Enlaces accesibilidad

Los gigantes, kilikis, zaldikos y cabezudos, parte imprescindible de San Fermín

  • La Comparsa de Gigantes y Cabezudos ameniza las mañanas de San Fermín
  • De las 25 figuras, los gigantes son las más antiguas, datan de 1850

Por
Visita al kiliki Caravinagre

Bailar con los gigantes, burlar a los cabezudos y correr para que los kilikis y los zaldikos (caballos) no puedan alcanzarte y golpearte con sus "vergas", es imprescindible si quieres vivir unas fiestas de San Fermín como Dios manda.

Hay que hacer un esfuerzo y levantarse prontito, para ver como cada uno de los 25 personajes que componen la Comparsa, salen de la estación de autobuses y se convierten en un habitual de los sanfermines. Sus figuras han protagonizado en muchas ocasiones los carteles de fiestas y este año no es una excepción con la pareja americana bailando en la plaza del Castillo.

La conocida como Comparsa de Gigantes y Cabezudos es una corte de reyes, precedida por su escolta de cabezudos, kilikis y zaldikos. Son 25 figuras de cartón piedra que cada mañana recorren el centro de la ciudad.

  • Los gigantes son las figuras más antiguas. Datan de 1850 y sobre el bailador alcanzan los 4,20 metros de altura con un peso que oscila entre los 59 y los 64 kilos. se componene de cuatro parejas formadas por un rey y una reina que representan a América, África, Europa y Asia, y bailan al son de la gaita y el tamboril.
  • Los kilikis son los más simpáticos y los niños pamploneses tienen verdadera debilidad por ellos. Representan al cortejo de ediles y su misión es asustar y divertir al pueblo. Son seis figuras,armadas con unas vergas de espuma, que golpean y persiguen cariñosamente a los más pequeños. Todos tienen nombre: Coletas, Patata, Barbas, Verrugas, Napoleón y Caravinagre.
  • Los zaldikos, que en euskera quiere decir "caballo", son seis figuras de cartón piedra llevados por mozos vestidos con un traje rojo y dorado. También portan vergas.
  • Los cabezudos preceden a los gigantes y son los personajes más serios de la comitiva. Llaman la atención por sus grandes cabezas y sus nombres son: Japonés, Japonesa, Concejal, Abuela y Alcalde. Las cinco figuras fueron compradas en 1890.

Estas 25 figuras son, junto a San Fermín, los personajes más queridos de las fiestas. Cada mañana la comitiva recorre el centro de la ciudad con un itinerario establecido de antemano. Ver bailar a los gigantes, portados por mozos, al ritmo de la música de gaiteros y 'txistularis' es uno de los espectáculos más bonitos de los Sanfermines.

Cada gigante es portado por un miembro de la comparsa. La última figura, la Reina Americana, siempre va acompañada por txistularis y no por gaiteros como el resto. Cuesta mucho bailar a los gigantes por su dimensión y peso, y para ellos expertos en la materia componen coreografías específicas.

La despedida de los gigantes

El día 14, a las 13h, es de las cosas más emocionantes que se pueden presenciar y es ya tradicional en Pamplona. Los niños son los protagonistas absolutos. A hombros de sus padres, tienen la ocasión de besar a sus personajes favoritos en la plaza consistorial.

Los expertos mozos que portan a cada uno de los gigantes, los inclinan de tal manera que los niños puedan acercarse a sus caras para despedirse de ellos, por lo menos hasta meses después, con ocasión de la celebración de "San Fermín Chiquito" ( el penúltimo fin de semana de septiembre).

Después de esta fecha, la comparsa sólo sale en la festividad de San Saturnino, copatrón de San Fermín en Pamplona, el 29 de noviembre.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos interviene, a veces, en algunos acontecimientos culturales. En octubre de 1965 visitó la ciudad de Nueva York con motivo de la feria internacional que aquél año se presentaba bajo el lema "La paz para la comprensión". Precisamente, en aquella ocasión no acudió la pareja de reyes que representan a América, por ser de raza negra. Los gigantes de Pamplona han estado también en la Expo 92 de Sevilla y en 1993 en Santiago de Compostela.

Noticias

anterior siguiente