Enlaces accesibilidad

Rajoy defiende la reforma electoral y dice que "intentará" hablar con el resto de partidos

  • Cree que es "más respetuoso" elegir al alcalde más votado
  • Se refiere por primera vez a la reforma electoral y a las múltiples críticas
  • "Se ha criticado antes de presentar la propuesta formalmente", dice
  • Insiste en que no se va a celebrar ningún referéndum ilegal

Por
Rajoy defiende la reforma electoral y dice que "intentará" hablar con otros partidos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la reforma electoral que pretende desarrollar el Gobierno para la elección directa de alcaldes porque "es mejor y más respetuosa con la voluntad de los ciudadanos" y ha avanzado que "intentará" hablar con el resto de fuerzas políticas. 

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado sorprendido por las críticas a una reforma "que no ha sido planteada formalmente" y ha recordado que esa reforma electoral para que salga alcalde el candidato más votado "llegó a ir en un programa electoral del PSOE", por lo que, ha añadido, "o estaban muy equivocados o no será una propuesta tan mala".

Se ha referido así por primera vez, en la rueda de prensa conjunta con la canciller Angela Merkel, a las críticas del resto de partidos después de que varios medios publicaran que el Gobierno aprobaría la reforma aún en solitario antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas. Los socialistas anunciaron una "ofensiva" municipal para parar esta reforma que se niegan a negociar. Tratarán de hacer "frente común" con otros grupos que también rechazan la reforma.

Otro argumento esgrimido por Rajoy para defenderla es que esta fórmula es la empleada "en importantes países de la UE" para elegir a sus alcaldes.

"Es mejor y más respetuoso con la voluntad de los ciudadanos que el alcalde sea el más votado y no fruto de tres, cuatro, cinco o seis pactos", ha aseverado Rajoy.

Rajoy insiste: "No se va a celebrar ningún referéndum ilegal"

El presidente del Gobierno también ha insistido en que "no se va a celebrar ningún referéndum ilegal, de ninguna de las maneras" y ha dicho que "no hay ni habrá cambio alguno en esta materia".

"Lo que se plantea es un disparate y enormemente negativo para los ciudadanos catalanes y el resto de España", ha dicho, para añadir: "Estamos hoy aquí hablando de mayor unión e integración en la UE y lo que no se explica a muchos catalanes es a dónde van fuera de España y de la UE y eso es muy perverso".

Sin querer entrar en debates sobre el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias, que avaló por escaso margen la consulta la pasada semana, ha dicho que sigue este asunto "muy atentamente"

 "España es un país serio, un Estado de derecho; hay una ley y una Constitución y una de las obligaciones básicas del presidente del Gobierno es hacer que eso se respete".

Noticias

anterior siguiente