Enlaces accesibilidad

El nuevo sistema operativo móvil de Apple, el iOS7, no deja indiferente a nadie

       
  • Presentado ayer, iOS 7 estará disponible después del verano
  •    
  • Incorpora numerosas funciones nuevas, algunas largamente esperadas
  •    
  • Estrena un nuevo diseño visual muy alejado del conocido hasta ahora

Por
Imagen de un iPhone con el sistema operativo iOS7.
Imagen de un iPhone con el sistema operativo iOS7. Apple

De momento resulta difícil valorar el nuevo iOS 7. Habiéndolo visto a través de imágenes, vídeos y captura de pantalla no supone un cambio radical del sistema operativo móvil de Apple, aunque sí incorpora numerosas mejoras y funciones nuevas y largamente esperadas.

Algunas funciones nuevas

Por ejemplo, la multitarea cambia la forma en la que se accede a las aplicaciones abiertas y en la que se puede conmutar de unas a otras. Internamente además cambia la forma en la que se gestionan las aplicaciones en ejecución y cómo se comportan más allá del simple cambio de aplicaciones abiertas recientemente.

Otras dos funciones interesantes son el Centro de Control y AirDrop. La primera consiste en un menú desplegable que se desliza superponiéndose a la pantalla y da acceso rápido a funciones y controles del teléfono. La segunda permite compartir archivos de forma rápida y directa entre dispositivos Apple conectados a la misma red wifi.

El centro de notificaciones, donde se muestran nuevos eventos como llamadas perdidas o mensajes recibidos, también se ha rediseñado, tanto en la forma en la que presenta el contenido como en la forma en la que se organiza. Es posible, por ejemplo, filtrar las notificaciones recientes del día del resto, y además se sincronizan con el ordenador. Se podrá acceder al centro de notificaciones con la pantalla bloqueada.

Safari, el negador web, también recibe mejoras y cambios, tanto en la navegación y guardado de páginas para leer más tarde y compartirlas como en la posibilidad de abrir más de ocho ventanas simultáneamente y la forma de desplazarse por ellas.

Dos funciones que probablemente harán la vida más cómoda a muchos usuarios son la sincronización de contraseñas y otros datos personales (como tarjetas bancarias) a través de iCloud -de modo que automáticamente estén disponibles entre ordenadores y otros dispositivos del usuario-, y la actualización automática de aplicaciones para que no sea necesario entrar expresamente a la App Store cuando haya nuevas versiones.

La aplicación de la cámara añade modos de funcionamiento y permite la aplicación de filtros directamente como complemento adicional a la edición de imágenes. Por su parte, la aplicación Fotos (la galería de imágenes guardadas en el teléfono) organiza las imágenes en grupos por fechas y localización (dónde fueron hechas), lo que facilita su acceso y la localización de imágenes cuanto el número de fotografías y vídeos crece de forma significativa.

Además iOS 7 incorpora iTunes Radio para recibir música en streaming (a modo de emisora de radio por internet) y Siri amplia su alcance y permite controlar funciones propias del teléfono como el sonido o el brillo de la pantalla, por poner un par de ejemplos.

Nuevo aspecto visual

Sin duda lo que más conversación ha generado en Internet desde que ayer se pudieron ver las primeras imágenes de iOS 7 tiene que ver con su aspecto visual.

Se trata de un cambio notable y difícil de ignorar que incorpora la tendencia hacia los diseños planos, carentes de falsas texturas y tridimensionalidad decorativa. En los sistemas operativos móviles modernos fue Windows Phone el que inició esta tendencia surgida en la web. Al margen de la estética son más significativas las nuevas formas de control e interacción con el teléfono.

Aún así queda por comprobar si las elecciones de diseño afectan al uso y a la función y cómo, pero para eso sería necesario poder utilizarlo durante cierto tiempo. Sí se podría anticipar que resultan arriesgadas algunas decisiones, como las referentes al uso de fondos translúcidos en los menús flotantes, porque su visibilidad final puede verse afectada por la imagen que queda debajo, quedando a expensas de la libre elección que haga el usuario en las disposición de los iconos y de la imagen de fondo de pantalla.

Se puede decir que iOS 7 prescinde de los elementos visuales que hasta ahora han servido como guías de aprendizaje. En los últimos años ha habido cierto debate sobre si las interfaces de ordenador debían imitar texturas y objetos del mundo real (estanterías de madera, fundas de piel cosidas, fondo metálicos y similares) o si debían desarrollar una identidad gráfica propia.

El debate incluía la conveniencia de dibujar los botones y otros elementos táctiles imitando a sus equivalentes físicos, incluyendo formas, delimitación "física" y efectos visuales como tridimensionalidad y sombreados y comportamiento al pulsarlos.

Después de ver imágenes de iOS 7 se prescinde de todo aquello que ya no es necesario, tal vez al considerar que los usuarios están cada vez más familiarizados con las interfaces táctiles, tanto visualmente como en el uso de gestos en pantalla.

Un ejemplo de estos últimos es prescindir o simplificar botones tipo 'volver' o 'volver atrás' minimizando el habitual elemento en pantalla y añadiendo la posibilidad de ejecutar la misma función simplemente deslizando el dedo horizontalmente hacia la izquierda.

Como sea, el debate está abierto y es bastante intenso. Por ejemplo en el servicio online Quora desde ayer ni ha dejado de crecer un extenso e interesante debate sobre el nuevo diseño de iOS 7 titulado iOS 7: Is the new Apple iOS 7 look an improvement? donde queda claramente reflejado la diversidad de opiniones al respecto y cómo, al margen de los gustos o preferencias de cada uno, el nuevo aspecto gusta a unos o disgusta a otros de forma bastante repartida y polarizada, pero sobre todo sin dejar indiferente a nadie.

Noticias

anterior siguiente