Enlaces accesibilidad

Unos 150 inmigrantes intentan saltar la valla de Melilla de los que 15 consiguen pasar

       
  • La mayoria, rechazados por agentes españoles y marroquíes
  •    
  • Es el segundo intento que se registra en menos de 24 horas
  •    
  • Un guardia civil ha resultado herido en el intento de salto

Por
Quince inmigrantes logran entrar en Melilla tras un nuevo salto masivo a la valla fronteriza

Melilla ha sufrido a los pocos minutos de iniciarse la madrugada  de este lunes una avalancha protagonizada por unos 150  inmigrantes de origen subsahariano, de los cuales 15 han logrado  pasar a suelo español, según han informado fuentes de Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

La intentona de entrada masiva se ha registrado pasadas 00.00  horas por la zona conocida como Pinares de Rostrogordo, al norte de  Melilla, y en su mayoría fue rechazada por las fuerzas de seguridad  españolas y marroquíes a uno y otro lado de la alambrada.

Sin embargo, han subrayado las citadas fuentes, 15 de  los subsaharianos sí han logrado superar la doble valla de seis metros de  altura cada una y los controles policiales a uno y otro lado del  perímetro fronterizo.

Según han informado fuentes policiales, los inmigrantes se mostraron  agresivos con los agentes de la Guardia Civil que estaban custodiando el  perímetro fronterizo.

La carretera de acceso a Rostrogordo estuvo cortada al tráfico después de este nuevo intento de entrada irregular y el movimiento de vehículos policiales por la carretera de circunvalación fue incesante, han informado las mismas fuentes.

Segundo intento en 24 horas

Esta es la segunda intentona que se registra en menos de 24 horas  después de la protagonizada durante las primeras horas del domingo,  donde unos 700 subsaharianos, divididos en dos grupos de 500 y 200  inmigrantes, ha querido pasar a Melilla. Las fuerzas de seguridad de  Marruecos y la Guardia Civil lograron repeler esta avalancha masiva  que ha tenido lugar en las zonas de Beni-Enzar y Farhana y ninguno  logró su objetivo de penetrar en la ciudad autónoma.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Melilla ha  señalado que el inicio de la instalación de las mallas anti-trepa en  el vallado, que hará prácticamente imposible ser escalado, "hace que  suba la tensión en la valla" ya que los inmigrantes que hay esperando  en la montaña del Gurugú y alrededores, que se cifran en unos tres  mil, querrán pasar a la ciudad española antes de que sea más difícil  el salto de la alambrada.

Un guardia civil herido

Un sargento primero de la Guardia Civil ha resultado herido tras  el último asalto masivo a la valla de Melilla por el lanzamiento de  piedras de los inmigrantes que trataban de acceder a España, según  han informado a Europa Press fuentes policiales.

Estas mismas fuentes han destacado la actitud violenta de los  inmigrantes. En concreto, el sargento primero ha resultado herido con  un fuerte golpe en la mano y en el glúteo derecho.

Uno de los inmigrantes que logró saltar el vallado rompió el  cristal trasero del coche patrulla de la Guardia Civil en el que se  le iba a trasladar a dependencias policiales del Cuerpo Nacional de  Policía siguiendo el procedimiento habitual. Tras esta acción, ha  terminado siendo detenido por desobediencia, resistencia grave a  agente de la autoridad y falta de daños.

El CETI, al triple de su capacidad

Según ha asegurado en una entrevista en RNE el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) supera  ligeramente los 1.300 acogidos, el triple de su capacidad máxima, que es  de 480 plazas.

Para descongestionar el centro, está previsto que próximamente salga hacia la península un grupo de inmigrantes, en el marco de los traslados periódicos que lleva a cabo la Delegación del Gobierno para aliviar la presión asistencial del centro.

El Barkani ha reconocido que, a pesar de esta "política de descongestión", con la que se ha remitido a "un número importante" de inmigrantes a la península, este centro mantiene "una elevada ocupación", especialmente desde principios de este año.

El delegado del Gobierno en Melilla ha destacado también la "buena colaboración" que existe entre las fuerzas de seguridad marroquíes y españolas en la lucha contra un "problema común" como la inmigración clandestina. "Si no hubiese esas buenas relaciones, creo que estaríamos hablando de unas cifras que podríamos multiplicar por 5, por 6, por 7 o por 10", ha afirmado.

Por otro lado, El Barkani ha  descartado que el Ejército colabore en la  tarea de control fronterizo ante el incremento de las oleadas de  personas tratando de entrar en España de forma ilegal por la valla  que rodea la ciudad autónoma. "En principio no. Es un tema de orden público, la custodia y  vigilancia de la frontera le compete a la Guardia Civil y,  evidentemente, en muchísimas ocasiones lo hace con ayuda del Cuerpo  Nacional de Policía y de la Policía Local", ha asegurado.

Noticias

anterior siguiente