Enlaces accesibilidad

La periodista congoleña Caddy Adzuba, Príncipe de Asturias de la Concordia 2014

  • El jurado destaca su "lucha pacífica por los derechos de la mujer"
  • Trabaja en una radio de la ONU en la República Democrática del Congo
  • Denuncia la violencia sexual en uno de los países más peligroso del mundo

Por
La periodista congoleña Caddy Adzuba, premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014

Caddy Adzuba es la conciencia de África. La voz que cada día a través de las ondas de radio denuncia los abusos del conflicto armado en la República Democrática del Congo. Por esta labor y su lucha incansable en defensa de los derechos de la mujer, la periodista congoleña ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014.

El acta del jurado, al que ha dado lectura el presidente del Principado, Javier Fernández, ha ensalzado a la activista como "símbolo de la lucha pacífica contra la violencia que afecta a las mujeres, la pobreza y la discriminación, a través de una labor arriesgada y generosa".

Adzuba, de 33 años, trabaja en Radio Okapi, emisora de Naciones Unidas, ejerciendo el periodismo en uno de los lugares más peligrosos del mundo para las mujeres. Médicos Sin Fronteras trata a más supervivientes de violencia sexual en RDC que en cualquier otro país del mundo (4.037 hombres, mujeres y niños en 2012). Sólo durante el primer semestre de 2014, ya se han contabilizado 3.000 casos de abusos en dos provincias del este del país.

La periodista forma parte de la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación del Este del Congo, a través de la cual se han realizado alegaciones a la Corte Penal Internacional y al Senado de Estados Unidos por los frecuentes ataques, especialmente contra mujeres y niñas en su país, en guerra desde 1996.

Amenazada de muerte

Este compromiso con la justicia casi le cuesta la vida. En dos ocasiones ha estado a punto de morir asesinada y tiene protección de Naciones Unidas porque sigue amenazada de muerte.

Pero nada la detiene. En una entrevista en RTVE.es en 2012, defendió la labor de los informadores internacionales : “Si no hay reporteros, no existe conflicto. Los periodistas son más importantes que las autoridades estatales, ya que durante un conflicto armado, éstas desaparecen y sólo quedan los medios de comunicación”, aseguró.

Si no hay reporteros, no existen los conflictos

La activista aboga por la aplicación de las resoluciones 1.325 y 1.848 de Naciones Unidas, que condenan expresamente las violaciones a mujeres, niños y niñas en situaciones de conflicto armado. Además, apela a la conciencia de los dirigentes de países desarrollados y de multinacionales con intereses económicos en el Congo para invertir en la zona con el fin de impulsar una sociedad castigada por la pobreza y el conflicto bélico.

El Príncipe de Asturias no es su primer reconocimiento en España. La activista ya fue galardonada con el Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado en 2009 y el de la Asociación de Mujeres Periodistas Club de las 25, entre otros.

Igualmente, la Universidad de Málaga le otorgó en 2010 el Premio Internacional Libertad de Prensa y, en 2012, recibió el Premio Mujer del Año del Consejo Regional del Valle de Aosta (Italia).

Caddy Adzuba, la voz de las mujeres en África

Resto de premios

Su candidatura, que competía con otras 39 de 32 países, se ha impuesto en las últimas votaciones a la de Aldeas Infantiles SOS y a La Custodia en Tierra, encargada de la protección de los Santos Lugares.

Éste es el último premio en fallarse de la presente edición de los Premios Príncipe de Asturias, en la que ya han sido galardonados el arquitecto estadounidense Frank O. Gehry (Artes), el historiador francés Joseph Pérez (Ciencias Sociales) y el humorista gráfico argentino español Joaquín Salvador Lavado Tejón, Quino (Comunicación y Humanidades).

Los químicos Avelino Corma Canós (España) y los estadounidenses Mark E. Davis y Galen D. Stucky (Investigación Científica y Técnica), el escritor irlandés John Banville (Letras), el Programa Fulbright de intercambio educativo y cultural (Cooperación Internacional) y el Maratón de Nueva York (Deportes) completan la lista de premiados este año

El de la Concordia, al igual que los otros siete premios que concede anualmente la Fundación Príncipe, está dotado con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia.

Noticias

anterior siguiente