Enlaces accesibilidad

Al menos 300 periodistas permanecen encarcelados en el mundo

Por
Día Mundial de la Libertad de Prensa
Reporteros Sin Fronteras empapela una estación de metro en París. REUTERS

Reporteros Sin Fronteras (RsF) ha denunciado con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra este viernes, que alrededor de 300 periodistas y blogueros están actualmente tras las rejas en todo el planeta debido al ejercicio del derecho de expresión e información.

La mayoría de los informadores encarcelados están en prisiones de países dictatoriales o autoritarios, como China, Irán, Eritrea o Vietna. "Pero hay otros, como Turquía, que se ha convertido en la mayor carcel del mundo para periodistas, con más de 70 encarcelados en estos momentos", agrega.

Según Reporteros Sin Fronteras, muchos de los periodistas presos no han tenido acusaciones formales ni juicios previos, pero llevan más de 10 años en prisión, están sometidos a durísimas condiciones de vida o no les dejan ver a sus familias ni tener contacto alguno con el exterior. En algunos casos viven largos periodos en celdas de aislamiento o son torturados.

"Si queremos una información libre, lo primero es conseguir que los informadores salgan de las prisiones y que el periodismo pueda ejercerse en libertad", señala la ONG en un comunicado.

Más de 70 profesionales asesinados en 2012

Solo en los primeros cuatro meses de 2013 han sido asesinados 17 periodistas, siete de ellos en Siria, cuatro en Pakistán, tres en Brasil, dos en Somalia y uno en Turquía, según datos del Comité de Protección de los Periodistas (CPJ) que abarcan solo los casos en los que se ha confirmado que el móvil fue su trabajo. En todo 2012 fueron 70 los asesinados, según el CPJ.

Las cifras divulgadas hoy por otra organización, Reporteros sin Fronteras (RSF), son aun más trágicas: 88 reporteros y 47 blogueros asesinados el año pasado.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y organizaciones profesionales y de derechos humanos han manifestado su preocupación por la violencia que no cesa contra los periodistas.

"Condeno todos los ataques y la represión. Estoy especialmente preocupado porque muchos de los autores escapan a cualquier tipo de castigo", ha afirmado hoy Ban Ki-moon.

Amnistía Internacional denuncia la muerte de 36 periodistas en Siria

Al menos 36 periodistas han muerto en los dos últimos años en Siria a causa de ataques deliberados, destinados a impedir su labor, ha denunciado este viernes Amnistía Internacional (AI) en un informe.

"Disparar al mensajero: Periodistas acosados por todos los frentes en Siria" señala que docenas de periodistas han sido asesinados, arrestados arbitrariamente, sujetos a desapariciones forzosas y torturados desde 2011.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa, Amnistía Internacional ha declardo que Siria es un país "altamente peligroso" para la labor de los periodistas, que sufren "abusos" tanto por parte de las autoridades sirias como los grupos armados de la oposición.

El informe elaborado por la organización humanitaria detalla docenas de casos de reporteros que han sido atacados o retenidos desde 2011 con el objetivo de "evitar que se informe de la situación en Siria".

La lista de "predadores de la libertad de información"

Por otra parte, Reporteros sin Fronteras ha publicado además su lista anual de "predadores de la libertad de información", en la que este año como  novedad no está la banda terrorista ETA, ya que la asociación ha decidido quitarla al no haber cometido atentados contra periodistas o  medios de comunicación desde el anuncio del cese definitivo de la  actividad armada en 2011.

Junto a ETA, RsF también ha retirado de esta lista a las fuerzas  de seguridad de Hamás y de la Autoridad Palestina, cuyos actos  violentos contra los medios de comunicación ha "disminuido de forma  considerable", a juicio de la ONG, aunque añade que "la situación de  la libertad de información sigue siendo preocupante en Cisjordania y  en Gaza".

La lista de "predadores" está compuesta este año por 39  individuos: jefes de Estado, políticos, jefes religiosos, milicias y  organizaciones criminales que censuran, encarcelan, secuestran,  torturan y, en ocasiones, asesinan a periodistas y otros actores de  la información. "Poderosos, peligrosos, violentos, estos predadores  consideran que están por encima de la ley", señala RsF.

Noticias

anterior siguiente