Enlaces accesibilidad

Al menos 37 muertos tras un ataque de Boko Haram en el noreste de Nigeria

  • Varios miembros del grupo terrorista atacaron un control de carretera
  • Hubo un enfrentamiento con el Ejército nigeriano
  • Esta semana han muerto al menos 61 personas por ataques de Boko Haram

Por

Al menos 37 personas han muerto este martes cerca de Biu, la mayor ciudad al sur del estado de Borno (noreste de Nigeria), en un enfrentamiento entre un grupo de milicianos de Boko Haram, que atacaron un control de carretera, y el Ejército nigeriano.

Según los servicios de emergencia de lugar, citados por Efe, los milicianos del grupo terrorista intentaban acceder a la ciudad cuando se vieron atrapados en el control y lanzaron una granada en medio de la multitud que esperaba para cruzarlo.

Después de la primera explosión, los militares del control abrieron fuego contra el vehículo en el que supuestamente viajaban los miembros del grupo islamista y mataron a varios de ellos.

De los 37 muertos, 20 serían civiles y militares y el resto serían milicianos de Boko Haram abatidos por soldados y miembros de las milicias de autodefensa de la ciudad, informan fuerzas de seguridad citadas por el periódico local "Premium Times", aunque tras las explosiones muchos cadáveres quedaron irreconocibles.

Al menos 61 muertos esta semana por ataques de Boko Haram

Este es el segundo ataque en menos de una semana en Biu, ya que hace cinco días una mujer se inmoló en un mercado de la ciudad y mató al menos a seis personas dentro de un vehículo que transportaba pasajeros y mercancías.

Tras este atentado, en la última semana al menos 61 personas han muerto en seis ataques atribuidos a Boko Haram y que han tenido lugar en Nigeria, Níger, Chad y Camerún, cuatro países que confluyen en el lago Chad, la zona de mayor actividad del grupo islamista.

Esta nueva ola de atentados se produce en medio de una operación multinacional liderada por Nigeria y Chad para expulsar a los milicianos de Boko Haram de sus feudos del noreste del país de cara a las elecciones presidenciales del próximo 28 de marzo, seis semanas más tarde de lo previsto.

El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, se ha mostrado convencido de que en las próximas semanas las tropas de la fuerza regional serán capaces de recuperar el terreno perdido en los últimos meses, si bien hay serias dudas de que puedan garantizar la seguridad del noreste durante las votaciones

Noticias

anterior siguiente