Enlaces accesibilidad

La oposición siria y el régimen abren la puerta a un alto el fuego tras cruzar acusaciones

  • La conferencia de Ginebra II se inicia en Montreux con desencuentros
  • La oposición pide a Asad que deje el poder; el régimen les acusa de terrorismo
  • El mediador dice que ambos podrían hablar de un alto el fuego localizado
  • Ban:"Todos los sirios les miran a ustedes"
  • Kerry: "Asad no formará parte del gobierno transitorio en Siria"

Por
La oposición siria y el régimen abren la puerta a un alto el fuego tras cruzar acusaciones al inicio de Ginebra II

El Gobierno y la oposición de Siria han mostrado su disposición a hablar sobre un alto el fuego localizado cuando empiecen a negociar sobre cómo detener la guerra, ha afirmado el mediador de la ONU y la Liga Árabe para ese país, Lajdar Brahimi, en su balance de una primera jornada de negociación marcada por las alejadas posiciones iniciales de ambas partes y las mutuas acusaciones de violación de derechos humanos.

"Tenemos indicaciones de que están dispuestos a discutir sobre el alto el fuego localizado y la liberación de prisioneros", ha dicho el mediador, quien ha asegurado que crearía un clima favorable para el inicio de la conferencia de paz para Siria, conocida como Ginebra II, que se ha inaugurado este miércoles en la ciudad suiza de Montreux.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha valorado que serían dos medidas de confianza valiosas y que, si no puede lograrse un alto el fuego en toda Siria, empezar por los lugares más afectados por los combates, como Alepo, sería una señal positiva de la "sinceridad" del Gobierno de Bachar Al Asad en estas negociaciones.

La conferencia de Ginebra II es la primera ocasión en la que se sientan frente a frente representantes del Gobierno y de la oposición armada para tratar de llegar a algún tipo de acuerdo.

La jornada se ha abierto en el hotel Montreux Palace con el discurso del presidente de Suiza -como país anfitrión-, Didier Burkhalter. Después ha tomado la palabra el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y los jefes de la política exterior de Estados Unidos, John Kerry, y de Rusia, Serguei Lavrov, patrocinadores de la cumbre.

En sus discursos inaugurales, sin embargo, ambas partes se han reafirmado en sus posiciones y han cruzado graves acusaciones de violaciones de los derechos humanos. A la conferencia asisten también delegaciones de 39 países invitados -entre ellos España y México.

Brahimi ha anunciado que intentará que gobierno sirio y oposición se sienten por primera vez frente a frente "en una misma sala". Para empezar, este jueves se reunirá por separado con ambas partes para tratar la siguiente etapa en las negociaciones.

"El proceso será extremadamente difícil. Las declaraciones que hemos escuchado esta mañana confirman que hay una profunda división entre las partes", ha dicho el diplomático argelino en una rueda de prensa tras el cierre de la sesión inaugural de la conferencia de paz en la ciudad suiza de Montreux.

A pesar de las dificultades, Brahimi ha recordado que un primer paso fundamental ha sido que el gobierno y la oposición siria hayan aceptado participar en este proceso sobre la base de un documento que declara que el objetivo es el establecimiento de un gobierno transitorio.

Ban: "Ya es suficiente, comienza el momento de la negociación"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha advertido de que no debe esperarse un avance instantáneo en las negociaciones entre la oposición y el gobierno."No esperamos un avance instantáneo", ha dicho el responsable de Naciones Unidas en una conferencia de prensa al término de la sesión inaugural de la conferencia.

No obstante, Ban ha sostenido que nadie debe subestimar las dificultades que habrá, pero ha afirmado que es el deber de las partes encontrar el camino de la paz. “Ya es suficiente, comienza el momento de la negociación”, ha añadido. Horas antes, en la inauguración, Ban advertía a los presentes. "Todos los sirios y todos los países involucrados en esta crisis les miran a ustedes", ha dicho a los delegados del gobierno sirio y de la oposición. 

"Todas las partes han mostrado una total falta de respeto de sus obligaciones bajo la legislación internacional", ha añadido el secretario general de la ONU, tras repasar los efectos de casi tres años de guerra civil, en especial sobe la población civil. "La violencia debe acabar, y todas las partes deben abstenerse de actos de terror (...) se debe permitir el paso de ayuda humanitaria y equipo médico", ha pedido Ban. "Les llamo a todos ustedes a que muestren visión humanitaria y política", ha concluido, pidiendo además a todas las partes implicadas a mostrar la máxima contención en sus discursos y en su lenguaje. 

