Enlaces accesibilidad

Las dos cooperantes españolas liberadas se encuentran "bien" pero "cansadas y débiles"

  • Han aterrizado en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz 
  • Fueron liberadas tras 21 meses secuestradas en Kenia
  • Las familias piden "tiempo" para su vuelta a la vida normal

Por
Las dos cooperantes españolas llegan a España después de 21 meses secuestradas

Las dos cooperantes españolas Montse Serra y Blanca Thibaut, liberadas este jueves tras permanecer 21 meses secuestradas en Kenia, se encuentran "bien de ánimos", pero "débiles y cansadas", según los familiares quienes han pedido para ellas "tiempo para volver a la vida normal". 

Así lo ha anunciado Inés Thiabaut, hermana de una de las cooperantes, en una rueda de prensa en la sede de Médicos sin Fronteras (MSF), la ONG para la que trabajaban las dos mujeres cuando fueron secuestradas en el campamento de refugiados de Dadaab, al este de Kenia.

Un avión de la Fuerza Aérea española ha trasladado a las cooperantes desde Yibuti hasta España, donde han aterrizado sobre las 16:00 horas en la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, según el presidente de MSF, José Antonio Bustos.

Ambas jóvenes, que han viajado acompañadas de un psicólogo y un médico de la ONG, "se encuentran en buen estado de salud y ya se han reunido con sus seres queridos lo antes posible", ha explicado Bustos.

"Tiempo y respeto" para adaptarse

Las familias han celebrado la noticia de la liberación y han agradecido el "apoyo" durante los 644 días que ha durado el cautiverio y "el trabajo de los que han hecho posible su liberación", ha asegurado Inés Thiebaut.

Asimismo, ha solicitado tiempo y respeto "para estar con ellas, cuidarlas y ayudarlas a adaptarse a la vida en libertad", ha añadido. En este mismo sentido, se ha pronunciado Bustos quien ha pedido "tiempo y tranquilidad para que se recuperen junto a sus familias" las dos mujeres.

El presidente de MSF ha explicado que la liberación, de la que no ha dado datos de cómo se llevó a cabo "porque pondría en peligro a las personas que han participada para ello en Somalia", ha sido posible gracias a la colaboración de Médicos sin Fronteras y el Gobierno español desde el inicio del suceso.

Durante todo el tiempo que ha durado el cautiverio, Bustos ha reconocido que se llegó a temer por la vida y por la salud de las cooperantes, sobre todo dadas las pocas pruebas de vida que recibían.

El trabajo de Médicos sin Fronteras en Somalia

Médicos sin Fronteras, que lleva dos décadas trabajando en ayuda humanitaria en Somalia, baraja ahora si seguir con su labor en este país africano. El presidente de la organización ha reconocido que en los próximos días tomarán una decisión al respecto.

"Nuestro compromiso con la población somalí se mantiene pero tenemos que ver hasta dónde podemos arriesgarnos", ha anunciado Bustos tras la liberación de dos de sus trabajadoras.

El presidente de la ONG ha lamentado que se haya cometido este "crimen" contra personas que estaban llevando a cabo "una labor humanitaria". "Es inaceptable", ha sentenciado Bustos.

Fueron secuestradas hace 21 meses

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut fueron secuestradas el 13 de octubre de 2011. Con su liberación se ha puesto fin al cautiverio más largo de unos cooperantes españoles. Desde Yibuti -fronterizo con Somalia-, base de la operación europea Atalanta contra la piratería en el Índico, las dos liberadas han iniciado el viaje de regreso a España.

Desde el inicio del secuestro han sido escasas las informaciones públicas sobre las dos cooperantes y ninguna organización ha reconocido públicamente la acción, aunque las primeras sospechas apuntaron al grupo islamista radical Al Shabab, que opera en la zona en la que fueron secuestradas y está vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

Sin embargo, este grupo negó pocos días después que fuera el autor del secuestro de las dos cooperantes, que permanecían en cautiverio en Somalia.

Este país vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, que lo dejó sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Desde ese mismo año, la presencia de Médicos sin Fronteras ha sido constante en el país, donde en la actualidad mantiene varios proyectos humanitarios.

En los últimos dieciséis años, más de medio centenar de cooperantes españoles han sido secuestrados cuando participaban en labores humanitarias, incluidas las dos personas liberadas este jueves.

Noticias

anterior siguiente