Enlaces accesibilidad

La misteriosa desaparición del avión malasio deja 239 vidas en suspenso

  • Se empiezan a conocer las historias personales de los pasajeros del avión
  • Una pareja de enamorados adolescentes capta la atención de la prensa

Por
Crece la desesperación y el desconcierto entre los familiares del avión desaparecido en Malasia

Rodney, Mary, Hadrien, Yan... Y así hasta 227 nombres. Los de los pasajeros del vuelo MH370 desaparecido el pasado sábado, a los que hay que sumar los 12 tripulantes. En total 239 vidas que se encuentran suspendidas en algún punto entre el golfo de Tailandia y el mar de Andamán (ver lista completa publicada en la web de la compañía Malaysia Airlines)

En el avión viajaban 153 ciudadanos chinos, 50 malasios (incluidos los 12 tripulantes), 12 indonesios, seis australianos, cuatro estadounidenses, tres franceses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, dos iraníes, un ruso, un taiwanés y un holandés.

“No queremos saber nada más del avión”

“No es la primera vez que hace un viaje transoceánico pero lo tenía planeado desde hace mucho tiempo. Por eso estaba muy nerviosos”, explicaba al canal australiano 7 News Irene Burrows, madre de uno de los seis ciudadanos de este país que iba en el vuelo desaparecido de Malaysian Airlines.

Rodney y Mary Burrows esperaban celebrar su jubilación con un viaje a China. Ahora su familia reza por un milagro junto a otros familiares de pasajeros australianos que se han reunido en el aeropuerto de Brisbane en la mañana del miércoles.

Sin embargo, Irene y su marido dan por seguro que no volverán a ver a su hijo y a su nuera con vida. Por eso no planean viajar a Malasia, al menos mientras no haya ningún indicio. Prefieren no saber qué ha pasado con el avión aunque las autoridades malasias siguen buscando entre el Golfo de Tailandia, Malasia, su península y Vietnam sin señales del Boeing 777 desaparecido.

“Simplemente se ha desvanecido de la faz de la tierra y si tan solo vamos a poder encontrar un trozo del fuselaje sería de ayuda, pero no cambiaría nada”, explica Burrows.

“Estas cosas le pasan a otra gente”, se lamenta la mujer. “¿Por qué ese avión? Hay cientos ahí arriba todos los días”, dice.

Una pareja adolescente capta la atención de la prensa

Un amor adolescente o una muy estrecha amistad ha captado la atención de todos los medios para ilustrar los sentimientos de esta tragedia. Se trata de dos estudiantes del Liceo francés de Pekín, Hadrien Wattrelos y Zhao Yan, de 17 y 18 años y nacionalidad francesa, cuyas imágenes y mensajes en Facebook los ha convertido en el Romeo y la Julieta de esta historia.

Además, en ese mismo vuelo viajaban Laurence Wattrelos, de 52 años, y Ambre, de 14, quienes se cree que son la madre y la hermana de Hadrien. La pequeña también estudiaba en el Liceo mientras que Laurence aparece como vicepresidenta de la asociación de padres de la institución educativa.

De vuelta en Malasia, la edición online de The Telegraph cuenta como Hamid Ramlan muestra fotos de su hija Norkiakmar Hamid, de 34 años, y su marido Razahan Zamani mientras cuentas que los dos iban a bordo del avión.

Su hermano, Mohd Lokman Hamid, de 31 años, explica a los medios que supo que sus familiares iban en el avión por su estado de Facebook que publicaron la noche anterior al vuelo. 

“Sabía que estaban planeando ir a Pekín de vacaciones, especialmente después de que ella sufriera un aborto”, explica Mohd que inmediatamente llamó a la compañía para verificar la historia. “Sin embargo, me dijeron que me llamarían para confirmar”, se lamenta. 

“Estoy muy preocupado por todas las especulaciones que se están haciendo sobre el incidente”, dice. “Algunos incluso dicen que el avión ha tenido problemas con el sistema GPS”, continúa. “Solo espero que mi hermana y mi cuñado, así como el resto de pasajeros del avión, estén a salvo”. 

Noticias

anterior siguiente