Enlaces accesibilidad

El Govern desoirá al Constitucional si anula la ley del referéndum "con todas las consecuencias"

  • Su portavoz dice que solo se obedecerá "el mandato" del Parlament
  • Puigdemont ve "indispensable" que una Cataluña independiente tenga ejército
  • El Gobierno mantiene activos los mecanismos para dar una respuesta jurídica

Por
El conseller de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull.
El conseller de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull. EFE

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha advertido este martes de que el Govern de la Generalitat desoirá al Tribunal Constitucional (TC) si anula la Ley del Referéndum y solo "obedecerá el mandato" del Parlamento catalán, "con todas las consecuencias" que pueda acarrear.

Junts pel Sí y la CUP aprobarán antes de la eventual consulta del 1 de octubre tanto la Ley del Referéndum -que pretende dar amparo a dicha consulta- como la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República, la principal de las llamadas "leyes de desconexión" con el Estado, prevista para, en caso de que ganara el 'sí' a la independencia, crear un marco legal alternativo al español.

Preguntado sobre si el Govern desobedecerá o desoirá al TC si suspende la futura Ley del Referéndum, Turull ha dejado claro: "Les puedo asegurar que el Govern será absolutamente leal al mandato que salga del Parlament. Obedeceremos al Parlament, con todas las consecuencias. El mandato de los ciudadanos y del Parlament es lo que obedeceremos, porque eso es la democracia".

Forn dice que el independentismo es una vía de "subsistencia" para Cataluña

Por su parte, el consejero del Interior de Cataluña, Joaquim Forn, ha dicho este martes que el independentismo es una vía de "subsistencia" para los catalanes porque se ven "amenazados" y ha afirmado que el referéndum del 1-O se celebrará "con total legalidad".

En una entrevista en la Cadena SER, Forn ha destacado que las leyes que están tramitando "son de integración" por lo que "nadie tiene que abandonar si no quiere", refiriéndose así a los funcionarios de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña. Esta decisión se extendería al resto de funcionarios, porque la ley lo contempla "no sólo para los funcionarios policías sino para otro tipo de funcionarios", ha agregado.

Preguntado por quién se siente amenazado, ha ironizado aludiendo a "¿las cloacas de Interior, las cloacas del Estado, las cloacas contra algunas opciones políticas?". "Se están persiguiendo determinadas opciones políticas y para algunos es una cuestión de subsistencia", ha asegurado.

Por otro lado, Joaquim Forn ha aclarado que, respecto a la doble nacionalidad- española y catalana- que se contempla en el proyecto de ley de transitoriedad que está en proceso de ser tramitada, el no mantendría su nacionalidad española.

Así, ha recordado que "hay mucha gente que se siente catalana, pero mucha gente que se siente catalana y española", y que para ambos habría una opción válida tras una supuesta victoria del 'sí' en el referéndum del 1 de octubre.

Mientras, la CUP ha presionado este martes al Govern para que apruebe la próxima semana las leyes de ruptura con el Estado y ve insuficiente que se aprueben antes del referéndum soberanista. La diputada de la CUP Mireia Boya ha pedido al Govern que sea "transparente", que explique las dificultades que esté encontrando para convocar la consulta y que aparque la "estrategia de las astucias" y apueste por la "autodeterminación".

La CUP presiona al Govern para que apruebe las leyes de ruptura la próxima semana

Puigdemont ve "indispensable" que una Cataluña independiente tenga ejército

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, preguntado este martes por los ciudadanos a través de Facebbok Live sobre una eventual independencia, ha asegurado que ve "absolutamente indispensable" que una Cataluña independiente tenga ejército, una política de Defensa "moderna" e inteligencia militar, especialmente ante la "grave amenaza" del terrorismo yihadista.

El presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont ve "indispensable" que una Cataluña independiente cuente con ejército y una política de defensa moderna ante amenazas globales como el terrorismo. Mientras, en relación con la ley de Transitoriedad, la CUP considera insuficiente que se apruebe antes del referéndum del 1 de octubre, según el compromiso del Govern, y ha instado al Ejecutivo catalán a que apruebe las leyes de ruptura la próxima semana. El PSOE cree que si finalmente hay referéndum habría que "retirar" las urnas.

En relación al referéndum y su futuro político como presidente de la Generalitat, Puigdemont ha concretado que, en caso de que el 'sí' se impusiese, él permanecería en el cargo seis meses más, hasta la convocatoria de unas elecciones constituyentes a las que ya no optaría.

Según la Ley de Transitoriedad que Junts pel Sí y la CUP presentaron en el Parlament, tras la victoria del 'sí' se abriría un proceso constituyente con tres fases sucesivas: una primera, de proceso participativo; una segunda, seis meses después, de elecciones constituyentes y elaboración de una propuesta de Constitución por parte de una Asamblea Constituyente; y una tercera, de ratificación de la eventual constitución mediante un referéndum.

El Gobierno mantiene activos los mecanismos para responder

Mientras, el Gobierno mantiene activada a la Comisión de Secretarios y Subsecretarios de Estado, que preside la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante los distintos pasos jurídicos que haya que dar en los próximos días para responder al desafío soberanista catalán.

Fuentes del Ejecutivo han destacado a Efe que éste órgano de coordinación del Estado, que se ha reunido este martes bajo la presidencia de Sáenz de Santamaría, está activado para responder a la posible tramitación de las leyes del Referéndum y de Transitoriedad Jurídica catalanas.

El Ejecutivo, han indicado las fuentes, actuará ante cualquiera de las dos posibles vías que se prevén para la tramitación y aprobación de las leyes: que las leyes sean admitidas a trámite en una próxima reunión de la Mesa del Parlament, la aprobación mediante un decreto ley del Govern de la Generalitat o que el pleno del Parlamento catalán invoque el artículo 81.3 del reglamento para introducir las dos normas como un nuevo punto del orden del día a última hora.

Noticias

anterior siguiente