Enlaces accesibilidad

Describen el primer caso de un hombre curado de hepatitis C reinfectado con un virus resistente

  • Se trata de una reinfección por vía sexual de una variante del virus
  • La transmisión reduce la capacidad de los fármacos de curar la infección
  • Recomiendan hacer un test de resistencia antes de empezar el tratamiento

Por
 Ilustración del virus de la hepatitis C.
Ilustración del virus de la hepatitis C. Getty Images/iStockphoto Getty Images/xrender

Por primera vez en el mundo se ha descrito la transmisión de una variante del virus de la hepatitis C resistente a los fármacos aprobados recientemente. Se trata del caso de un hombre que, tras haberse curado de la infección por este virus, se ha reinfectado con uno resistente, transmitido por su pareja.

Científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y de la Fundación Lucha contra el Sida han documentado la primera transmisión sexual de una variante del virus de la hepatitis C que es resistente a los fármacos de acción directa, según recoge Sinc.

Y es que la aparición de virus resistentes a los nuevos medicamentos contra la hepatitis C puede obstaculizar su eficacia.

Reinfección por vía sexual

El artículo, publicado la semana pasada en la revista Gastroenterology, describe un caso observado en la Unidad de VIH del Hospital Germans Trias de Barcelona.

Se trata de una reinfección por vía sexual de una variante del virus de la hepatitis C de un paciente (A) a su pareja (B). Los hombres que mantienen sexo con hombres son uno de los mayores focos de nuevas infecciones por hepatitis C en los países desarrollados, según el estudio.

Ambos varones están coinfectados con el VIH y habían participado en sendos ensayos clínicos para probar la eficacia de los nuevos fármacos. El paciente B consiguió curarse, pero el presente estudio demuestra que el paciente A, que no se curó, desarrolló virus resistentes, que transmitió a su pareja, B.

La reinfección reduce la capacidad de los antivirales de curar la hepatitis C

Dicha transmisión reduce la capacidad de estos antivirales de curar la infección, alarga la duración del tratamiento y, lo que es más importante, afecta a la salud y calidad de vida de los pacientes.

Menor eficacia de los nuevos medicamentos

Miguel Ángel Martínez, uno de los coordinadores e investigador de IrsiCaixa, explica que con la experiencia que el equipo posee en VIH, “era algo que de alguna manera era cuestión de tiempo que ocurriera. Ahora hay que ver qué es lo que puede pasar en los próximos años cuando se introduzcan masivamente estos nuevos fármacos”.

Para los autores, este hallazgo conduce a una menor eficacia de estos medicamentos y a un mayor desembolso del sistema de salud. Por ello, los investigadores recomiendan hacer un test de resistencia antes de empezar el tratamiento contra el virus de la hepatitis C en pacientes con un elevado riesgo de reinfección.

Como apunta la coordinadora de la FLS, Cristina Tural, este caso pone de manifiesto que el tratamiento efectivo contra la hepatitis C no excluye la posibilidad de reinfección: “El hecho de que estos nuevos fármacos vayan a curar a mucha gente por su alta eficacia y bajos efectos secundarios, no va a impedir que esta enfermedad se siga transmitiendo en determinados grupos de riesgo”.

“Las estrategias sanitarias dirigidas a la erradicación de esta infección tienen que tener en cuenta también las medidas de educación y control de la prevención de la transmisión”, añade.

Sin embargo, ambos expertos son optimistas con el futuro de la enfermedad. “En la actualidad tenemos la oportunidad única de erradicar la enfermedad gracias a la aparición de estos nuevos fármacos, ya que los últimos prácticamente curan al 90-95% de los pacientes”, sostiene Tural.

Nuevos fármacos contra la hepatitis C

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 3% de la población mundial está afectada por el virus de la hepatitis C y cuatro millones de personas contraen el virus cada año.

En 2011, se aprobaron dos nuevos fármacos contra el virus -Telaprevir y Boceprevir- más eficaces, que han aumentado las oportunidades de curación de los enfermos. Son los denominados antivirales de acción directa contra el virus de la hepatitis C.

Además, en los últimos meses, ha aparecido una nueva generación de estos fármacos, denominados Sofosbuvir, Daclatasvir y Simeprevir, más potentes y eficaces.

Noticias

anterior siguiente