Enlaces accesibilidad

La OTAN califica de "escalada inquietante" los ataques de Rusia en Siria y avisa de que defenderá a Turquía

  • La situación en Siria domina la reunión de los ministros de Defensa de la Alianza
  • Rusia contesta que sus bombardeos también contribuyen a la seguridad turca
  • La tensión se extiende al Báltico, donde Reino Unido desplegará 100 militares más

Por
La OTAN asegura estar lista para defender a Turquía y critica las incursiones rusas en Siria

Los recelos de la OTAN ante la intervención de Rusia en Siria para bombardear objetivos yihadistas y apoyar al Gobierno de Bachar al Asad, han vuelto a aflorar en la reunión que han celebrado este jueves los ministros de Defensa de la Alianza, en la que su secretario general, Jens Stoltenberg, ha calificado de "escalada inquietante" las operaciones rusas.

La OTAN es capaz y está dispuesta a defender a todos sus aliados, incluido Turquía, contra todo tipo de amenaza

Stoltenberg ha instado de nuevo a Moscú a que deje de respaldar al régimen de Al Asad, al tiempo que avisaba de que la Alianza defenderá a todos sus miembros: "La OTAN es capaz y está dispuesta a defender a todos sus aliados, incluido Turquía, contra todo tipo de amenaza".

La organización tiene desplegadas en Turquía baterías de misiles Patriot (entre ellas, algunas españolas) para prevenir que el conflicto sirio desborde la frontera de un aliado clave desde el punto de vista estratégico, aunque ese despliegue está previsto que termine antes de que acabe el año.

Stoltenberg, en cualquier caso, ha subrayado que la Alianza Atlántica observa en Siria "una escalada inquietante de las actividades militares rusas" y ha mencionado específicamente "las violaciones recientes del espacio aéreo de la OTAN por aviones rusos", en referencia a la entrada de dos cazas rusos en el cielo turco durante las misiones realizadas sobre territorio sirio, que ha vuelto a calificar de "inaceptables".

Rusia defiende su actuación y sus lazos con Turquía

El secretario general he recordado los "retos" que afronta su organización, desde la crisis en Ucrania hasta las amenazas terroristas, por lo que ha afirmado que "la situación se complica aún más con las acciones militares rusas en Siria". Así, ha comentado que lo que está ocurriendo en la región "es, por supuesto, de importancia para la OTAN, porque vemos que Rusia está probando en Siria algunas de sus armas más modernas".

Casi al mismo tiempo que Stoltenberg hablaba en Bruselas, el portavoz del Kremlin Dimitri Peskov insistía que Rusia pretende mantener sus lazos de amistad con Turquía. "Nuestras actividades para apoyar la seguridad de Siria contribuyen a asegurar la estabilidad y la seguridad de la región en la fronera turca", ha argumentado.

Este jueves, el Ejército ruso ha detallado 27 bombardeos sobre "objetivos terroristas" en las provincias sirias de Raqqa, Homs y Hama, específicamente sobre arsenales y escondites subterráneos.

Según ha explicado el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado, los cazas Su-25 y Su-24 han bombardeado sobre todo "once sectores donde se encuentran los campos de entrenamiento de los combatientes del Estado Islámico en las provincias de Hama y Raqqa".

El cualquier caso, Stoltenberg ha insistido en reclamar a Moscú "iniciativas para alcanzar una solución política a la crisis". En este sentido, ha indicado que su inquietud es que los rusos "no atacan principalmente al Estado Islámico, sino a otros grupos opositores, por lo que apoyan al régimen.

Pido a Rusia que desempeñe un papel constructivo en la lucha contra el Estado Islámico

"Pido a Rusia que desempeñe un papel constructivo en la lucha contra el Estado Islámico. Las acciones rusas y el apoyo al régimen (sirio) no ayudan", ha subrayado.

Nuevo escenario de tensión en el Báltico

Los roces entre el bloque atlantista y Rusia no se limitan a esos escenarios, sino que este jueves se ha añadido un nuevo frente después de que el Ministerio de Defensa británico anunciara que el Reino Unido enviará a cien militares a Estonia, Letonia y Lituania para evitar eventuales "provocaciones y agresiones" ante las tensiones con Rusia.

Esa contribución a la misión de la OTAN "aumentará la capacidad de nuestros aliados regionales, mejorará la interoperabilidad de nuestras Fuerzas Armadas y mantendrá el liderazgo del Reino Unido en la zona", explica el Ministerio en un comunicado.

El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, ha dicho en Bruselas que el plan anunciado "reafirmará la seguridad de los aliados en el flanco este de la OTAN" y ha subrayado que su intención al sumar nuevas tropas a la misión internacional es asegurar una "presencia continuada" en la región del Báltico para "responder a posibles nuevas provocaciones y agresiones" por parte de Moscú.

En junio, cazas del Ejército británico, desplegados en la región desde 2014, despegaron para interceptar a dos aviones militares rusos que se acercaban al espacio aéreo del Báltico.

El anuncio británico ha tenido una inmediata respuesta por parte de Rusia, por boca del portavoz del Kremlin, quien ha señalado que ese incremento de las tropas británicas en la zona sería "lamentable", argumentado que equivaldría a que el Reino Unido usase una supuesta amenaza rusa para presionar en la expansión de la OTAN. En este sentido, Peskov ha dicho que Rusia actuaría para asegurar la "paridad" de fuerzas en la zona.

Noticias

anterior siguiente