Enlaces accesibilidad

'Encierro', el documental que se arrima a la tradición y el miedo de los corredores

Por
Tráiler de 'Encierro'

FICHA TÉCNICA

Título: Encierro
Año: 2013
Duración: 80 minutos
País: España
Director: Olivier Van der Zee
Guion: Olivier Van der Zee
Música: Mikel Salas
Fotografía: Enrique Urdánoz

Los sanfermines traspasan fronteras. Olivier Van der Zee, director holandés de 44 años afincado desde hace 10 en el norte de España, lo recuerda bien. “Los ves estés donde estés. En un camping en Francia o en Los Ángeles. Cuando lo vi hace 25 años me parecían una panda de locos, pero siempre quieres verlo, quieres saber más y quieres entenderlo”.

El destino (y su fluido inglés) le ha llevado a dirigir uno de los documentales del año que se estrena el 28 de junio. 

Encierro es una puerta a las sensaciones del corredor experto: su temeridad, su respeto, su tradición. Rodado en un espectacular 3D que se arrima, y mucho, no solo a la manada sino a los miedos de los protagonistas que corren durante los ocho encierros de las fiestas.

“Es una voz de 700 años la que está hablando aquí”, presenta el director, que recibió el encargo de las punteras productoras españolas D4D y REC.  “El documental trata las sensaciones del corredor desde el momento que se despierta hasta después de correr. Y empezaron a abrirse temas muy potentes. Lo que más me sorprendió es el amor y respeto que siente el corredor para acercarse al toro. Es lo que le lleva a estar delante de las astas de un animal que le puede matar en un segundo”.  

Enrique Urdánoz es el impulsor del proyecto (además de su director de fotografía) desde que a comienzos de los 80 trabajaba en TVE como cámara en el centro territorial de Navarra.  “Lleva la sangre del toro corriendo por sus venas”, resume Van der Zee.

Los corredores míticos

Los corredores toman la palabra para trasmitir el proceso íntimo que les lleva a desafiar a la manada. “Es como ir a la guerra, el momento más básico y fuerte del ser humano: luchas contra los miedos de la muerte. Lo puedo entender hasta cierto punto, pero nunca he estado en una guerra. Lo único que comparto con ellos es la pasión hacia algo”, trata de explicar.

Acostumbrados a una visión negativa o parcial, los corredores superaron un primer momento de recelo para abrirse completamente al proyecto. 

“La productora es de Pamplona y desde el principio entendieron que era un acercamiento profundo. Para ellos es una experiencia muy bonita verse retratados, sus momentos más banales y los más esenciales”.

Miguel Ángel Eguiluz, Paco Sánchez, Miguel Reta, Joe Distler, Noel Chandler, Julen Madina, son los seis protagonistas junto a Javier Solano, la clásica voz de TVE.

Toros con volumen

Desde la génesis, el 3D apareció como la técnica natural para acercarse a la realidad de los encierros. “Si quieres llevar al espectador al calles de Pamplona tienes que rodar en 3D para tener la sensación del peligro”, dice el director. 

“El toro tiene 600 kilos pero con los tiros de cámara de la televisión nunca llegas a sentir lo grande que es.  Con nuestras cámaras puedes dar volumen al animal y transmitir lo gigantes que son”.

Las casi 50 horas rodadas en los encierros de 2009, 2011 y 2012 no fueron fáciles de registrar. 

“Tienes que tener mucha paciencia, el encierro no se puede dirigir. Y el 3D tiene muchas complicaciones, lo que vale para 2D no funciona para 3D y al revés. Pero es un reto apasionante rodar dentro de una de las situaciones menos controlables que existen”, resume.

Paradójicamente, el camino hacia la verdad es en este caso la distorsión y la manipulación. “Con el audio directo no llega. Hemos trabajado durante tres semanas como en una película de ficción para rehacer el sonido del tejido de una camiseta rompiéndose, el bufido de los toros. Cuando oyes el chupinazo,  estás dentro de la plaza con el ruido de la gente”.

En la búsqueda de nuevas perspectivas, colocaron una cámara de alta velocidad 3D sobre la calle Estafeta que se desplaza sobre la manada y los corredores. “Tenía tanto peso que el cable podía tirar la fachada del edificio si lo colgábamos de su pared y tuvimos que hacer una construcción de acero para sostener los 270 metros de cable. El resultado es único porque estás volando en 3D encima de la calle ¿Qué más quieres?”.

La presencia de la muerte

Olivier Van der Zee distingue entre su admiración estética hacia los encierros y la auténtica afición. “Me gusta la plasticidad, es un animal muy elegante, pero de ahí a convertirme en aficionado hay una distancia muy grande. Y no, no voy a correr,  tengo demasiado respeto después de ver horas y horas de material. Te juegas la vida”.

La presencia latente de la muerte que da sentido a los encierros, también se trasmite según avanza el documental al espectador, que espera con cierta angustia la aparición de imágenes desagradables. 

La imaginación muchas veces funciona mejor que lo explícito aunque tampoco lo puedes esconder debajo de la alfombra”, dice el director sobre uno de los momentos más duros y emocionantes: la entrevista al padre de Daniel Jimeno, el mozo fallecido en la edición de 2009. “Había imágenes de Daniel muy duras, pero cuando habla el padre sientes mucho más lo que ha ocurrido que cuando ves las imágenes sangrientas. Ha sido el momento más emocionante y duro para todos: un hombre tan honrado como él, que mantiene sus emociones, ha sido muy fuerte”.

El espectacular resultado ya ha despertado interés para la distribución internacional. Los primeros pases han entusiasmando a los corredores retratados. “Y no solo a ellos, los corredores jóvenes, tras ver la película me han dicho: «Ellos han sido capaces de verbalizar lo que yo siento cuando corro»”.

Noticias

anterior siguiente