Enlaces accesibilidad

El Ebro se desborda a su paso por Tudela e inunda varias calles del casco viejo

  • A su paso por Castejón el río ha alcanzado una altura de 7,8 metros
  • En Tudela, el Ebro ha superado los 7 metros de altura
  • Aún permanecen cortadas al tráfico algunas carreteras en Navarra

Por
La crecida del Ebro inunda cascos históricos de ciudades como Tudela, en Navarra

El río Ebro se ha desbordado a su paso por Tudela (Navarra) y ha inundado zonas de campo de cultivo y varias calles del Casco Viejo, donde ha anegado numerosas bajeras, según han informado fuentes de la Policía Local de la localidad.

Además, entre otras actuaciones, una lancha de Protección Civil se ha acercado a varias casas de la localidad para transportar a vecinos que no podían salir de sus domicilios. La crecida del río también ha provocado el corte de la carretera N-121, de salida hacia Pamplona.

El Ebro a su paso por Castejón alcanza una altura de 7,4 metros y lleva un caudal de 2.122 metros cúbicos por segundo. La previsión para las próximas horas, según la página web del Gobierno de Navarra sobre aforo de los ríos, indica que el caudal comenzará a descender.

El consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, José Javier Esparza, se ha desplazado este viernes hasta Tudela con motivo de las inundaciones.

Carreteras cortadas en Navarra

A su paso por la localidad navarra de Castejón, la crecida del Ebro ha provocado alteraciones de tráfico y durante unas horas la Autopista de Navarra ha permanecido cerrada. En este municipio, esta madrugada, el río ha marcado un volumen de 2.400 metros cúbicos por segundo y el río ha alcanzado una altura de 7,8 metros, si bien a esta hora ha bajado ya a 7,4.

Hay carreteras cortadas en Navarra como la N-113, en Castejón, y la N-135 Pamplona.-Francia entre el kilómetro 46 y el 61,5 por hundimiento de la calzada. Asimismo está cerrada la NA-30 (accesos al polígono industrial de Landaben en Pamplona) por inundación del paso bajo las vías del tren.

El Gobierno navarro ha añadido que en la red secundaria son numerosas las carreteras afectadas por inundaciones y desprendimientos, por lo que se recomienda a los conductores que consulten la página web navarra.es antes de salir de viaje.

Ha pedido además que se extreme la precaución ante la posible formación de balsas de agua en las carreteras y por la posibilidad de que soplen rachas de viento muy fuertes en cotas altas y en la Ribera baja del Ebro.

Por otro lado, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) ha calificado de "históricas" las inundaciones en Navarra, con más de 20.000 hectáreas de cultivos y unos daños que rondarán el millón de euros sin contar infraestructuras, parcelas "llenas de piedras" y el lucro cesante por el tiempo que tardarán en poder trabajarlas de nuevo.

Zaragoza mira con recelo hacia el Ebro

Los pueblos zaragozanos de la ribera del Ebro no quitan ojo a las motas (defensas de tierra) que protegen los campos y las casas de la crecida extraordinaria que registra el río, que ha inundado miles de hectáreas de cultivo sin que haya afectado de forma grave a los núcleos urbanos.

Los alcaldes de estas localidades, cuyos vecinos han pasado la noche en vela para vigilar el estado de las defensas, han señalado a Efe que viven una tensa espera ante la llegada de la punta de la crecida.

El Centro de Coordinación Operativa en Emergencias (Cecop) del Gobierno aragonés se ha reunido este viernes para evaluar la situación y la subida del caudal del río, que registra la cuarta crecida en este mes de febrero y por la que se ha evacuado, como medida preventiva, una residencia de ancianos en el barrio de Monzalbarba (zaragoza).

Novillas, una población aragonesa limítrofe con Navarra, ha sido la que más ha sentido hasta ahora la crecida, ya que desde este jueves por la noche los bomberos y miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) achican el agua que ha inundado los bajos de unas catorce casas próximas al cauce del río.

Precisamente la UME ha desplegado hasta el momento a 126 soldados del IV batallón, con sede en Zaragoza, en las localidades aragonesas que se han visto más afectadas por la crecida del río Ebro motivada por las lluvias caídas en los últimos días.

