Enlaces accesibilidad

Loretta Napoleoni: "Para el guerrillero del Estado Islámico, el arma es tan importante como el móvil"

  • La experta en terrorismo presenta su libro El fenix islamista
  • “El origen del Estado Islámico está en la invasión de Irak del 2003”

Por
Fotografía de archivo de milicianos del grupo terrorista Estado Islámico con su bandera AFP

La brutalidad de los vídeos que publican ha conmocionado a la opinión pública. Sus éxitos militares han alertado a la comunidad internacional. Su nombre ya no es desconocido. En cuestión de poco más de un año, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) o DAESH (en su acrónimo en árabe) se ha convertido en el enemigo que amenaza con desdibujar las fronteras de Oriente Medio. “Lo que nos falta a los occidentales es la información, la historia, de cómo ha nacido el Estado Islámico, de dónde llega, cuales son sus objetivos”, señala Loretta Napoleoni en una entrevista en TVE. “Conoce a tu enemigo sigue siendo el proverbio más importante en la lucha contra el terrorismo”.

Analista política y experta en la financiación en el terrorismo, Napoeloni cuenta con un gran prestigio internacional desde que desveló en Economía canalla el tamaño de las finanzas de Al Qaeda. Ahora, en su último libro El Fénix Islamista, la experta analiza las dimensiones de un grupo que ha arrebatado a la organización de Bin Laden la vanguardia del terrorismo yihadista.

“La idea de los ciudadanos de Cccidente es que el EI ha llegado ha arrasado esa democracia en Irak y ha impuesto la ley de la sharía”, señala Napoleoni. “En realidad no es así, porque en Irak no hay democracia”.

La experta advierte de que el Estado Islámico supone para Occidente un reto al que no siempre sabemos responder. Si finalmente se asienta y logra consolidar un Estado, la organización podría “convertirse en un nuevo modelo de terrorismo”. Es decir, podría romper el molde e, incluso, rediseñar las fronteras en Oriente Medio.

Mapa distribuido por la organización terrorista de los que reclama como sus provincias del autodenominado 'califato' FUENTE:www.liveleak.com

Un ‘Frankestein’ nacido de la guerra de Irak

Si bien la guerra de Siria y el conflicto en Irak han sido un buen catalizador de su éxito, “el origen del Estado Islámico está en la invasión de Irak del 2003”, señala Napoleoni. “El grupo se materializó sin que los servicios secretos, la Inteligencia o los políticos hubieran escuchado casi nada sobre él”, añade.

Discípulo de Al Zarqawi, líder y fundador de Al Qaeda en Irak tras la invasión estadounidense, el dirigente del Estado Islámico, Abú Bakr Al Bagdadí, ha aprovechado la experiencia acumulada durante su pertenencia el grupo yihadista para organizar este nuevo grupo. Y el caos y la anarquía de las guerras han sido un gran aliado.

“Las zonas que conquista son zonas de guerra, zonas donde hay una anarquía política, zonas donde reinaban los señores de la guerra, bandas criminales... Y el Estado Islámico llega y empieza a construir una normalidad: por ejemplo, arregla todas las infraestructuras fundamentales, como el agua y la electricidad, organiza mercados, organiza ayudas para los que necesitan ayuda económica, etc", señala. Todo un 'programa social' con el que busca lograr una apoyo popular.

Un grupo terrorista moderno

La imagen que tiene occidente es la de unos bárbaros atrasados que atentan contra todo lo moderno. Sin embargo, la experta recuerda en su libro que el grupo tiene marcadas diferencias con otras organizaciones como Al Qaeda o los talibanes. “No es un estado como el de los talibanes”, señala. Es un grupo moderno “por su aspecto social, que es muy importante para encontrar el apoyo de la población. Y es moderno porque sabe que sin ese consenso, no se puede sostener”, añade a TVE.

Toda esa estructura, una suerte de protoestado a la que Napoleoni llama 'estado caparazón' permite a la población la posibilidad de volver a una vida sin guerra, y por eso es muy popular. “Por supuesto, la imposición de su ley es la imposición de la sharía. Pero en muchos casos lo hace en regiones tribales, donde la sharía ya es la ley. Es decir, no hay un cambio de ley, más bien una institucionalización de esa misma ley", añade.

En Portada - La amenaza del califato - ver ahora

"La democracia no se puede exportar como la Coca-Cola (…) Occidente tiene que aceptar y aprender que no se puede imponer nuestra visión de las fronteras”, apunta la experta. “Al final, si el proceso de cambio a la democracia no funciona, como ocurrió con las primaveras árabes, vamos a tener a otros violentos como los del Estado Islámico", añade en su entrevista con TVE.

Dominio de la propaganda

Vídeos como el del asesinato de decenas de egipcios coptos en Libia demuestran la gran cualificación técnica del Estado Islámico en su estrategia de comunicación. Sus vídeos inundan rápidamente las redes sociales y logran gran difusión. Cuentan con páginas en Internet, revistas impresas perfectamente maquetadas e, incluso, producciones visuales cuya técnica recuerda a las grandes producciones cinematográficas.

La propaganda del Estado Islámico supone también todo un reto para los medios de comunicación occidentales. “Conocen la ciencia de la comunicación mejor que los profesores de Harvard”, sostiene Napoleoni. “Utilizan la tecnología como un arma. Para el guerrillero del Estado Islámico, las armas son tan importantes como el móvil”, añade.

“Conocen la ciencia de la comunicación mejor que los profesores de Harvard”

Su propaganda cala entre las comunidades musulmanas en Occidente, donde los modelos de integración están fracasando. “En realidad, la mayoría de los hombres que se van (a unirse al EI) lo hacen porque aquí no tienen una identidad, no se siente europeos pero tampoco se siente iraquíes o sirios”, recuerda Napoleoni. “El EI les dice: este es tu estado, nosotros sí te queremos, es un proyecto patriótico para la creación de un estado para toda la gente como tú. Y además, es la realización del sueño utópico de tu abuelo, del abuelo de tu abuelo”, añade.

Para la experta, es fundamental verificar la información que difunden antes de publicarla. “No sabemos si han matado a homosexuales como dicen que han hecho, no sabemos qué ocurrió con los coptos en Libia... Ahora hay expertos que dicen que los miembros del EI que aparecen en ese vídeo miden más de 2,30 metros de alto, así que es posible que ese vídeo no sea real”, señala.

La metamorfosis del grupo ha superado, seguramente, sus propias expectativas. "Ignorarlo - señala Loretta Napoleoni en su libro- no solo es engañoso y trivial, sino peligroso”.

Noticias

anterior siguiente