Enlaces accesibilidad

El PP asegura que "no va a haber fisuras" en sus filas sobre el aborto y el PSOE pide voto secreto

       
  • El PP se opone al voto en conciencia y afirma que su posición es "clara"
  •    
  • Barreiro ve necesaria la reforma y espera consenso en el debate parlamentario
  •    
  • El PSOE pedirá el voto secreto en el Congreso para retirar el anteproyecto
  •    
  • IU pide al Gobierno que revise la reforma tras las reacciones en contra

Por
PSOE e IU piden al Gobierno que retire el anteproyecto de la reforma de la ley del aborto

La oposición reclama al Gobierno que revise el anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada, que ha cosechado diversas reacciones críticas, también por parte de miembros destacados del PP. El PSOE quiere que las voces discordantes en el partido con mayoría parlamentaria puedan "desmarcarse" con la opción del voto secreto, mientras que el PP asegura a que, pese a las "lógicas" discrepancias, "no va a haber fisuras" y que sus diputados y senadores están obligados a "defender el programa" electoral del partido.

El secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha asegurado que "no va a haber fisuras" en dicho grupo a la hora de apoyar la reforma de la ley del aborto, porque el partido tiene una "posición clara" que plasmó en su programa electoral.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Bermúdez ha descartado así que vaya a haber parlamentarios populares que no apoyen esta reforma; incluso ha asegurado que los diputados del PP "siempre votan libremente" aunque, ha añadido, "en coherencia con lo que defiende" el programa del partido.

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha dicho que la reforma de la ley del aborto es "necesaria" porque la actual "no era capaz de equilibrar de forma suficiente y equitativa los derechos fundamentales" y ha abogado por "esforzarse" por conseguir consenso en el debate parlamentario y no se ha mostrado a favor de un voto en conciencia de los diputados del PP.

En una entrevista en Las mañanas de RNE, Barreiro ha insistido en que la actual normativa no equilibra de manera suficiente "los derechos de la mujer y del no nacido" y ha recordado que el PP se presentó a las últimas elecciones con "un compromiso claro" en este tema.

"Es necesario recuperar el equilibrio que había establecido la doctrina del Tribunal Constitucional, y eso es lo que pretende la norma del Gobierno", ha añadido.

"Formamos parte de un grupo que defiende un programa"

Respecto a los distintos posicionamientos y a algunas voces disidentes dentro del propio PP, incluidas las del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, Barreiro ha señalado que "en todos había un denominador común, que es la palabra consenso".

"La norma entra ahora en debate parlamentario, es ahí donde tendremos que tratar de hacer todos los esfuerzos para conseguir ese consenso", ha apuntado el dirigente popular, quien se ha mostrado seguro de que tanto en el Congreso como en el Senado se podrá "enriquecer ese marco" y "limar las dificultades".

En un asunto que afecta a la propia conciencia, que define como "complejo", el portavoz del PP en el Senado no se ha mostrado a favor de un voto en conciencia sobre la  ley del aborto, como proponía el presidente del PP de Guipuzkoa, Borja Semper. 

"Formamos parte de un grupo que defiende un programa", que, ha recordado, conocían los representantes del PP y han defendido cuando se presentaban a las elecciones.

Este jueves continuaban las reacciones discordantes en el PP alrededor de la reforma de la ley de aborto. Mientras la vicepresidenta de Extremadura, Cristina Teniente, ha insistido en el planteamiento del presidente regional, José Antonio Monago, de que es "momento" de "negociar" un texto de ley del aborto que  facilite que "la mayoría de los diputados del arco parlamentario puedan votar lo mismo", Nuevas Generaciones ha desautorizado al 'número dos'  de la organización juvenil del PP, Javier Dorado, que cuestionó el anteproyecto presentado por el Gobierno aduciendo que "el Estado no debe complicar más las cosas".

El PSOE pedirá el voto secreto en el Congreso

Sobre este punto, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha confirmado que su formación ha registrado en el Congreso una proposición no de ley en la que se exige al Gobierno la retirada del anteproyecto de reforma de la legislación sobre aborto, en un pleno extraordinario que pretenden convocar en enero y en el que el voto sea secreto.

Soraya Rodríguez, ha explicado que la votación de esta  iniciativa deberá ser secreta "para que los diputados del PP que estén  avergonzados (por esta reforma), voten a favor de la iniciativa y se  pueda pedir la retirada". El Reglamento de la Cámara baja exige votación pública en todos los procesos legislativos.

"Hay que abortar, antes de que llegue al Congreso como proyecto de ley,  este vergonzante anteproyecto de reforma", ha aseverado Rodríguez, que  también ha anunciado la petición de comparecencia en sede parlamentaria  de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, "por  presidir" el Consejo de Ministros en el que se aprobó el texto; el  ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón; y la "silente" ministra de  Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

En una entrevista en la Cadena SER, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha juzgado importante la  "presión" que puedan hacer los grupos parlamentarios para intentar  "frenar este retroceso de más de veinte años" que acaba con una  legislación "homologable" a la de los países del entorno y con la que el año pasado descendió el número de abortos.

Los socialistas insisten en que esta reforma solo tiene una justificación "ideológica" por el objetivo de alinearse con la derecha más extrema. Si no se puede frenar, ha explicado López, al menos intentarán "darle la vuelta como a un calcetín".

IU pide al Gobierno que rectifique tras las reacciones en contra

Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha afirmado que el anteproyecto del Gobierno es "oscurantista e inquisitorial" y se "ensaña con las mujeres", y ha solicitado al Ejecutivo que revise su texto ante las reacciones en contra de una parte de la sociedad española.

Así lo ha indicado Llamazares en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados junto a la diputada de Izquierda Plural Ascensión de las Heras, en la que han pedido la comparecencia de los ministros de Justicia y Sanidad, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Mato, respectivamente, para presentar la "contrarreforma" del aborto en sede parlamentaria.

"El señor Rajoy nos ha pasado la pelota y nos ha dicho que no se  trata de un anteproyecto, que está en manos del Congreso de los Diputados. Es una mentira como un castillo, pero, en todo caso, le tomamos la palabra. Si es cuestión del Congreso, pasen los dos ministros y preséntennos este anteproyecto cuanto antes porque si se trata de que nosotros tenemos la responsabilidad, al menos tengamos la información", ha aseverado.

Llamazares ha señalado también que, en aplicación de la Ley de Transparencia, su grupo parlamentario va a pedir al Tribunal Constitucional que aporte los informes que existen hasta este momento en relación a la ley del aborto aprobada en 2010 por el Gobierno socialista. 

Además, la diputada de Izquierda Plural Ascensión de las Heras ha anunciado que esta formación va a poner en marcha una serie de iniciativas con los grupos de la oposición "en un frente común" para impedir que la reforma llegue al Congreso como proyecto de ley, además de "salir a la calle" para protestar contra el texto junto a movimientos y asociaciones feministas.

"Una minoría residual, de marcado carácter ultraconservador, no puede secuestrar e imponer sus dogmas a una mayoría social en un Estado avanzado", ha indicado.

Noticias

anterior siguiente