Enlaces accesibilidad

Ocho meses de prisión para un camionero que multiplicaba por once la tasa de alcohol

  • La pena queda suspendida si no vuelve a delinquir en los próximos dos años
  • También se le retira el permiso de conducir durante dos años
  • Dio 1,66 mg/l cuando el límite para conductores profesionales es de 0,15 mg/l

Por
La tasa máxima de alcoholemia permitida para conductores profesionales es de 0,15 mg/l.
La tasa máxima de alcoholemia permitida para conductores profesionales es de 0,15 mg/l. RTVE.es

El juzgado de Instrucción número 4 de Reus ha celebrado un juicio rápido para el conductor de camión detenido en Mont-roig del Camp que superaba en más de once veces la tasa de alcoholemia permitida y le ha condenado a ocho meses de prisión, pena suspendida si no vuelve a delinquir en los próximos dos años.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juicio acabó con una conformidad y el acusado ha sido condenado por dos delitos de conducción temeraria y conducción bajo los efectos del alcohol a una pena total de ocho meses de prisión y retirada del permiso de conducir durante dos años (la condena para cada delito era de cuatro meses de prisión y retirada durante doce meses del carné de conducir). No obstante, el ingreso en prisión ha quedado suspendido con la condición de que no vuelva a delinquir en un periodo de dos años.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a un camionero en Mont-roig del Camp que superaba más de once veces la tasa máxima de alcoholemia permitida, pues dio 1,66 mg/l cuando el límite para conductores profesionales es de 0,15 mg/l.

Circulando en zigzag a 25 km/h

Los hechos sucedieron la noche del martes al miércoles en la autovía A-7, cuando varios usuarios que circulaban en sentido sur avisaron de que un camión circulaba muy lentamente y haciendo zigzag. Rápidamente, una patrulla de tráfico se apostó en esa vía y vio cómo un camión circulaba en sentido sur a una velocidad de 25 km/h y cruzaba constantemente los dos carriles de circulación.

Detrás del camión había una retención importante de vehículos que circulaban con las luces de emergencia y que no podían adelantarlo con seguridad. Los agentes se hicieron cargo de la situación y pudieron guiar al camión hasta la salida de la autovía A-7 en Mont-roig del Camp, y una vez detenido el vehículo los agentes hicieron salir al conductor, quien mostraba síntomas claros de ir bebido.

Noticias

anterior siguiente