Enlaces accesibilidad
Juicio 'caso Nóos'

Urdangarin desvincula al rey Juan Carlos de los negocios de Nóos y a la infanta de la gestión de Aizoon

  • El exduque de Palma asegura que el rey no intercedió "en ningún momento"
  • Afirma que la infanta no conocía la contabilidad ni las finanzas de Aizoon
  • Niega que incluyera a su mujer en la empresa como "escudo fiscal"

Por
Iñaki Urdangarin desvincula al rey Juan Carlos de sus negocios en el instituto Nóos

El exduque de PalmaIñaki Urdangarin, ha desvinculado al rey Juan Carlos de los negocios del Instituto Nóos y a la infanta Cristina de la gestión de Aizoon, la empresa que compartía al 50% el matrimonio durante su tercer y último día de declaración ante el tribunal del caso Nóos. Urdangarin ha asegurado este jueves que el rey Juan Carlos no intercedió "en ningún momento" en sus negocios ni en los de su hija. Sobre su esposa ha asegurado que no ejercía "ninguna función" en Aizoon y que "no conocía absolutamente" nada de la gestión de Aizoon, ni tenía conocimiento de la contabilidad ni el estado financiero y era él el que se encargaba de la "economía familiar" a preguntas de la defensa de la infanta.

Urdangarin ha desvinculado al padre de la infanta de sus negocios y los de su esposa, juzgada como presunta cooperadora en dos delitos fiscales cometidos por su marido, al ser preguntado por un correo que revelaría que el monarca pudo ayudar a Urdangarin, a través de su esposa, a captar un nuevo equipo de vela para disputar la XXXIII Copa América.

El acusado en el caso que investiga el presunto desvío de seis millones de euros de fondos públicos, ha explicado que se trataba de un proyecto de vela del que fue informado don Juan Carlos "por su afición" a este deporte, motivo por el que en el email "proponía acciones para llevar a cabo en este campo".

En el mencionado correo, fechado en 2007, recogido por Europa Press, Urdangarin escribía a su exsocio, Diego Torres: "Tengo un mensaje de parte del rey y es que le ha comentado a Cristina, para que me lo diga, que le llamará Camps a Pedro para comentarle el tema de la base del 'Prada' y que en principio no habrá problema y que nos ayudarán a tenerla".

Ante la exhibición de otro correo electrónico que aludía a don Juan Carlos, Urdangarin ha confirmado que el monarca hizo un préstamo de 1,2 millones de euros a su hija para la compra de su vivienda en Barcelona, como recogía un informe de Hacienda remitido al juez José Castro durante la instrucción, un préstamo que el magistrado descartó investigar.

La tarjeta de crédito de la infanta estaba "bajo su custodia"

Precisamente, transcurridas casi dos horas desde el comienzo de la declaración, la presidenta del tribunal ha hecho una pausa y ha comprobado que un correo que tenía como destinatario al rey Juan Carlos, por el que preguntaba la abogada de Manos Limpias, no había sido admitido en la causa.

La letrada de la acusación popular se ha disculpado y ha explicado que fue el letrado del exsocio de Urdangarin, Diego Torres, quien le dijo que estaba admitido. El abogado de Torres, Manuel González Peeters, ha manifestado más tarde durante su intervención ante el tribunal sus disculpas por el "error".

En relación con la tarjeta de crédito de la sociedad que correspondía a la infanta, Urdangarin ha dicho que ella no la utilizaba y que estaba bajo su "custodia". Según el esposo de la infanta la tarjeta la utilizaban personas de su confianza como su secretaria, Julia Cuquerella, quien supone que "efectuó muchísimos gastos que debía hacer y luego decidir si eran imputables".

Sobre el papel de la infanta Cristina en Aizoon, Urdangarin ha dicho que "conocía vagamente" que él "prestaba servicios de consultoría”, en respuesta a preguntas de la abogada Virginia López Negrete que ejerce la acusación popular en el caso.

Con mi esposa, con cuatro hijos pequeños, intentábamos hablar de otras cosas

"En general, no hablábamos mucho de trabajo", ha asegurado Iñaki Urdangarin después ante el tribunal de la Audiencia de Palma."Con mi esposa, con cuatro hijos pequeños, intentábamos hablar de otras cosas que no fuera el trabajo", ha manifestado Urdangarin más tarde al ser interrogado sobre la posible intervención de la infanta en sus negocios en la decimocuarta sesión del juicio.

