Enlaces accesibilidad

Prisión sin fianza para el yerno de la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala por el crimen

  • Un juez de Alicante le considera presunto asesino de su suegra
  • El acusado ha mantenido su inocencia en el interrogatorio
  • La mujer fue hallada muerta con dos tiros en la cabeza en un concesionario

Por
Miguel López, el yerno de la viuda del expresidente de la CAM, Vicente Sala, durante su detención el pasado miércoles.
Miguel López, el yerno de la viuda del expresidente de la CAM, Vicente Sala, durante su detención el pasado miércoles. EFE jcc

Un juez de Alicante ha decretado el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Miguel López al considerarle el presunto asesino de su suegra y viuda del expresidente de la extinta Caja Mediterráneo (CAM) Vicente Sala, según han confirmado fuentes jurídicas.

El sospechoso, marido de la hija pequeña de la fallecida (María del Carmen Martínez, de 72 años), ha mantenido su inocencia en el interrogatorio ante el titular del juzgado de Instrucción número 7, José Luis Lafuente, que se ha prolongado durante tres horas y media y donde ha estado acompañado por su abogado.

López fue detenido el pasado miércoles por la mañana a la salida de su domicilio como presunto autor de los dos disparos que causaron la muerte de su suegra en el concesionario que el propio arrestado regenta en Alicante, hecho ocurrido el pasado 9 de diciembre.

Alega que la muerte de su suegra no le beneficia

Miguel López  ha alegado ante el juez que la muerte no le reporta ningún beneficio económico, según fuentes jurídicas presentes en la declaración, que han añadido que López ha respondido a todas las preguntas y, con una actitud tranquila.

El sospechoso, que ha ingresado en prisión provisional y sin fianza por orden del magistrado de Alicante José Luis Lafuente, ha mantenido, además, que nunca estuvo solo en los momentos en los que la víctima recibió los dos balazos a quemarropa que acabaron con su vida, sobre las 19 horas del pasado 9 de diciembre, en el concesionario de coches de Alicante que él mismo regenta.

Según su versión, el hecho de haber estado acompañado siempre por otras personas en esos precisos instantes le otorgan una coartada, aunque la Policía Nacional ha encontrado contradicciones respecto a lo declarado por varios testigos, según las fuentes consultadas.

Contradicciones en su coartada

Esas contradicciones se centran tanto en las actitudes que López mantuvo la misma tarde del crimen como en las referencias temporales que él ha proporcionado a los investigadores sobre sus movimientos.

Así, el sumario refleja, por ejemplo, que la hora a la que el investigado dice haber llegado esa tarde a su domicilio no cuadra con otros testimonios recabados en el curso de las pesquisas.

"Está claro que en algunas cosas ha mentido", han apuntado las fuentes consultadas por Efe sobre el marido de la hija pequeña de la víctima, que admiten no obstante la carencia de pruebas concluyentes sobre la autoría del asesinato.

De hecho, los agentes no han hallado en el escenario del crimen restos biológicos que le incriminen y el 'pinchazo' de su teléfono móvil tampoco ha aportado conversaciones que apunten a su culpabilidad.

En todo caso, la Policía mantiene como principal línea de investigación que habría resuelto matar a su suegra para impedir que ésta llevara a cabo ciertos cambios en la titularidad de las empresas familiares en favor de su único hijo varón, Vicente Sala, y en detrimento de sus otras tres hijas.

El encausado ha reconocido que cobraba un sueldo como gerente del concesionario Novocar inferior al que suele darse para un puesto de sus características en el sector y ha agregado que estaba en vía de paliar las pérdidas que había sufrido el negocio durante su gestión.

Malas relaciones con su suegra

Preguntado por la relación que mantenía con su suegra, ha llegado a responder que prefería "no tratarla", algo que coincide con las malas relaciones existentes en el seno de la familia que los investigadores han podido constatar.

Durante el interrogatorio, López ha negado que fuera él quien aparcara el todoterreno que debía recoger la víctima la tarde en que fue asesinada en el lavadero del concesionario, un lugar desprovisto de cámaras de videovigilancia, como sostienen los agentes.

La Policía Nacional ha llegado a la conclusión que solo él pudo haber asesinado a la viuda de Sala tras citar como indicios incriminatorios que tenía licencia de armas para practicar el tiro olímpico y conocimientos sobre cómo modificar balas e incorporar un silenciador a la pistola.

El sumario, según otras fuentes próximas al caso, llega a mencionar que esas aptitudes podrían proceder tanto de los requisitos que se exigen a cualquier persona para obtener un permiso de este tipo como del hecho de que su padre fuera maestro tornero.

La comparecencia celebrada en los juzgados alicantinos ha contado con la presencia de un abogado de la acusación particular en representación del hijo varón de la víctima y del teniente fiscal de la Audiencia de Alicante, José Llor, quien se ha mostrado especialmente incisivo en sus preguntas.

Las otras tres hijas de Martínez también están personadas en la causa como acusación particular pero habían designado para este menester a un abogado de Murcia, José Antonio García, que ha renunciado a dicho cometido para ejercer la defensa del arrestado, según las fuentes consultadas.

Este letrado ha calificado de "disparate" que López haya ingresado en prisión y ha anunciado que recurrirá "inmediatamente" porque cree que no hay "ninguna prueba" contra su cliente.

Al término de la comparecencia, el arrestado ha sido conducido de nuevo por agentes de la Policía Nacional a los calabozos de los juzgados de Alicante.

La declaración judicial de López, con gran seguimiento de los medios de comunicación, se ha producido horas después de que el juez Lafuente decretara el levantamiento del secreto de sumario.

Noticias

anterior siguiente