Enlaces accesibilidad

Sindicatos y mineros se unen a una multitudinaria protesta estudiantil en Chile

       
  • El movimiento estudiantil ha contado con el apoyo de sindicatos
  •    
  • Lleva desde 2011 exigiendo educación gratuita de calidad

Por
La Policía lanza agua contra los estudiantes en la manifestación en Santiago de Chile, el 26 de junio
La Policía lanza agua contra los estudiantes en la manifestación en Santiago de Chile, el 26 de junio. REUTERS REUTERS/Carlos Vera

Miles de personas han participado este miércoles en una nueva jornada de movilizaciones estudiantiles en varias ciudades de Chile que ha contado con el respaldo de sindicatos, trabajadores portuarios y mineros.

"La movilización de hoy, con más de 100 mil participantes, demuestra que  aquí no hay solamente una reivindicación de derechos en el ámbito  educativo, sino que queremos una pensión digna y un sistema de acceso a  la salud digno", ha señalado Diego Vela, presidente de la Federación de  Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC).

El movimiento estudiantil chileno lleva movilizándose desde 2011 pero esta vez han contado con el apoyo sindical. Vela culpa al Gobierno de Sebastián Piñera por no haber ofrecido ninguna  alternativa a la "crisis educacional" que sufre el país, a pesar de la  gran cantidad de manifestaciones, ocupaciones y movilizaciones que los  jóvenes han realizado desde hace más de dos años.

"El Gobierno no es un interlocutor válido", ha apuntado Vela, que ha  criticado la ausencia de la ministra de Educación, Carolina Schmidt, quien  se encuentra de vacaciones fuera del país, según ha reconocido el  propio Ejecutivo.

Un centenar de detenidos

Se han registrado 98 detenidos y cuatro agentes han resultado lesionados, según ha informado Carabineros. Mientras, el gobernador de la región metropolitana de Santiago, Juan Antonio Peribonio, ha anunciado querellas criminales contra quienes resulten responsables por los ataques. "Tenemos casi un centenar de detenidos y muchos de ellos han sido por porte de artefacto incendiario ", ha precisado.

Dos semanas después de la última manifestación, Santiago ha acogido la protesta más multitudinaria con tres marchas simultáneas en distintos puntos de la capital con convergencia en la plaza Los Héroes, a pocas cuadras del Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

Grupos de encapuchados han levantado barricadas y se han enfrentado con la policía desde primera hora de la mañana, situación que se ha repetido al final de la manifestación en la capital y en otras ciudades como Valparaíso y Concepción.

Los estudiantes universitarios y de secundaria están movilizados desde 2011 para exigir una educación pública gratuita y de calidad y la eliminación del lucro de las universidades privadas pero, a diferencia de otras jornadas, el movimiento estudiantil ha contado con el apoyo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el Colegio de Profesores, la Federación de Trabajadores portuarios y de la Confederación de Trabajadores del cobre (CTC), entre otras organizaciones.

Los encapuchados "no son estudiantes"

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, ha pedido a los convocantes de la protesta "a que condenen la violencia sin excusas" y ha dicho que los encapuchados "no son estudiantes, son delincuentes". 

Otro foco de preocupación para el Ejecutivo son los liceos que han sido designados como locales de votación para las elecciones primarias presidenciales del próximo domingo y que permanecen ocupados por sus alumnos.

Piñera ha insinuado que no le temblará el pulso si tiene que ordenar el desalojo de estos establecimientos, algo que parece inevitable en algunos casos debido a la negativa de los estudiantes a abandonar los recintos.

Noticias

anterior siguiente