En línea con lo argumentado este miércoles ante el tribunal sobre la supervisión del exsecretario de las infantas Carlos García Revenga, el exduque de Palma ha insistido en que la actividad desarrollada por el Instituto Nóos "nunca" recibió "ningún reproche" por parte del secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, y ha asegurado que esta actividad era "totalmente transparente".

Las juntas no se celebraran "presencialmente"

Preguntado por la asistencia de la infanta a las juntas de Aizoon, Urdangarin ha respondido que estas no se celebraron presencialmente por lo que "nuestros asesores nos prepararon la documentación, yo la revisaba y la firmaba y luego la firmaba ella".

No obstante, en su declaración anterior Urdangarin había declarado que acudía a las juntas, a lo que el exduque ha aclarado que se refería a que "formalizaba el acto de la firma" puesto que, ella, como socia al 50% de la sociedad, "tenía que hacer la función de firmar", insistiendo en que las juntas "no se celebraron de manera física".

El exduque de Palma ha reconocido que la infanta conocía las reuniones que el Instituto Nóos tenía con el abogado del rey Juan Carlos, José Manuel Romero, según ha explicado Urdangarin, "puesto que era una persona que conocía" desde que se casaron y que estaba en su "entorno".

La firma del contrato de alquiler, "un error"

Además, ha atribuido a "un error" el hecho de que la infanta hubiera firmado "en uno de los lados" del contrato de alquiler de su vivienda de la calle Elisenda de Pinós de Barcelona como sede social de la empresa que compartían.

"Hay un error y se firmó en los dos lados cuando la infanta no tenía que haber firmado en uno de los lados", ha dicho Urdangarin cuando la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, le ha mostrado el contrato de alquiler con las firmas de ambos durante su interrogatorio.

Después ha insistido en que "no tenía ningún sentido" que ella como socia de la sociedad firmara en esa parte del documento" y ha supuesto que se les presentó a la firma y que "erróneamente" firmaron en los dos lados. 

Eran socios por una cuestión "de confianza"

Preguntado en concreto por los gastos que se imputaban a las cuentas de la sociedad que ambos compartían, Urdangarin ha afirmado que le presentaba los "justificantes" a su secretaria y ella decidía qué gastos eran "imputables" a Aizoon y cuáles "personales".

También ha explicado que el hecho de que la infanta tuviese un 50% de las acciones responde a un tema "personal, de confianza" para que su esposa conociese que empezaba una labor. "Qué mejor persona para que estuviese a mi lado que ella", ha sentenciado.

Ya por la tarde, a preguntas del abogado de la infanta, Pablo Molins, Urdangarin ha vuelto a insistir en desvincular completamente a su esposa de la gestión de Aizoon y ha asegurado que era él el que llevaba la economía familliar. Si figuraba como socia es porque, ha insistido, era una "ilusión" suya "compartir el proyecto de Aizoon" con ella.

El exduque de Palma ha negado que la incluyera en Aizoon para que fuera un "escudo fiscal" y ha subrayado que "ella no conocía absolutamente nada de la gestión interna de Aizoon".

El abogado le ha preguntado expresamente por la situación contable de la empresa los años 2007 y 2008, ejercicios en los que se habrían producido los dos delitos fiscales de los que está acusada la infanta. "No tenía conocimiento de la contabilidad ni el estado financiero. Nunca ha tenido información al respecto", señala. Al respecto, Urdangarin ha respondido que no informaba a su mujer de cómo se declaraban fiscalmente los gastos e ingresos de la empresa.

El exduque de Palma ha negado que él o su esposa hayan tenido cuentas en paraísos fiscales.

En otro orden de cosas, Urdangarin ha ratificado la declaración de la exconsejera delegada de la candidatura olímpica de Madrid 2016, Mercedes Coghen, en la que aseguró que el entonces alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, le propuso primero al exduque de Palma ocupar ese puesto.

A la declaración de Urdangarin, uno de los 17 acusados en este caso, seguirá la del asesor fiscal Salvador Trinxet y después está previsto que comparezca la infanta Cristina, por lo que Miquel Roca, uno de los abogados que la asiste, prevé trasladarse a Palma esta tarde.

Noticias

anterior siguiente