Enlaces accesibilidad

Al menos cuatro muertos en la República Democrática del Congo en las protestas por la ley electoral

  • Los distubios comenzaron este lunes en la capital, Kinshasa
  • La norma, en trámite, podría retrasar los comicios presidenciales de 2016
  • La oposición denuncia que quiere prolongar el mandato del presidente

Por
Manifestantes quemando objetos en medio de una calle durante las protestas en Kinshasa AFP AFP PHOTO/ PAPY MULONGO

La sede de un ayuntamiento de un distrito del sur de Kinshasa ha sido asaltada e incendiada este martes por un centenar de jóvenes durante los disturbios en la capital congoleña. Al menos cuatro personas han muerto durante las protestas iniciadas este lunes en Kinshasa en contra de la ley electoral que tramita el Senado y que podría retrasar los comicios presidenciales previstos para 2016 en la República Democrática del Congo (RDC), han informado medios locales.

Varios detenidos encerrados en un edificio anexo a dicha sede han escapado y los manifestantes se han apoderado de varias armas de fuego de la policía almacenados en el lugar, han asegurado varios testigos a AFP. Los enfrentamientos comenzaron el lunes en Kinshasa entre la policía y la juventud hostil al presidente Joseph Kabila, durante la revisión de una nueva ley electoral criticada por la oposición.

Varios partidos de la oposición han denunciado que esta norma, que debería establecer las bases para organizar las elecciones, introduce enmiendas cuyo objetivo es posponer las votaciones y, así, prolongar el mandato del actual presidente del país, Joseph Kabila. El jefe de Estado congolés ya ha cumplido dos mandatos de cinco años y, según la Constitución de la RDC, no podría optar a un tercero.

Manifestaciones de protesta

La oposición había convocado manifestaciones en varias ciudades del país para protestar contra la nueva ley electoral, que ya se ha aprobado en la Asamblea Nacional.

En Kinshasa, un policía y tres civiles han muerto durante la protestas, según ha declarado a la televisión nacional el portavoz del Gobierno congolés, Lambert Mende Omalanga, quien ha negado que se haya utilizado munición real para dispersar a los manifestantes.

Al menos trece comisarías de la capital han sido incendiadas y han desaparecido numerosas armas de fuego, mientras que multitud de comercios han permanecido cerrados por miedo a los saqueos y robos, según Omalanga.

Cortado el acceso a Internet

Además, el acceso a internet está cortado desde la noche del lunes tanto en Kinshasa como en otros puntos del país, aunque el Gobierno negó hoy que haya una orden ministerial que obligue a las compañías telefónicas a clausurar el servicio.

Las protestas fueron convocadas a través de las redes sociales, donde han circulado fotografías y denuncias de brutalidad policial desde que comenzaron los disturbios. Por ello, se sospecha que el corte del acceso a internet es una medida del Gobierno para evitar la propagación de las manifestaciones.

Noticias

anterior siguiente