Enlaces accesibilidad

Investigan a dos altos cargos de la Xunta de Galicia tras varias muertes por hepatitis C

  • La Fiscalía ve indicios de homicidio por "imprudencia profesional grave"
  • Seis personas murieron sin recibir tratamiento pese a cumplir los requisitos
  • La Xunta asegura que actuó siguiendo "criterios clínicos"
  • Feijóo ve un "disparate" relacionar los recortes con el retraso de los fármacos

Por
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núnez Feijóo, durante su intervención en un debate organizado por el diario El Mundo
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núnez Feijóo, durante su intervención en un debate organizado por el diario El Mundo EFE EFE/Fernando Alvarado

Dos altos cargos de la Xunta de Galicia han sido citados a declarar en calidad de investigados tras la denuncia presentada ante la Fiscalía por la asociación Batas Blancas, que atribuye varias muertes al retraso en la administración de los fármacos para combatir la Hepatitis C, según han informado fuentes judiciales a Efe y según había adelantado eldiario.es.

Por el momento, el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha citado a declarar en calidad de investigados -lo que anteriormente se conocía como imputados- a dos altos cargos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) -Servicio de Salud Gallego- por un presunto delito de prevaricación administrativa en relación con el retraso del suministro de fármacos a pacientes afectados de hepatitis C, algunos de los cuales habrían fallecido sin recibirlos.

En concreto, los citados a declarar para el 28 de abril son el actual gerente del área sanitaria de Vigo, Félix Rubial, entonces director de Asistencia Sanitaria y a la subdirectora de Farmacia de Galicia, Carolina González-Criado, según ha confirmado Europa Press.

Indicios de homicidio por "imprudencia profesional grave"

La Fiscalía aprecia indicios de delito de homicidio por imprudencia profesional grave, además del delito de prevaricación administrativa, ya que -estima- media docena de enfermos fallecieron mientras esperaban recibir el tratamiento.

De hecho, según ha adelantado 'eldiario.es' y han asegurado las fuentes consultadas por Europa Press, la Fiscalía les atribuye también un supuesto delito de "homicidio por imprudencia profesional grave" al retrasar la administración de los fármacos "por razones presupuestarias".

Según este medio digital, la denuncia de la Fiscalía incorpora historiales médicos de seis pacientes que no fueron tratados a tiempo y fallecieron, a pesar de cumplir los requisitos para acceder a la medicación.

Este caso procede de una denuncia presentada en marzo de 2015 por el colectivo Batas Blancas ante la Fiscalía, en la que se vinculaba la muerte de varios pacientes con hepatitis C con tratamiento reconocido a las "trabas burocráticas" impuestas por el Servicio Gallego de Salud (Sergas) para acceder a la medicación, informa Europa Press.

Tras recibir esta denuncia, la Fiscalía inició un proceso de investigación y practicó varias diligencias hasta que, el pasado 29 de diciembre, decidió denunciar el caso ante los juzgados de Santiago.

Primera causa penal sobre prescripción de medicamentos en España

Al quedar abiertas las diligencias, esta sería la primera causa penal que se abre en España contra una Administración pública -en este caso el Gobierno gallego- en relación a la prescripción de medicamentos para pacientes con hepatitis C, si bien las denuncias de afectados habían sido reiteradas.

En Galicia, la Plataforma gallega de Afectados por la Hepatitis C ha demandado "responsabilidades políticas y penales" al gobierno autonómico, con especial intensidad a Rocío Mosquera, quien estaba al frente del departamento de Sanidad en el punto álgido del conflicto, y que fue relevada al frente de la Consellería por Jesús Vázquez Almuiña.

La Xunta asegura que siguió "criterios clínicos"

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha tildado de "disparate" relacionar los recortes en la Sanidad Pública con el retraso del tratamiento de la hepatitis C. "Me parece un disparate poder relacionar una cosa con la otra", ha dicho durante un encuentro organizado por el diario El Mundo, al ser preguntado por el caso.

Feijóo ha destacado que su Gobierno invirtió 75 millones de euros en 2015 en los nuevos tratamientos y que el 99% de los enfermos que visitaron las comisión encargada de estudiar "si procede o no" suministrar dicho tratamiento, recibieron una respuesta positiva. En Galicia hay 3.000 enfermos de hepatitis C, ha recordado.

Según ha explicado, son los médicos los que deciden acerca de este tratamiento y, ha asegurado que la Xunta " va a seguir así", respetando el dictamen facultativo.

El conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, ha defendido asimismo que la Xunta siempre actuó en base a "criterios clínicos" y no presupuestarios a la hora de atender a pacientes afectados por hepatitis C. También ha avalado la labor de los cargos investigados por supuesto retraso en la prescripción de fármacos y ha apelado a esperar a que declaren.

En declaraciones a los medios, Almuiña ha defendido que Galicia fue "una de las autonomías que desde el primer momento puso en marcha el proyecto para atender a pacientes con hepatitis C, una grave enfermedad que lleva muchos años sin poder resolverse".

Almuiña, tras remarcar que su departamento ya facilitó "toda la documentación" a la Fiscalía "cuando esta se la pidió", en el marco de la investigación activada a raíz de la denuncia del colectivo Batas Blancas.

Noticias

anterior siguiente
-->