Kerry: "Asad no formará parte del gobierno transitorio"

En su turno, el secretario de Estado de EE.UU. John Kerry, ha advertido que Asad no formará parte del gobierno transitorio en Siria. "Solo vemos una opción: negociar un gobierno transitorio nacido del consenso mutuo", ha dicho Kerry.

"Eso significa que Bachar al Asad no podrá formar parte del gobierno de transición. Es imposible, inimaginable que este hombre que ha utilizado tanta violencia contra su propio pueblo pueda conservar la legitimidad para gobernar", ha añadido.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha advertido que las conversaciones no serán "ni simples ni rápidas" y ha pedido a los países extranjeros que no intervengan en los problemas internos de Siria. 

Lavrov cree que tanto la oposición interna siria debe formar parte del diálogo nacional, mientras el gobierno de Irán deben formar parte del diálogo internacional para acabar con el conflicto.

Gobierno y oposición mantienen sus posiciones

Tras los discursos de los patrocinadores de la conferencia, ha llegado el momento de las delegaciones del gobierno sirio y de la oposición, que han utilizado su turno para reiterar las posiciones ya conocidas y acusarse mutuamente de graves violaciones de los derechos humanos.

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, ha respondido directamente a Kerry. "Nadie tiene el derecho para dar o retirar la legitimidad de un presidente, un gobierno o una ley en Siria salvo los sirios", ha advertido. Pero la mayor parte del discurso de Muallem (que ha sido amonestado en dos ocasiones por Ban por pasarse del tiempo fijado) ha tenido como objetivo a la oposición.

El ministro sirio ha negado toda legitimidad a los representantes de la Coalición Nacional de Fuerzas Revolucionarias y de la Oposición (CNFROS), a los que ha acusado de extremistas y terroristas. "Hemos venido aquí a poner fin al terrorismo - ha insistido el ministro sirio - El diálogo entre los sirios es la solución, pero es nuestra obligación constitucional defender a nuestro pueblo y aquí les decimos que lo seguiremos haciendo".  "Mientras haya países que apoyan el terrorismo, la conferencia no tendrá éxito. La diplomacia triunfará combatiendo el terrorismo", ha subrayado Mualem.

Por su parte, Ahmed Asid Yarba, presidente de la CNFROS, ha emplazado a los enviados del gobierno sirio a "dejar de ser una delegación de Asad y convertirse en una delegación libre, como nosotros". "Hablar de la permanencia de Asad va contra Ginebra I", ha insistido Yarba, quien ha exigido que el actual presidente sirio ceda todos sus poderes.

En su discurso, Yarba ha acusado al gobierno sirio del asesinato de civiles y de violaciones de los derechos humanos. Para ilustrar su denuncia, ha mostrado a los presentes una fotografía del informe realizado por tres juristas internacionales y hecho público el día anterior. Tras ello, Yarba, ha exigido la creación de una “comisión internacional de investigación que visite los centros de detención del régimen en los que ha llevado a cabo las torturas y los asesinatos”, informa Afp.

García-Margallo pone la Transición española como modelo

La sesión inaugural ha continuado con la intervención del resto de delegaciones. La reunión ha contado con la presencia de del ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, y de la responsable de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, quien ha insistido en solicitar acceso a la población civil aislada por los combates.

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia ha apuntado a las dificultades del proceso y ha subrayado el compromiso de su país con sus objetivos y su apoyo a la Coalición Nacional Siria. También ha señalado la "responsabilidad del régimen" en el ataque químico del pasado agosto, las ejecuciones masivas, hambrunas organizadas y "otras monstruosidades", según Efe. Fabius ha reclamado un alto al fuego inmediato inmediato y la apertura de corredores para la entrada de ayuda humanitaria a aquellos que lo necesitan, que según la ONU, sobrepasan los 9 millones de personas.

Por su parte, el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, ha puesto la Transición española como ejemplo de cambio democrático, pero "con la exclusión de personas que han participado en crímenes dificilmente perdonables en el siglo XXI".

"Según esa experiencia, que yo deseo para el pueblo sirio - ha explicado el ministro español - lo primero que había que restablecer eran las libertades antes de llamar al pueblo a las urnas. Primero la libertad, luego la democracia". Tras la apertura en Montreux, la conferencia se trasladará a Ginebra, donde tendrán lugar reuniones específicas.


Noticias

anterior siguiente