Enlaces accesibilidad

Mueren tiroteados cinco jóvenes en México dentro de una oleada de violencia

  • Desde el lunes han muerto 12 personas en distintos asesinatos
  • El lunes arrestaron a 22 policía por el asesinato de tres estudiantes

Por
MAFIAS Y ABUSO POLICIAL, CAUSAS DE NUEVA OLA DE VIOLENCIA EN EL SUR DE MÉXICO
El procurador del estado de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, ofrece una rueda de prensa EFE EFE/Francisca Meza

Cinco jóvenes de entre 20 y 25 años han muerto tiroteados por un grupo desconocidos en el barrio de Jardín-Mangos de la ciudad turística de Acapulco, en el sur de México, según ha informado este martes la Procuraduría de Justicia del estado de Guerrero. Este lunes, el Gobierno del estado ordenó el arresto de 22 policías acusados de ser responsables de la muerte de tres estudiantes.

Desde el viernes pasado, el estado de Guerrero sufre una ola de violencia que ha dejado al menos 12 muertos, incluidos entre ellos los cinco jóvenes de este martes, tres estudiantes, un conductor de autobús, un futbolista, una mujer que se cruzo en un tiroteo y un político del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Investigación en marcha

En el suceso de este martes, policías federales y miembros del Ejército mexicano se han desplazado para apoyar a la Procuraduría en la investigación en el lugar del suceso, donde se recogieron casquillos de un mismo calibre.

Las autoridades no han facilitado los nombres de las cinco víctimas y la Procuraduría de Guerrero ha dicho que continuará con las investigaciones para "ubicar y detener a quienes cometieron el homicidio múltiple".

Policías arrestados por el asesinato de seis estudiantes

Este lunes, el Gobierno del estado mexicano ordenó el arresto de 22 policías acusados de ser responsables de la muerte de tres estudiantes, quienes fueron reprimidas en forma brutal por los agentes en la ciudad de Iguala.

En México, 22 agentes de policía han sido detenidos. Se les acusa de la muerte de tres estudiantes que se manifestaban contra la reforma educativa. Hay además otros 57 jóvenes desaparecidos.

Las fuerzas armadas, la policía estatal y federal desarmaron a los 280 policías municipales de Iguala como medida preventiva para esclarecer los hechos violentos de la noche del viernes y la madrugada del sábado, aunque más tarde liberaron a 258 de ellos, quienes permanecen acuartelados, pero no detenidos.

Según los informes oficiales, los policías municipales atacaron con fusiles a un grupo de estudiantes de la normal (escuela para maestros) de Ayotzinapa que se había apoderado de tres autobuses.

Noticias

anterior siguiente
-->