Enlaces accesibilidad
Crisis de refugiados

La cifra de migrantes menores no acompañados que cruzan el Mediterráneo se duplicó en 2016

  • Más de 25.800 menores no acompañados llegaron a Italia en 2016
  • "La crisis de refugiados es una crisis de niños", dice la portavoz de Unicef

Por
Niños refugiados hablan en el barracón donde viven en el campamento de refugiados de Malakasa, a 60 kilómetros de Atenas, Grecia
Niños refugiados hablan en el barracón donde viven en el campamento de refugiados de Malakasa, a 60 kilómetros de Atenas, Grecia EFE/Orestis Panagiotou

Más de 25.800 menores no acompañados llegaron a las costas de Italia tras atravesar el Mediterráneo en 2016, el doble que en 2015, según ha denunciado este viernes Unicef. La mayoría de estos niños provenían de sólo cuatro países: Eritrea, Egipto, Gambia y Nigeria.

"Estos números no tienen precedente y muestran que la crisis de refugiados e inmigrantes en Europa es una crisis de niños", ha afirmado en rueda de prensa la portavoz de Unicef Sarah Crowe.

"Estas cifras indican la tendencia alarmante al aumento del número de niños altamente vulnerables que arriesgan sus vidas para llegar a Europa", ha explicado por su parte Lucio Melandri, jefe de Emergencias de Unicef, en declaraciones recogidas por Servimedia.

"Los sistemas actuales no están protegiendo a estos niños, que se encuentran solos en un ambiente totalmente desconocido - ha añadido Melandri - Precisamente porque están en movimiento, es necesaria una respuesta europea coordinada para mantenerlos a salvo".

Víctimas de abusos

Si bien la mayoría de los menores migrantes no acompañados tenía entre 15 y 17 años, también había niños y niñas más pequeños. Todos corren el riesgo de ser víctimas de explotación y abusos sexuales, incluida la prostitución. Así lo han confirmado varias niñas entrevistadas por Unicef en Palermo, Italia, que dijeron haber sido obligadas a prostituirse en Libia para pagar el viaje.

La ruta del Mediterráneo central, desde el norte de Africa a Italia, es la que registra un mayor número de menores no acompañados. En comparación, sólo el 17% de los niños refugiados y migrantes que llegaron a Grecia por mar en 2016 lo hicieron solos.

"Es obvio que tenemos un problema serio y creciente en nuestras manos", ha advertido Melandri. "Aparte de abordar los factores que están forzando a los niños a partir solos de sus hogares, es necesario desarrollar un sistema integral de protección y seguimiento para protegerlos", ha añadido.

Noticias

anterior siguiente