Enlaces accesibilidad

Testigos de los atentados de Boston: "Hemos visto a gente volando por los aires"

       
  • Una de las víctimas mortales es un niño de 8 años, según fuentes policiales
  •    
  • Los más de 140 heridos han sido atendidos en hospitales de la zona
  •    
  • La evacuación de la zona se ha producido de forma fluida pese a los nervios

Por
El testigo Jaume Macià asegura que "el silencio ha reinado en la ciudad"

"Lo primero que he hecho ha sido poner en Facebook que estaba bien para  que lo supiera todo el mundo. Luego me he interesado por el estado de  varios amigos que todavía estaban allí". Son las declaraciones de Jaume Maciá, uno de los 91 españoles inscritos en la popular Maratón de Boston, golpeada este lunes por el terror de las bombas. 

Tres muertos, uno de ellos un niño de 8 años, y más de 140 heridos es el trágico saldo del doble atentado perpetrado en la meta del Maratón de Boston. El cónsul español ha confirmado que todos los españoles se encuentran a salvo. 

Maciá, en una entrevista en el canal 24 horas de TVE, ha afirmado que está "tranquilo, pero con incertidumbre por no saber quién ha sido, ni cuál ha sido la causa".

"Cruzamos la meta, nos alejamos unos 300 metros, y de repente escuchamos dos  explosiones. Pensamos que una estructura grande había caído al suelo y  de ahí el sonido. Nadie pensaba que podría ser lo que ha sido", explica a  TVE el estudiante León González.

En torno a las 15.00 de la tarde (21.00 hora peninsular española) explotó el primer paquete bomba. Minutos después, se escuchó la segunda detonación. Y una tercera explosión se produjo a varios metros de allí, en la biblioteca JFK, sembrando el caos y el desconcierto.

Varios españoles corrían en Boston

El Maratón de Boston es el más antiguo de su categoría y uno de los más populares a nivel mundial. Cerca de 20.000 personas estaban inscritas para participar en esta edición.

Rafa Vega empezó la carrera con ilusión, pero cuando se encontraba a 600 metros de llegar le fallaron las piernas. Ahora, se alegra de no haber podido terminar.

Menos mal que no he podido terminar la carrera

"Lo he vivido con mucho  nerviosismo, no sabía lo que pasaba. Mi mujer estaba allí y al  principio vives un momento de incertidumbre, es imposible saber lo  que pasa, los teléfonos no funcionan, no puedes contactar y una hora  después me la encontré con un grupo de españoles", explicaba en  declaraciones al programa 'El partido de las 12' de la Cadena COPE,  recogidas por Europa Press.

Se han vivido momentos de nervios, pero "con cierta calma". "No he  visto pánico. Afortunadamente, los medios de comunicación son  respetuosos, no ponen imágenes y sabemos que ha habido victimas  mortales. Una pena que un día festivo termine así", ha indicado Vega, en referencia al "Día de los Veteranos", que se celebraba hoy en la ciudad de Boston.

"Es una fiesta y desafortunadamente queda todo sepultado bajo el  recuerdo de los momentos que has vivido. La historia, por suerte en  nuestro caso, tiene un buen final. Hay gente que busca aún  familiares, hay heridos y la gente lo pasa mal", ha declarado.

Javier Pinés es otro de los participantes españoles en la prueba, ha comentado que la "zona de llegada estaba  abarrotada" en el momento de las explosiones.

"Escuché varias explosiones simultáneas y hubo  momentos de incertidumbre hasta que nos dimos cuenta de lo que estaba  pasando", ha comentado en declaraciones al programa 'Al Primer Toque' de  Onda Cero, recogidas por Europa Press.

"La gente aquí se entrega, es increíble el apoyo que nos dan  siempre y la zona de llegada estaba abarrotada. Por suerte, no lo  hemos visto en directo, pero ha tenido que ser dantesco. Es una  sensación muy amarga", ha añadido.

Faltaban más de 5.000 atletas por pasar por meta, donde se han producido las explosiones. "Es una maratón exigente. Eramos 23.000  inscritos y quedarían por pasar entre 5.000 y 10.000, seguro",  aseguraba.

Conmoción entre los testigos

Oliver Landeo, uno de los varios corredores peruanos que ha participado en la maratón de Boston, ha asegurado que la imagen vivida "ha sido muy terrible porque ha habido gente literamente volando por los aires", según ha declarado a Radio Programas del Perú (RPP).

Participantes uruguayos han declarado a Efe que, "de haber sido en la salida, habría sido una masacre". Según las fuentes, eran más de 20.000 los inscritos en la carrera, por lo que podía haber sido una cartástrofe aún mayor.

"Estaba a medio bloque de la escena y ví la gran explosión. Todo el mundo se quedó inmóvil. Nadie tenía ni idea de lo que estaba pasando", ha asegurado un testigo presencial a la cadena norteamericana NBC.

El mismo testigo, llamado Serdar Ozturk, ha comentado que "un instante después, todo el mundo se dio cuenta de lo que había ocurrido: se trataba de una explosión".

"Mirases donde mirases, veías miles de personas corriendo, desesperadas y asustadas", ha informado este ciudadano, presente en el momento de la explosión.

"Al momento, todo el mundo se ha dado cuenta de que había heridos de gravedad, especialmente en medio de la multitud de espectadores", recoge el medio local The Boston Globe en palabras de Steve Silva, productor de deportes de boston.com, que se encontraba cubriendo el evento. 

El propio Silva ha destacado que "había sangre por todas partes, había víctimas siendo trasladadas en camillas. He visto gente que ha perdido una pierna. La gente lloraba, estaba confundida".

Phyllis Perkins, participante en la prueba, ha declarado a la página web boston.com que "en un primer momento, pensaba que era parte de la celebración".

Noticias

anterior siguiente