Enlaces accesibilidad

La Policía registra la sede del PP en busca de documentos de la presunta caja B

  • Un secretario judicial y varios agentes han permanecido 14 horas en la sede del PP
  • Se investiga también si la reforma en la sede se pagaron con dinero negro
  • En un comunicado el PP reitera "su total y plena colaboración con la Justicia"
  • Lee el auto de requerimiento del juez Pablo Ruz (.pdf)

Enlaces relacionados

Por
La Policía concluye la búsqueda de documentación en la sede del PP tras 14 horas

La Policía ha registrado por orden del juez Pablo Ruz la sede del PP en la madrileña calle de Génova para recabar información sobre las obras de reforma de dicha sede, investigadas por un posible delito fiscal dentro del caso Bárcenas, así como también "cualesquiera otros elementos que pudieran estar relacionados con los apuntes contables" del extesorero de la formación que reflejarían una supuesta caja B.

En el auto en el que autorizó e jueves por la tarde la petición de información, el magistrado ordenaba requerir al partido que entregara "la totalidad de la documentación de cualquier género que obrare en las dependencias de tesorería, gerencia, contabilidad, caja, auditoría interna o cualesquiera otros archivos del Partido Popular albergados en la sede".

En el escrito, el juez añadía que la Policía también debía recabar "cuanta documentación en soporte papel o digital que guarde relación con los hechos" y con los apuntes de Bárcenas, en especial los referidos a entregas de dinero al arquitecto que hizo las obras, Álvaro Urquijo. En el escrito, el juez establecía que si el PP no hubiera accedido al requerimiento se habría ordenado la entrada y registro de la sede, cosa que no ocurrió.

También en el auto, el magistrado sostiene que Unifica, la empresa que reformó la sede del PP en Génova, y este partido "generaron" documentos para certificar y facturar estas obras con el objetivo de "dar cobertura a una facturación oficial ficticia".

14 horas en la sede del PP

El secretario judicial de Ruz y dos agentes de la Policía han permanecido catorce horas -desde este jueves a las 21.00 hasta este viernes hasta las 11.00 horas- en la sede del PP de Génova 13 recabando la información pedida por el juez sobre las obras en el edificio, que los investigadores creen que se pagaron, en parte, con dinero negro.

La comisión judicial ha escaneado "uno a uno" los documentos requeridos por el magistrado, a fin de llevarlos a la Audiencia Nacional, según han informado fuentes del PP que han señalado que ésta fue la causa por la que duró 14 horas el registro. La documentación que han estado escaneando la Policía se refiere a Unifica, según las fuentes.

A lo largo de la madrugada la Policía Nacional ha estado presente a las puertas de la sede del PP  que solo se han abierto para dejar entrar y salir a algunos  trabajadores. Asimismo, dos técnicos de Telefónica han acudido a Génova  13 a las 04.00 de la madrugada para resolver una avería en la línea  según han afirmado en declaraciones a Efe. Sin embargo, unos minutos  después han abandonado el edificio sin resolver el problema.

Ruz toma la decisión porque el PP no le remitió la información

El juez Ruz envió a la Policía a la sede del PP para recabar toda la  documentación contable relativa a las obras de renovación del edificio,  que se desarrollaron entre 2005 y 2011 y de las que se sospecha que una  parte fue pagada con dinero negro, después de que el PP no le hubiera remitido la información que en su día le requirió y que recientemente supo que sí se la había hecho llegar a la Fiscalía Anticorrupción, han informado a Efe fuentes jurídicas.

El extesorero Luis Bárcenas aseguró en una de sus declaraciones ante Ruz que los populares habían pagado en negro al arquitecto Gonzalo Urquijo el 30 por ciento del valor total de la obra de renovación de su sede nacional, que se llevó a cabo entre 2005 y 2011. Los 'papeles de Bárcenas'  recogen varios pagos a Urquijo -bajo los epígrafes 'Gonz. Urquijo', 'Gonzalo (Arquitecto)' y 'G.U.'- por un montante total de 888.000 euros.

