Enlaces accesibilidad

Detenido el copiloto de un avión etíope por secuestrarlo y desviarlo a Ginebra

  • Pasajeros y tripulación se encuentran bien
  • El vuelo había partido de Adis Abeba y se dirigía a Roma

Por
Detenido el copiloto de un avión etíope por secuestrarlo y desviarlo a Ginebra

Un avión de la compañía Ethiopian Airlines que hacía la ruta entre Adis Abeba y Roma ha sido secuestrado y desviado a Ginebra, donde el supuesto pirata aéreo se ha entregado a la Policía. Tanto tripulantes como pasajeros se encuentran bien.

Según ha informado posteriormente el jefe de la Policía de Ginebra, Olivier Grosjean, el secuestrador sería el mismo copiloto de la aeronave, que aprovechó un momento en el que el piloto salió al servicio para encerrarse en la cabina de mandos. El hombre no iba armado, por lo que nunca hubo peligro para pasajeros o tripulación, según la Policía.

Según esa misma fuente, el supuesto responsable del secuestro, nacido en 1983 y con ciudadanía etíope, quería pedir asilo político en Suiza.

Vuelo con destino a Roma

El vuelo ET-702 de Ethiopian Airlines despegó de la capital etíope a las 00:30 hora local y tenía prevista su llegada a Roma a las 4:40.

Según ha aclarado Grandjean, el copiloto contactó minutos antes de las 4.00 hora local con el control del aeropuerto de Ginebra para comunicar un problema técnico para poder aterrizar; y a las 4.30 activó la alerta de secuestro.

"En ningún momento tuvimos contacto con el piloto porque no estaba dentro de la cabina de mandos", ha explicado el portavoz de la Policía.

"Una vez que el avión aterrizó, el copiloto salió del mismo por la ventana de la cabina de mandos y se dirigió corriendo al primer policía que encontró para comunicarle que era el responsable del secuestro y que lo único que quería era asilo político porque en su país estaba en peligro", ha aclarado.

Tras la detención del pirata, el avión fue rodeado por decenas de policías de los cuerpos de elite y los 202 pasajeros comenzaron a descender uno a uno. La Policía está recogiendo testimonios de los pasajeros, que recibirán atención médica y psicológica.

Según el portavoz policial, los pasajeros no tuvieron constancia de que el avión había sido secuestrado y sólo supieron de lo sucedido cuando se dieron cuenta de que habían aterrizado en una ciudad diferente a la de su destino.

La compañía aérea organizará en las próximas horas el retorno de los pasajeros a Roma u otras ciudades italianas.

Juzgado en Suiza

El fiscal de Ginebra, Olivier Jornot ha explicado que el asaltante se enfrenta a una pena de hasta 20 años y ha descartado que sea transferido a Etiopía para el juicio, que se celebrará en Ginebra.

"La ley penal de Suiza no incluye el delito de piratería del aire, pero sí de secuestro, castigado con penas que pueden llegar hasta los 20 años", ha afirmado a la prensa.

Según el fiscal, hay muy pocas posibilidades de que el asaltante obtenga el asilo político que ha solicitado porque "ha cometido un crimen para ello".

No obstante, ha matizado que, según lo sabido hasta el momento, el asaltante, de momento, "responde más al perfil de una persona desesperada que al de un criminal".

Previsiblemente pasarán 48 horas hasta que se conozca la suerte del asaltante, ya que la Policía puede tener detenido para ser interrogado hasta 24 horas, cuando pasaría a custodia judicial con otras 24 horas de plazo hasta decidir qué cargos se le imputan.

Etiopía es el segundo país más poblado del África subsahariana y entre las economías que más crecen en el continente. La oposición y activistas de derechos humanos acusan al Gobierno de perseguir el disenso y torturar a los detenidos políticos.

Pero no es habitual que funcionarios gubernamentales (como los empleados de la compañía aérea) pidan asilo. El último en hacerlo huyó a los EE.UU. en 2009.

Noticias

anterior siguiente