sostenibilidad financiera.

De hecho, Montoro ha asegurado que "los servicios públicos en Cataluña no están en peligro", ni tampoco está en peligro el pago de la factura de los proveedores de los servicios públicos.

El ministro ha reiterado que el Estado es "garante de que todos los ciudadanos tenga acceso" a los servicios públicos y que éstos "se puedan prestar porque hay financiación y porque no se ponen en peligro por determinadas decisiones políticas de un Gobierno autonómico". Y ha rechazado que las medidas que se han establecido para controlar las cuentas de la Generalitat sean una "agresión" a los servicios públicos.

"Es todo lo contrario, lo que pretendemos es garantizar que los servicios públicos funciones correctamente en Cataluña y que no se pone en riesgo el equilibrio presupuestario y la sostenibilidad financiera", ha explicado. "¿A alguien le duele el control? Si es así, es porque piensa hacer algo ilegal", ha ironizado el ministro.

Cataluña, "la más beneficiada"

Según Montoro, Cataluña es la comunidad más beneficiada, la que más dinero ha recibido, la que más ha ahorrado en intereses y más crecimiento ha tenido.

El ministro ha repasado las grandes cifras de los instrumentos de financiación del Estado a los que se ha acogido la Generalitat de Cataluña desde que se pusieron en marca en 2012: 69.000 millones de euros en total, la comunidad que más dinero ha recibido, incluidos los fondos a proveedores de entidades locales catalanas.

De esa cifra, más de 20.000 millones han ido directamente a proveedores. En total, se han pagado 1,6 millones de facturas y, según Montoro, la comunidad se ha ahorrado 9.979,88 millones de euros en intereses ya, ahorro que a lo largo de la vida de estos préstamos alcanzará los 19.148,7 millones, "una cifra importantísima".

Noticias

anterior siguiente