Enlaces accesibilidad

El Supremo archiva la causa contra José Blanco por tráfico de influencias en el caso Campeón

Por
El Supremo archiva la causa contra José Blanco por tráfico de influencias en el caso Campeón

El Tribunal Supremo ha archivado la causa abierta contra el diputado y exministro socialista José Blanco por tráfico de influencias en el caso Campeón al concluir, en un auto conocido este jueves, que los hechos investigados no son constitutivos de este tipo penal en contra de lo que sostenía el juez instructor y el fiscal.

La decisión del alto tribunal, que ha admitido a trámite el recurso de Blanco contra el auto del instructor, supone el cierre del caso. De este modo el Supremo no pedirá al Congreso el suplicatorio contra el exministro, es decir, el permiso para juzgarle al ser aforado. Es una decisión con muy pocos precedentes que deniega la solicitud en este sentido que hizo el magistrado José Ramón Soriano, que se encargó de la instrucción.

La investigación a Blanco en el Supremo se centró en su supuesta mediación en la concesión de las autorizaciones para instalar una nave industrial de Transportes Azkar, propiedad del empresario gallego José Antonio Orozco, amigo del exministro, en unos terrenos próximos al aeropuerto del Prat, en Sant Boi.

En diciembre de 2010, Orozco pidió a Blanco que influyera en el alcalde de esta localidad, Jaume Bosch, del PSC, para conseguir la licencia para construir la nave. Ante dicha petición, relata en su auto el Supremo que archiva la investigación, "el aforado solicitó, a través de un secretario de Estado de su ministerio, que un alcalde, que no tiene competencia directa para la concesión de licencias de funcionamiento industrial de naves recibiera" al empresario.

"Estos hechos no son subsumibles en el tipo penal de tráfico de influencias", afirma el Supremo, rechazando de manera rotunda la tesis del fiscal y el instructor, señala Efe.

El ministro no ejerció "fuerza moral" sobre el funcionario

El ministro, relata el auto, no ejerció "predominio o fuerza moral" sobre el funcionario responsable y la resolución, finalmente favorable al amigo de Blanco, respondió a "criterios técnicos" y no a ninguna influencia exterior al funcionario responsable.

El propio técnico responsable declaró justificando cómo resolvió el expediente y los criterios técnicos que usó para ello, por lo que no había pruebas para considerar que la entrevista grabada en el curso de la investigación judicial entre Blanco y Orozco demuestre que fue la influencia del exministro la causa de que se resolviera el asunto, dice el Supremo.

"Mediar para convenir una entrevista entre un alcalde y un particular que actúa en interés propio de una empresa, sin sugerir ni ofrecer una alteración de la resolución", no es cometer delito de tráfico de influencias, por lo que procede aceptar el recurso de la defensa, dice el Supremo.

La decisión del alto tribunal, que supone el cierre del caso, se ha tomado por unanimidad en una sala integrada por los magistrados Carlos Granados, Joaquín Giménez y Andrés Martínez Arrieta.

Blanco: "He sido víctima de un infundio político que ha fracasado"

José Blanco ha subrayado tras conocer la decisión del Tribunal Supremo que ha sido "víctima de un infundio político" y ha asegurado que, pese al daño causado, "la verdad se ha abierto camino". El exministro ha expresado su satisfacción por el archivo de una causa en la que, ha dicho, fue "injustamente acusado".

Ha insistido en que su tiempo de estar en primera línea política "ha concluido" y ha avanzado que será el primer avalista del candidato José Ramón Gómez Besteiro, secretario general de los socialistas lucenses y presidente de la Diputación de Lugo, a las primarias del 7 de septiembre para elegir al nuevo secretario general del PSdeG.

Antes, el secreatrio general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, había celebrado la decisión del alto tribunal. El líder socialista asegura que él siempre dijo que pondría las "manos en el fuego" por la inocencia de Blanco y que el Supremo le ha dado la razón.

Noticias

anterior siguiente