Boquiñeni es uno de los municipios zaragozanos donde también han actuado los efectivos de la UME para colocar barreras de contención para minimizar las posibles filtraciones que pueda provocar la crecida del Ebro, aunque la situación en esta defensa es este viernes más optimista que este jueves.

Zonas desalojadas en Zaragoza

La urbanización Torre Urzáiz, ubicada en el barrio rural zaragozano de Movera, se va a desalojar de forma inminente este viernes de forma preventiva ante la crecida del Ebro. La decisión ha sido adoptada en la reunión que el Cecop ha mantenido en el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

Las viviendas de esta urbanización, en su mayoría, se utilizan como alojamiento de fin de semana y ya se ha visto afectadas en anteriores crecida, como la del río Gállego en otoño de 2012, ya que Torre Urzaiz se ubica próxima a este cauce, en el tramo final antes de desembocar en el Ebro, dentro del término municipal de Zaragoza.

Este viernes por la tarde se decidirá si finalmente se desalojan este sábado otras dos urbanizaciones de casas próximas al río: la denominada Casas de los Huertos, en Aljafarín, y otra ubicada en el término municipal de Villafranca de Ebro, todas ellas aguas abajo de Zaragoza capital.

La punta de la crecida llegará a la capital aragonesa el domingo de madrugada, con un caudal entre 2.000 y 2.200 metros cúbicos por segundo.

El río Ebro a su paso por Logroño

El caudal del río Ebro a su paso por Logroño podrá alcanzar un máximo de 1.200 metros cúbicos por segundo en la tarde de este viernes, según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en su última previsión de avenidas de carácter extraordinario para el eje del Ebro que se van actualizando a medida que se va desarrollando el episodio en los afluentes implicados.

En este sentido, señala se trata, principalmente, de los correspondiente a la margen izquierda desde la cabecera de la cuenca y hasta el río Aragón y fruto de las precipitaciones registradas desde el pasado miércoles con acumulados medios de 30 a 70 l/m2 y zonas de más de 100 l/m2 en 24 horas, unido a la fusión de la nieve. Esta previsión, realizada con caudales observados reduce ya el grado de incertidumbre respecto a las remitidas anteriormente y basadas en previsiones meteorológicas.

Con ello, en el caso de los ríos de cabecera con caudales más destacados, el Nela en Villarcayo (Burgos) se sitúa cerca de 160 m3/s. Por su parte, en los afluentes de la parte Navarra se ha producido una crecida de carácter extraordinaria en el río Arga. En esta cuenca en Etxauri se han alcanzado los 955 m3/s y se prevé que el caudal se sitúe también en el entorno de 1.000 m3/s en Funes.

Con la subida de temperaturas vivida en las últimas horas en la cabecera de la cuenca, unida a las precipitaciones registradas y teniendo en cuenta los caudales referidos en la zona de cabecera, se esperan para la última hora de este viernes caudales entre 750 y 800 m3/s en el Ebro a su paso por Miranda de Ebro (Burgos), dentro ya de caudales de avenida extraordinaria, aunque al mediodía podrían superarse niveles importantes, superiores a la crecida del pasado día 16 de febrero, pero sustancialmente inferiores a la de finales de enero.

Los caudales punta de alcanzarán en Zaragoza los 2.000-2100 m3/s durante la madrugada del sábado al domingo.

La CHE pide precaución ante la crecida

El presidente de la CHE, Javier de Pablo, ha pedido precaución ante la crecida del Ebro que mantiene en situación de alerta a la comunidad de Aragón.

"Hay que tener mucha precaución, sobre todo en las zonas próximas al río porque puede romperse alguna mota y generar situación de grave riesgo", ha indicado De Pedro en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press. El responsable de la CHE ha insistido en la importancia de "tener mucho respeto al río y no acercarse".

De Pedro ha explicado que situación que se está viviendo en las comunidades de Navarra y Aragón se debe a una confluencia de factores como las intensas lluvias que han provocado caudales muy altos y el deshielo.

"Hace tres semanas se registraron nevadas muy intensas en toda la cuenca y eso generó zonas con mucha nieve; se han registrado tres frentes, dos de ellos muy intensos, y el último con aire cálido que han generado el deshielo cuando ya teníamos caudales bastante altos, así que la suma de muchos factores hace que tengamos una avenida extraordinaria", ha concluido De Pedro.
 

Noticias

anterior siguiente
-->