Enlaces accesibilidad

Un eurodiputado polaco defiende la brecha salarial porque "las mujeres son menos inteligentes"

  • El Parlamento Europeo le ha abierto un expediente y estudia la sanción
  • Las declaraciones provocaron un rifirrafe con la eurodiputada Iratxe García
  • Janusz Korwin-Mikke es conocido por sus sus declaraciones extremistas

Por
Un eurodiputado polaco: "Las mujeres deben ganar menos porque son más débiles y menos inteligentes"

El Parlamento Europeo ha abierto una investigación contra el polémico diputado polaco Janusz Korwin-Mikke por los comentarios sexistas que pronunció este miércoles ante el pleno de la Eurocámara. Korwin-Mikke defendió la brecha salarial entre hombres y mujeres, justificada, según él, por la "inferioridad" femenina. El comentario, que motivó un rifirrafe con la parlamentaria socialista española Iratxe García, podría costarle desde una "reprimenda hasta una multa y una suspensión temporal".

"¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto, las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes", dijo el euroescéptico Korwin-Mikke, que no está adscrito a ningún partido político.

"Sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones con usted. Yo aquí vengo para defender a las mujeres europeas de hombres como usted", le respondió Iratxe García.

La Eurocámara estudia si debe ser sancionado

El presidente de la institución, Antonio Tajani, ha decidido abrir la citada investigación en virtud de los artículos 11 y 166 del reglamento de la Eurocámara, que exigen, so pena de sanción, que la conducta de los diputados europeos se base en el "respeto mutuo" y que estos no recurran a "lenguaje o comportamientos difamatorios, racistas o xenófobos en los debates parlamentarios".

El líder de los Socialistas y Demócratas (S&D) en el Parlamento Europeo, Gianni Pittella, ha reclamado una sanción ejemplar contra el eurodiputado polaco. "No podemos permitir que ciertas declaraciones vergonzosas contra principios fundamentales sobre los que se sustenta la Unión Europea se toleren en la casa de los europeos", ha criticado Pittella.

No solo ha insultado a las mujeres, sino a la inteligencia humana

Si la investigación termina en castigo, sería la segunda vez que Korwin-Mikke, de 74 años, resulte sancionado por la Eurocámara. En 2015 fue obligado a pagar una multa de 3.060 euros y se le privó durante diez días de toda actividad parlamentaria, junto al eurodiputado italiano de la ultraderechista Liga Norte Gianluca Buonanno, por efectuar el saludo nazi en una intervención parlamentaria.

Antes, el ultra polaco ya había llamado la atención por expresiones tales como referirse a los inmigrantes como "basura humana".

"La libertad de expresión tiene límites"

Iratxe García, agradecida por el apoyo recibido, ha subrayado que las palabras de Korwin-Mikke "son un reflejo de una pequeña parte" de la sociedad.

"No podemos generalizar y pensar que en Europa campan a sus anchas este tipo de pensamientos, que son minoritarios, pero existir existen, y es síntoma de que no hemos acertado en algunos momentos con determinadas políticas europeas; esto debe hacernos entender que la Europa de los valores es más necesaria que nunca", ha señalado.

Según García, este "es un discurso que uno podría esperarse escuchar en el siglo XVIII pero no en el siglo XXI". "Podría aludirse a la libertad de expresión, pero la libertad de expresión tiene límites que están en el respeto de los derechos humanos", ha argumentado.

García ha dicho que estas declaraciones pueden "llamar mucho la atención en España", donde los partidos de extrema derecha "no tienen representación institucional y no estamos acostumbrados a escucharlos en una cámara de representantes".

Estos diputados antieuropeístas no creen en los valores que nosotros defendemos

"Esta es la contradicción de la propia democracia, que puede estar representado hasta quien no cree en el proyecto, y es lo que ocurre aquí; estos diputados antieuropeístas no creen en los valores que nosotros defendemos, pero tienen voz para poderlo decir. Yo acepto que tengan voz, pero dentro de unos límites", ha añadido. Y ha reconocido:

"Tuve que controlarme (...) "No solo ha insultado a las mujeres, sino a la inteligencia humana".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha reprobado unas declaraciones que ve "intolerables". "Me dejan boquiabierto", ha reconocido.

Una brecha que se mantiene

El principio de la igualdad de retribución entre hombres y mujeres para un mismo trabajo está consagrado en los Tratados desde 1957, y actualmente queda contemplado en el artículo 157 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Además, existe abundante material legal en el acervo comunitario, desde sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por discriminación de género hasta una comunicación de la Comisión Europea de 2015 que sitúa la igualdad efectiva entre hombres y mujeres como uno de los pilares de la estrategia europea para el período 2016-2019.

No obstante, la comisaria europea responsable de la Igualdad de Género, la checa Vera Jourová, reconoció el año pasado ante la Eurocámara el Día de la Mujer que alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea llevará 70 años.

"La igualdad es uno de los valores fundamentales de la UE y es una obligación jurídica", dijo la comisaria Jourová, que reconoció que "todavía hay desigualdades que persisten" como que "cada hora de trabajo es un 16 % mayor en salario en el hombre que en la mujer, teniendo además esta que dedicar más tiempo al hogar y a los hijos que los hombres". 

Según los datos publicados este jueves por la oficina estadística europea, Eurostat, las mujeres se han visto más afectadas que los hombres por el desempleo en el arranque del año, tanto en los países de la eurozona como en el conjunto de la Unión Europea.

La tasa de desempleo se mantuvo globalmente en el 9,6 % en enero en la eurozona y bajó una décima en el conjunto de la UE, situándose en el 8,1 %, en ambos casos por debajo del paro femenino, que fue del 10 % en los Diecinueve y del 8,4 % en los Veintiocho.

España es junto con Grecia uno de los países donde la diferencia de parados entre hombres y mujeres es más elevada, con más de tres puntos porcentuales (16,8 % frente a 19,9 %). También es importante la brecha en la República Checa (4,1 % frente a 2,8 %) e Italia (13,3 % frente a 10,9 %).

Por el contrario, el paro afectó más a los hombres que a las mujeres en Letonia (11,4 % frente a 8 %); Lituania (9,6 % frente a 6,7 %); Finlandia (8,8 % frente a 8,6 %); Suecia (7,2 % frente a 6,5 %) y Francia (10,1 % frente a 9,9 %).

Noticias

anterior siguiente
-->