Enlaces accesibilidad

Un estudio demuestra la alta eficacia de un fármaco contra el VIH de una sola toma

       
  • El fármaco está basado en un inhibidor de integrasa, el dolutegravir
  •    
  • Se trata de un antirretroviral de una sola toma que bloquea la replicación del VIH
  •    
  • Han demostrado su alta efectividad a través de un estudio de fase III en 484 pacientes

Por
Un estudio demuestra la alta eficacia de un nuevo fármaco contra el sida

Un fármaco antirretroviral contra el VIH basado en el principio activo denominado dolutegravir ha conseguido que el 90% de los pacientes de un estudio a los que se les suministró el fármaco redujeran la presencia del virus en sangre frente al 83% que recibió otro fármaco durante el mismo periodo.

En la investigación publicada en la revista The Lancet han participado científicos del Instituto de Investigación del Sida  (IrsiCaixa) y de la Unidad de VIH del Hospital Germans Trias i Pujol de  Badalona y se encuentra en la fase III.

El fármaco ya está aprobado en Europa, Australia, Canadá y EE. UU., y en España se encuentra a la espera de autorización y comercialización.

Cómo actúa el fármaco

El dolutegravir pertenece a la familia de los inhibidores de integrasa y actúa bloqueando la replicación del VIH, ya que evita la integración del ADN viral en el material genético de las células inmunitarias humanas  diana.

Según ha informado el IrsiCaixa, en la investigación ha quedado demostrado que con la toma, una vez al día, de dolutegravir es superior a otros fármacos y que "su tolerancia, seguridad y eficacia es similar a la de otros fármacos que actúan mediante el mismo mecanismo".

El nuevo estudio demuestra que los pacientes que empiezan tratamiento por primera vez con este fármaco no han presentado resistencias hasta el momento, que es uno de los grandes problemas a los que se exponen los pacientes cuando el VIH desarrolla mutaciones que lo hacen resistente a los fármacos.

La investigación se llevó a cabo con 484 pacientes entre octubre de 2011 y mayo de 2012 en 64 centros de nueve países en todo el mundo. Según recoge The Lancet, en la semana 48, 217 pacientes (90%) que recibieron dolutegravir y 200 (un 83%) que recibieron darunavir -el inhibidor de proteasa más utilizado- tuvieron menos de 50 copias del VIH por mL. 

Según ha afirmado el director de IrsiCaixa y primer autor del artículo, Bonaventura Clotet: “El estudio impactará en la práctica clínica, posicionando los inhibidores de la integrasa como la primera línea de tratamiento, y ha sido posible gracias a la colaboración de personas que viven con el VIH y de profesionales sanitarios de tres continentes”.

Los tratamientos contra el VIH

Actualmente, los tratamientos antirretrovirales que se recomiendan a los pacientes incluyen, por lo menos, tres fármacos de dos familias distintas, es decir, que actúan bloqueando el ciclo de infección mediante mecanismos distintos. 

En el caso de los pacientes que tienen que iniciar tratamiento antirretroviral por primera vez, lo más habitual es que se les recomiende el uso de dos fármacos que bloqueen el ciclo de infección en el momento en el que el material genético viral pasa de estar en forma de ARN a ADN. 

La molécula que facilita esta transformación es una enzima llamada retrotranscriptasa (RT), y los fármacos que la bloquean lo hacen mediante dos mecanismos distintos. 

En función de si el fármaco bloquea la formación de la cadena de ADN incorporando una nueva molécula del ADN llamada nucleósido, que evita que su formación continúe, o si se trata de un fármaco que actúa sobre la enzima, el fármaco es conocido como inhibidor de la retrotranscriptasa análogo de nucleósido o no análogo de nucleósido, respectivamente, según recoge el IrsiCaixa.

Los fármacos que se suelen recomendar a los pacientes que empiezan tratamiento por primera vez son habitualmente dos inhibidores de la RT análogos de nucleósido, más un tercer fármaco.

Este último puede ser un inhibidor de la RT no análogo de nucleósido, como por ejemplo efavirenz; un inhibidor de la enzima encargada de sintetizar las proteínas virales, como por ejemplo el darunavir o un inhibidor de la integrasa, como por ejemplo el raltegravir, que actúa bloqueando la enzima encargada de integrar el material genético viral en el de la célula diana. 

Últimamente, se ha incorporado también un nuevo inhibidor de la integrasa llamado elvitegravir, que necesita ser potenciado con otro fármaco, del que se desconocen aún las posibles interacciones que puede causar con otros medicamentos.

Noticias

anterior siguiente