Enlaces accesibilidad

Carcaño se somete durante casi hora y media al test neurológico para localizar el cuerpo de Marta

       
  • La prueba se ha realizado en el hospital Miguel Servet de Zaragoza 
  •    
  • Durante la misma, se le han mostrado imágenes para activar recuerdos
  •    
  • Los padres de Marta del Castillo han apoyado que se realice esta prueba

Por
El test neurológico realizado a Carcaño podría ser definitivo para encontrar el cuerpo de Marta del Castillo

Miguel Carcaño, el asesino confeso de la joven sevillana Marta del Castillo, ha abandonado el hospital Miguel Servet de Zaragoza donde se ha sometido este jueves durante casi una hora y media a  una prueba neurofisiológica, conocida como el "test de la verdad", con el fin de esclarecer dónde está el cuerpo sin vida de su víctima.

Carcaño, se ha mostrado "colaborador" durante el test, según ha asegurado el neurofisiólogo José Ramón Valdezán, encargado de realizarlo, y que se ha mostrado "absolutamente convencido" de que esta prueba cerebral ayudará a la investigación.

El médico no se atreve a aventurar el "porcentaje" de fiabilidad de esta prueba, teniendo en cuenta que esto depende de la persona que se somete a ella y que hasta dentro de dos semanas no obtendrá los resultados, según ha explicado a su salida del hospital.

"Muy colaborador"

Carcaño se ha mostrado "muy colaborador" en todo momento y "muy tranquilo" durante el tiempo que ha durado el test, materialmente "setenta minutos", si bien con los preparativos se ha alargado algo más en el tiempo, ha asegurado el médico.

"No es muy expresivo; al menos conmigo", ha dicho el especialista al describir la actitud de Carcaño durante el tiempo que ha durado la prueba, llamada también P300 o del Potencial Evocado Cognitivo.

El joven llegó al centro hospitalario las 16.15 de la tarde y lo ha abandonado a las 18.30 horas entre gritos de "asesino" de varias decenas de personas que esperaban en las proximidades con una pancarta en la que se leía "Carcaño, asesino".

Estaba previsto que la prueba comenzará a  las 17:00 horas, pero finalmente ha sufrido un ligero retraso. Había llegado escoltado por agentes de la  Guardia Civil, desde la cárcel de Zuera (Zaragoza), donde estaba desde este martes  tras ser conducido desde la prisión de Herrera de la Mancha.

Miguel Carcaño ha aceptado someterse a un test de la verdad de forma voluntaria, para localizar el cuerpo de la joven Marta del Castillo. La prueba se realiza este jueves en el hospital Miguel Servet de Zaragoza.

La abogada de Carcaño, Paloma Pérez, ha explicado en declaraciones  a Europa Press que su cliente estaba bien, tranquilo y dispuesto a  colaborar. "Sin problema", ha apuntado.

Segundo test para una investigación

El neurólogo y  neurofisiólogo clínico José Ramón Valdizán, encargado de realizar el 'test de la verdad', ha explicado, según recoge Europa Press, que esta prueba puede servir para acotar la búsqueda de los  retos de la joven Marta del Castillo. "No solo sirve para buscar",  sino también "para descartar" dónde no hacerlo, comentó.

Este especialista fue quien el pasado 18 de diciembre realizó esta  prueba por primera vez para una investigación judicial, en ese caso a  Antonio Losilla, que se halla en prisión como presunto autor del  asesinato de su esposa, Pilar Cebrián, desaparecida en Ricla  (Zaragoza) en abril de 2012.

A lo largo de estos cinco años, Miguel Carcaño ha ofrecido  múltiples versiones sobre los hechos, tanto de lo que le sucedió a  Marta del Castillo como del lugar en el que escondieron su cadáver.  Estas versiones han llevado a la Policía Nacional a buscar en el Río  Guadalquivir, en el vertedero de Alcalá de Guadaira, en la localidad  de Camas y en la Finca de la Rinconada, para lo que se empleó incluso  un georadar.

Carcaño, en prisión desde 2009, fue condenado en febrero de 2013  por el Tribunal Supremo a 21 años y tres meses de cárcel por el  asesinato de la joven.

Recuerdos del lugar donde ocultó el cadaver

El objetivo del estudio es averiguar si Carcaño tiene recuerdos del lugar donde ocultó el cadáver de Marta del Castillo, desaparecida el 24 de enero de 2009, sobre cuyo paradero ha dado hasta siete versiones diferentes que han llevado a que las reiteradas búsquedas del cuerpo hayan sido infructuosas hasta la fecha.

Para hacerle la prueba, se le ha colocado un "gorro de electroencefalografía" que registra su actividad cerebral en una máquina, mientras en un ordenador, ubicado en una habitación aislada, se proyectan fotografías y frases relacionadas con la búsqueda de los restos de la joven.

Tanto la Fiscalía como los padres de Marta del Castillo han apoyado que se realice el test de la verdad o del Potencial Evocado Cognitivo a Carcaño, una prueba que también cuenta con la pertinente autorización del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla que investigó la muerte de la joven sevillana.

Noticias

anterior siguiente