Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El atleta Haile Gebreselasie está dispuesto a combatir con el ejército regular de Etiopía en la guerra civil contra los rebeldes de la región de Tigray, tragedia con miles de muertos y más de dos millones de desplazados.

Campeón mundial y olímpico de 10.000 metros, siempre se implicó en los asuntos sociales de su país y ahora acude a la llamada del primer ministro de su país.

Miles de migrantes siguen en la frontera entre Polonia y Bielorrusia mientras aumenta la tensión entre la UE y Minsk. Hablamos sobre las propuestas europeas para afrontar las nuevas amenazas, como las guerra híbridas, con Félix de Arteaga, Investigador Principal del Real Instituto Elcano y profesor del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado de la UNED. Recordamos la figura del expresidente de Sudáfrica Fredrik Willem de Klerk, analizamos cómo está la situación en Etiopía de la mano de Amnistía Internacional y también cómo se mantiene el proceso judicial abierto contra el expresidente de Colombia Álvaro Uribe tras el fallo de la Corte Constitucional.
 

El presidente etíopeAbiy Ahmed, ha declarado el estado de excepción en el país un año después de iniciar la guerra contra la región de Tigray.  "Enterraremos a nuestros enemigos con nuestra sangre y nuestros huesos y devolveremos la gloria a Etiopía", ha advertido el gobernante. Al fundar Abiy un nuevo partido panetíope, algunas regiones, Tigray entre ellas, temieron que su autonomía se viera amenazada. Ahora, los muertos se cuentan por miles, hay más de dos millones de desplazados forzosos y 400 mil personas amenazadas por la hambruna en el territorio.  Las alarmas han saltado ante el riesgo de que el conflicto desestabilice y convierta en un polvorín a todo el Cuerno de África. La ONU ha denunciado crímenes de guerra en ambas partes y la comunidad internacional presiona para que se ponga fin inmediato a las hostilidades.

FOTO: EFE / EPA / STR

Etiopía sigue sumida en un conflicto que, lejos de apaciguarse, parece ir a más en los últimos días. Nos lo cuenta Santiago Barnuevo. Haizam Amirah-Fernández nos habla del aumento de tensión entre Argelia y Marruecos, y analizamos la crisis política que atraviesa Bosnia, la peor desde 1995, con el historiador Jose Ángel Ruíz Jiménez. Analizamos las consecuencias para el presidente estadounidense Joe Biden de la derrota de los demócratas en las elecciones del estado de Virginia con nuestro corresponsal, Fran Sevilla. Nuestro compañero Pablo Herrero nos explica, de la mano de Reporteros sin Fronteras, cómo los periodistas pueden eludir la censura informativa.
 

Hoy se cumple un año de la Guerra del Tigray en Etiopía, un conflicto en el que se han cometido crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos por parte de todos los bandos. Así lo refleja la investigación llevada a cabo por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y la Comisión Etíope de Derechos Humanos. Este informe asegura que la población civil ha sufrido ataques indiscriminados por parte del Ejército Federal de Etiopía, también de los rebeldes del Tigray e incluso de las fuerzas armadas de la vecina Eritrea. El gobierno de Etiopía ha pedido a la población que tome las armas para defender la capital del país, mientras cinco millones de personas necesitan hoy una ayuda humanitaria urgente que no llega.

Informa Santi Barnuevo

El pasado 25 de junio fueron asesinados tres trabajadores de Médicos Sin Fronteras -entre ellos la española María Hernández- en la región de Tigray, en Etiopía. La organización decidió retirar sus equipos en el terreno, y pide ahora que se pueda investigar lo sucedido. Entrevistamos hoy a Mercè Rocaspana, responsable médico en la unidad de emergencias de MSF.  

El cuerpo de María Hernández, la cooperante española asesinada el pasado jueves en Etiopía, será repatriado mañana. Fue víctima de un ataque en la región de Tigray, donde se libra desde hace ocho meses una guerra civil que ha dejado miles de muertos y cientos de miles de personas al borde de la hambruna. Ahora, el gobierno de Etiopía ha decretado un alto el fuego unilateral, un paso necesario para resolver el conflicto.

Foto:EFE
 

Una cooperante española de la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) ha sido asesinada en Etiopía junto con dos compañeros etíopes. Se trata de María Hernández, madrileña de 35 años, según ha informado MSF en un comunicado. Ha ocurrido en Tigray, región al norte del país y fronteriza con Eritrea, una zona golpeada por un violento conflicto independentista que ha provocado una crisis humanitaria. Hernández era coordinadora de emergencia. Los otros dos asesinados son Yohannes Halefom Reda, asistente de coordinación, y Tedros Gebremariam Gebremichael, conductor, ambos de 31 años. Informa María Gámez

Etiopía celebra este lunes elecciones bajo la sombra del conflicto armado en la región norteña de Tigray. Desde su estallido, en noviembre de 2020, el conflicto ha causado miles de muertos, el desplazamiento forzado de casi dos millones de personas y una crisis alimentaria de enormes dimensiones. Lo que empezó como una cuestión interna ha derivado en una guerra regional que implica a tropas de la vecina Eritrea. En esta jornada electoral, nos fijamos en el Tigray con este reportaje de Eduardo Sanz. 

Este padre muestra los balazos que recibió su hijo cuando el ejército de Etiopía atacó al gobierno regional de Tigray, en noviembre...Huyó de su aldea y cuando regresó la etnia que apoyó los militares le había quitado su casa y su ganado... Mibrak escapó con sus hermanos después de ver cómo disparaban a sus padres...  Esta mujer lleva meses vagando con sus nueve hijos buscando un lugar seguro y alimento..."He venido a esta escuela, pero apenas hay comida"... Muchas otras llegan embarazadas, fruto de violaciones. "Me violaron 23 soldados, etiopes y eritreos" denuncia esta joven. La región de Tigray tiene más de seis millones de habitantes. Un español de Médicos sin Fronteras acaba de regresar de allí y explica que las ciudades no pueden atender a los centenares de miles de desplazados...Estados Unidos ha hablado claramente de limpieza étnica... El primer ministro etiope ha reconocido que tropas eritreas que le ayudaron a desalojar al gobierno regional de Tigray siguen en la región...El conflicto ha provocado un millón de desplazados... FOTOGRAFíA: REUTERS/Baz Ratner.