Ruz, tras analizar toda la documentación recogida en la causa, ha apreciado "indicios de falta de concordancia o descuadre" entre la facturación realizada por Unifica, la empresa de Urquijo, por las obras de la calle Génova y "los apuntes registrados en la contabilidad oficial del partido" por la renovación de su sede nacional.

La decisión del juez ha contado con el apoyo del fiscal Anticorrupción encargado del caso, Antonio Romeral. Según informa Servimedia, Ruz no ordenó una entrada y registro en la sede del PP, sino que dictó un auto de requerimiento para que la comitiva judicial y la policía pudiesen entrar en el edificio y buscar los documentos contables.

El pasado 13 de diciembre el Partido Popular presentó un escrito a Anticorrupción, que a su vez se lo hizo llegar a Ruz, en el que afirmaba que el informe de la Policía que confirma indicios de una contabilidad B en el partido se basa en "simples presunciones" y en ocasiones hace un "ejercicio de imaginación ciertamente asombroso".

Unas obras abonadas supuestamente con dinero negro

La UDEF llegó a esta conclusión tras comparar la documentación sobre la reforma de la sede del PP en la calle Génova realizada por la empresa Unifica entre 2005 y 2011 con tres entregas en metálico por 888.000 euros al arquitecto de esta empresa Gonzalo Urquijo que aparecen en los papeles manuscritos del extesorero del partido Luis Bárcenas.

Ese dinero, según concluía el juez, se habría abonado al arquitecto con la supuesta caja B del PP y los pagos "no se habrían reflejado ni en la facturación ni en la contabilidad oficial, sino en la contabilidad paralela o 'B' llevada en el seno de la citada formación y de la que eran presuntos encargados los imputados Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta", por entonces gerente y tesorero, respectivamente.

Urquijo declaró ante el juez hace tres días después de que su nombre apareciera en los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas con la asignación de supuestos pagos en dinero en negro y dijo que nunca había cobrado de esa manera, aunque reconoció que Bárcenas le dictó un recibí de 200.000 euros, cantidad que coincide con un apunte de la supuesta caja B.

Ruz le citó a declarar tras confirmar en un auto y "a nivel  indiciario" la presunta existencia "de una cierta corriente financiera  de cobros y pagos continua en el tiempo, al margen de la contabilidad remitida por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas".

El juez llegaba a esta conclusión a la luz del informe de la UDEF de la Policía. El instructor apuntaba que de esta forma se confirmaba "a nivel  indiciario" la existencia de "una cierta corriente financiera de cobros y  pagos" en el PP al margen de su contabilidad oficial que habría sido  utilizada para pagar a Urquijo, al que imputó como autor de un delito  contra la Hacienda Pública del que habrían sido cooperadores necesarios  tanto Páez como Bárcenas. 

Según la Policía, esa supuesta contabilidad paralela del PP "habría  sido utilizada en el presente caso para atender a determinados pagos al  arquitecto y responsable de la empresa Unifica", que realizó las obras  de reforma de la sede entre 2005 y 2011.

El PP reitera su "plena colaboración con la Justicia"

Por otro lado, en un comunicado difundido esta madrugada el PP ha indicado que la documentación que pide Ruz sobre los pagos realizados por las obras en la sede central del partido ya fue aportada, con fecha de 10 de agosto de 2013, al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Además, el PP dice que el 2 de diciembre de este año, en un escrito que presentó ante la Fiscalía, aportó copia de parte de esta documentación presentada en agosto como justificación de los razonamientos que exponía en ese escrito.

El PP concluye su comunicado reiterando "su total y plena colaboración con la Justicia en todo lo que sea requerido, igual que ha venido haciendo hasta la fecha".

De esta manera, el juez pretende, según fuentes de la investigación, obtener indicios delictivos que apuntalen la imputación tanto del arquitecto de Unifica, Gonzalo Urquijo, al que se atribuye un delito de fraude fiscal, como del exgerente del PP Cristóbal Páez y de los extesoreros Alvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, a los que considera cooperadores necesarios de este delito.

Noticias

anterior siguiente