Enlaces accesibilidad

El juez del TC Enrique López dimitirá por cuadruplicar la tasa de alcoholemia

  • Ha dado positivo cuando conducía su moto sin casco en Madrid
  • Enrique López: "Reconozco los hechos y asumo las consecuencias"

Por
Enrique López presentará este lunes su dimisión como magistrado del Tribunal Constitucional

El juez del Tribunal Constitucional Enrique López presentará este lunes su dimisión después de haber sido interceptado este domingo cuando conducía su moto sin casco tras saltarse un semáforo en rojo y cuadruplicar la tasa de alcoholemia permitida.

Así lo han asegurado fuentes próximas al magistrado que cita Efe. Las mismas fuente indican que será el presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, quein puede decidir si acepta o no la renuncia, de la que no existen muchos precedentes en el Tribunal, si bien han señalado que dadas las circunstancias lo más seguro es que la dimisión sea aceptada de inmediato.

La Policía Local de Madrid ha imputado al magistrado un posible delito contra la seguridad vial, tras ser interceptado en el Paseo de la Castellana de Madrid cuando conducía su moto sin casco después de saltarse un semáforo en rojo y cuadruplicar la tasa de alcoholemia permitida.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, el parte realizado por la unidad de atestados de la Policía Local de Madrid refleja que el juez realizó durante casi una hora siete pruebas de alcoholemia que no fueron válidas.

Los agentes constataron que en estos intentos el juez "cortaba el soplido sin motivo aparente" por lo que le informaron de que su actitud podía "ser considerada como negativa a realizar la prueba de alcoholemia y las consecuencias legales de la misma".

El primer resultado positivo reflejó una tasa de alcoholemia de 1,12 miligramos por litro de aire expirado, que 18 minutos más tarde se redujo a una tasa de 0,98, frente al 0,25 permitido.

La Ley considera que existe delito cuando se supera una tasa del 0,60 de alcohol y los agentes policiales están facultados para decidir 'in situ' si el presunto autor del delito es o no detenido, en función de las circunstancias.

Como miembro del Tribunal Constitucional, el magistrado tiene la condición de aforado, por lo que el caso será tratado por el Tribunal Supemo.

Reconoce los hechos

El propio afectado ha reconocido que iba conduciendo sin casco y que ha dado positivo en la prueba de alcoholemia, así como que se ha saltado un semáforo en rojo.

Ha añadido que hay "circunstancias personales" que justificarían su comportamiento, pero "no vienen al caso"

Según López, tras ser interceptado se le ha retirado el vehículo y él se ha marchado a su casa, por lo que en ningún momento ha quedado detenido.

El Tribunal Constitucional considera la conducta de López como un "asunto privado", según han señalado a Europa Press fuentes de este órgano, que no tiene previsto realizar ninguna comunicación pública al respecto. Los magistrados del TC no responden ante el CGPJ aunque la  ley prevé que cesen si son condenados por delito doloso.

Las asociaciones de jueces aprueban la dimisión

Sobre la dimisión de López, el portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Joaquim Bosch, ha dicho que se trata "de una decisión necesaria, forzada por la naturaleza del cargo y por las previsiones legales".

Bosch ha recordado que su asociación ya dijo en su momento que López no reunía el perfil adecuado para el cargo.

Asimismo, ha asegurado que su nombramiento fue fruto de una "componenda" de tipo político del PP y ha añadido que un candidato debe pasar un filtro de calidad que López no habría cumplido.

Además, ha lamentado que el TC no sea conocido por su excelencia jurídica "y sí por hechos como este y por las vinculaciones políticas de sus decisiones".

Por su parte, el portavoz de la asociación judicial Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, ha señalado que si un magistrado del TC participa en un delito, "aunque sea contra la seguridad vial", lo adecuado es presentar su renuncia.

Para Sexmero, ser protagonista de un suceso de estas características, por la confianza que los grupos parlamentarios han depositado para designarle miembro del Tribunal Constitucional, podría ser incompatible con la alta magistratura.

Magistrado del TC desde junio

Enrique López se incorporó en 2008 a la sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y en junio del 2013 fue nombrado juez del Tribunal Constitucional. El PP apostó firmemente por él y su perfil político marcó su etapa en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

López (Cacabelos, León; 1963) es licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y juez desde 1989, pero ha sido su papel como portavoz del órgano de gobierno de los jueces entre 2001 y 2008 lo que le ha valido las mayores críticas.

Se pronunció sobre asuntos como ley del matrimonio homosexual, sobre la que elaboró un informe contrario a la norma, del que al final se eliminó la polémica frase que advertía de que la reforma sería tan radical como legalizar la unión entre un animal y una persona, señala Efe.

No obstante, el PP ha mantenido su apuesta por López, incluso después de que en septiembre de 2010 tuviera que retirarle de la lista de candidatos del Senado, donde su nombre mantuvo tres años bloqueadas las negociaciones para renovar el TC, en el que a su vez se prolongó el mandato de los magistrados cuyo cargo ya había expirado.

Desde que en el 89 ingresara en la carrera judicial, López ha pasado por los juzgados de primera instancia e instrucción de Arzúa (A Coruña), Valladolid y León y ha desarrollado una amplia labor docente como profesor de Derecho Procesal en la Universidad de Valladolid y de Derecho Penal en la Universidad de León y la Europea de Madrid.

Noticias

anterior siguiente