Enlaces accesibilidad

'Tú y yo', el inesperado y vitalista regreso de Bernardo Bertolucci al cine

  • El director, de 73 años y postrado en una silla de ruedas, llevaba 10 años sin rodar
  • La película, basada en la novela de Niccolò Ammaniti, se estrena el día 26
  • Es el primer filme íntegramente italiano de Bertolucci en 30 años

Por

Clip de la película 'Tú y yo', el regreso al cine de Bernardo Bertolucci

FICHA TÉCNICA

Título original: Io e te
Año: 2012
Duración: 97 min.
País: Italia
Director: Bernardo Bertolucci
Guion: Bernardo Bertolucci, Francesca Marciano, Umberto Contarello (Novela: Niccolò Ammaniti)
Reparto: Tea Falco, Jacopo Olmo Antinori, Sonia Bergamasco, Veronica Lazar, Tommaso Ragno, Pippo Delbono, Francesca De Martini
Música: Gabriele Conti, Goffredo Gibellini, Marco Streccioni
Fotografía: Fabio Cianchetti

"Cuando mi inmovilidad forzosa se convirtió en mi normalidad, pensé que mis días como cineasta habían terminado. La idea de no hacer más películas significaba cerrar un capítulo y abrir otro, pero no sabía cuál. Supuso una gran lucha para mí aceptar que necesitaba una silla de ruedas para moverme. Poco a poco aprendí el "arte" de aceptar mi condición, y desde ese momento supe que era posible hacer películas desde una posición distinta a la habitual. Sentado en vez de de pie. Tras haber rodado Tú y yo, siento que estoy de vuelta en la carrera y estoy preparado para hacer otra película tan pronto como sea posible".

Con estas conmovedoras y reveladoras palabras explica el maestro Bernardo Bertolucci (Parma, 1941) su inesperado y feliz regreso al cine, diez años después de su última película (Soñadores, 2003) y tras sobreponerse a una enfermedad no revelada que lo mantiene postrado en una silla de ruedas.

Su nueva película, Tú y yo (2012), llega a los cines españoles este viernes 26 de julio, tras exhibirse fuera de concurso en el Festival de Cannes en 2012 y cosechar varias nominaciones y premios del cine italiano.

En Tú y yo, Lorenzo (Jacopo Olmo Antinori) es un adolescente de 14 años que decide encerrarse en sótano de su casa para pasar una semana de vacaciones lejos de todos, mientras sus padres creen que está de viaje esquiando con su clase. Quiere vivir su solipsismo en un sueño de felicidad sin conflictos, sin molestos compañeros de clase. Quiere que el mundo, con sus reglas incomprensibles, quede al otro lado de la puerta. Hasta que un día, su hermanastra Olivia (Tea Falco), nueve años mayor que él, irrumpe en el sótano con su frescura y vitalidad juvenil y vuelve el mundo de Lorenzo del revés.

Una historia que le ha revitalizado a sus 73 años

Sobre la enfermedad del cineasta de 73 años, en las notas de producción de la película solo se habla de "severos dolores de espalda y muchas operaciones, rehabilitaciones y recaídas" que han mantenido a Bertolucci alejado de cualquier proyecto cinematográfico, entre los que cita "algunos muy ambiciosos con grandes repartos internacionales".

Pero el "flechazo" que sintió el maestro italiano -ganador de dos Oscar, como director y como guionista de El último emperador (1987), cinta que se llevó nueve en total- al leer la magnífica novela de Niccolò Ammaniti Tú y yo (Editorial Anagrama, 2012), una historia sobre la inocencia y la vitalidad de la juventud, le ha dado fuerzas para regresar: "Cuando leí las primeras páginas del libro, sentí una chispa...de un nuevo proyecto... a convertir inevitablemente en película ", cuenta el director.  

"Tú y yo versa sobre los anhelos, las decepciones, las luchas y los sueños de dos jóvenes. Sospecho que muchos de mis filmes tienen implicaciones con la juventud y sus específicos estados emocionales, desde las más obvias, como Soñadores o Belleza robada, pero incluso también en películas como Novecento, El último emperador o El pequeño Buda. Ahora que tengo más de 70 años, sigo intrigado por los personajes jóvenes y el reto de capturar su vitalidad y curiosidad", detalla el cineasta italiano.

Para llevar el libro al cine, Bertolucci coescribió el guion con el propio Ammantini, junto a Umberto Contarello y Francesca Marciano. El guion resulta fiel en su esencia al alma del texto original, aunque con alguna que otra elocuente diferencia, sobre todo en la resolución, por lo que merece la pena aprovechar para volver a sumergirse en la fluida narrativa del escritor italiano que mayor repercusión internacional ha tenido en los últimos tiempos. 

30 años sin hacer un filme íntegro italiano

Además de suponer el regreso al cine una década después del cineasta que revolucionó el cine europeo en 1972 con El último tango en París -con Marlon Brando descubriendo la erótica de la mantequilla-, Tú y yo es la primera rodada en italiano, con actores italianos y en Italia de Bertolucci más de 30 años después de La historia de un hombre ridículo (1981).

En la película, el maestro demuestra que sus dotes de dirección de actores no se han oxidado y saca lo mejor de Tea Falco y Jacopo Olmo, a los que tardó meses en encontrar tras hacer pruebas a prácticamente todos los actores italianos de la edad de los protagonistas. Tea Falco había hecho pequeños papeles en cine (I Vicerè, 2007), mientras que es la primera película para Jacopo Olmo, con experiencia solo en obras teatrales, quien a Bertolucci le recuerda a una mezcla entre Robert Smith (el cantante de The Cure), un joven Malcom McDowell (La naranja mecánicay "un misterioso personaje de Pasolini"

Precisamente The Cure forma parte de la banda sonora de la película y Bertolucci pone a Jacopo Olmo a tararear "Boys don't cry", aunque el tema estrella es "Ragazzo Solo, Ragazza sola", la versión italiana de "Space Oddity", cantada por el propio David Bowie, que parece escrita expresamente para la secuencia musical de Tú y yo.    

Pese a la presencia de la música, los silencios también son muy importantes en Tú y yo, y el propio sótano en el que está encerrado Lorenzo es un protagonista más para Bertolucci, que convierte la claustrofobia en "claustrofilia". 

La fuerza de Bertolucci en su regreso la vemos también en su intento de rodar Tú y yo con la técnica del 3D, aunque finalmente, y tras hacer varias pruebas en los estudios Cinecittà, desechó la idea por falta de tiempo. "Quizás dentro de unos años...", dice el cineasta italiano. Parece que Bertolucci viene para quedarse.

Noticias

anterior siguiente