Enlaces accesibilidad

Un atentado cerca de un mitin del presidente de Nigeria amenaza la campaña electoral

  • El coche bomba ha explotado poco después de que Goodluck Jonathan se fuera
  • Las elecciones presidenciales, muy reñidas, se celebran el 14 de febrero

Por
Un hombre intenta apagar las llamas del coche bomba en el estadio de Gombe, Nigeria.
Un hombre intenta apagar las llamas del coche bomba en el estadio de Gombe, Nigeria. REUTERS REUTERS/Afolabi Sotunde

Un coche bomba ha estallado en el aparcamiento de un estadio de Gombe, en el noreste de Nigeria, poco después de que el presidente Goodluck Jonathan abandonara el lugar tras participar en un mitin electoral para las presidenciales del próximo 14 de febrero.

La explosión se ha producido sobre las 15.00 horas a unos cien metros del vehículo en el que el mandatario nigeriano abandonaba el estadio, según han relatado algunos testigos al diario local The Vanguard. Al menos un transeúnte ha muerto y varios han resultado heridos, según informa la agencia Reuters.

"La explosión se produjo menos de cinco minutos después de que el vehículo del presidente abandonara el estadio Patami", ha relatado a la agencia Efe Abubakar Ahmed, un residente de la ciudad de Gombe.

"Se llevaron los cuerpos de dos mujeres, que creemos que son las terroristas suicidas responsables de la explosión", ha dicho un empleado de seguridad del aparcamiento. "Uno de ellos estaba pulverizado (...). Dieciocho personas resultaron heridas en la explosión y están siendo tratadas en el hospital", ha añadido.

La policía ha confirmado que el atentado ha sido obra de una kamikaze. 

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan saluda durante un mítin este lunes poco antes del atentado. Fuente: REUTERS/Afolabi Sotunde

Elecciones reñidas en medio del terror

Tras este incidente, el presidente nigeriano ha cancelado otro mitin previsto para esta tarde en el estado norteño de Yobe, objetivo de numerosos atentados en los últimos meses.

Este ataque se produce un día después de que Boko Haram lanzara una ofensiva a gran escala sobre Maiduguri, la capital del estado de Borno, en un intento de capturar una ciudad estratégica para las aspiraciones del grupo islamista de controlar el noreste de Nigeria.

Todavía nadie ha reivindicado el atentado, aunque se sospecha de Boko Haram, que ha atacado varias veces la localidad de Gombe. El pasado domingo un suicida se inmoló en una mezquita cercana a un área comercial matando a cinco personas.

Ante la celebración el próximo 14 de febrero de elecciones presidenciales en Nigeria, los yihadistas han intensificado su campaña de terror contra varios estados del noreste del país, entre ellos Gombe.

Estos comicios, los más reñidos desde del final de régimen militar en 1999, enfrentarán al gobernante Partido Democrático de Goodluck Jonathan contra la exdirigente militar Muhammadu Buhari.

El presidente Jonathan llega a estos comicios muy desgastado por el recrudecimiento de la violencia protagonizada por Boko Haram.  El grupo terrorista se ha hecho con el control de varias regiones del país y siembra el terror con secuestros como el de las 200 jóvenes de la aldea de Chibok, que aún siguen retenidas.

Noticias

anterior siguiente