Enlaces accesibilidad

El G7 adopta un plan de acción para combatir el terrorismo y alerta del riesgo del 'brexit'

  • Se comprometen a aplicar el Acuerdo de París contra el cambio climático
  • Los líderes instan a Corea del Norte a evitar acciones desestabilizadoras
  • En una declaración conjunta, urgen a Venezuela a resolver la crisis
  • Alertan de los riesgos que podría causar la salida del Reino Unido de la UE

Por
Angela Merkel saluda a Barack Obama durante la reunión de los líderes del G7 en Ise-Shima (Japón). EFE/MICHAEL KAPPELER

Los líderes del G7 han adoptado este viernes un plan de acción para combatir el terrorismo y el extremismo violento, que incluye un mayor intercambio de la información de los servicios de inteligencia y más cooperación en el área de seguridad fronteriza. Además, los mandatarios han querido alertar de los riesgos que podría causar la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En la declaración conjunta adoptada por los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido al término de la cumbre celebrada desde este jueves en Ise-Shima (Japón), también se comprometen a una "pronta" puesta en marcha del Acuerdo de París sobre cambio climático y a intentar conseguir su ratificación en todos los países firmantes en 2016.

Por otra parte, los mandatarios también han instado a Corea del Norte "no llevar a cabo más acciones provocadoras o desestabilizadoras" y han expresado su preocupación por la situación de los derechos humanos en el país asiático. Asimismo, han solicitado al Gobierno de Venezuela a resolver "urgentemente" la crisis económica y política que afecta al país.

Además, tras la cumbre, el Grupo de los Siete ha decidido impulsar estrategias económicas coordinadas "más dinámicas y equilibradas", que combinarán estímulos fiscales, políticas monetarias y reformas estructurales.

Cortar la financiación de los grupos terroristas

Para los líderes del G7, el terrorismo supone una "urgente amenaza para la seguridad global", por lo que han pedido que se lleven a cabo mayores esfuerzos y más coordinados. Por ejemplo, han señalado la necesidad de incrementar la seguridad del transporte aéreo y de cortar los canales de financiación de los grupos extremistas, una línea ya respaldada por los ministros de Finanzas del G7 en la reunión celebrada el pasado fin de semana en Sendai.

Además, han subrayado su rechazo a pagar rescates a organizaciones terroristas, lo que supone "una de sus principales vías de financiación" y "un incentivo para que continúen los incidentes de secuestros de ciudadanos".

Foto de familia de los líderes del G7 junto a otros líderes invitados a la Cumbre celebrada en Japón. AFP PHOTO / STEPHANE DE SAKUTIN

En la declaración conjunta, también han denunciado "las atrocidades y los abusos de los derechos humanos" por parte de Estado Islámico, Al Qaeda y otras organizaciones terroristas, que suponen "un serio desafío para la paz, la seguridad y los valores compartidos por la comunidad internacional".

El G7 se ha comprometido a trasladar todos estos principios de acción en medidas concretas y a hacer un seguimiento regular de sus políticas antiterroristas para mejorar la coordinación.

El riesgo del 'brexit'

Asimismo, los mandatarios han señalado que la eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea "revertiría la tendencia hacia un mayor comercio global", y supondría "riesgos para la creación de empleo y para el crecimiento", en alusión a la consulta sobre la permanencia en el club comunitario que este país celebra el próximo 23 de junio.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha explicado al término de la cumbre que aunque el 'brexit' no ha sido un tema abordado durante la reunión, todos los presentes quieren que el Reino Unido se quede la UE. Sin embargo, ha apuntado que la decisión final dependerá de los votantes británicos.

Noticias

anterior siguiente