Enlaces accesibilidad

Tres víctimas mortales, uno de ellos menor, y más de cien heridos por las explosiones en Boston

       
  • Las explosiones se han producido alrededor de las 15:00 hora local
  •    
  • Se ha producido otra explosión, sin víctimas, en la biblioteca John F. Kennedy
  •    
  • El presidente de EE.UU. ordena que se adopten todas las medidas necesarias
  •    
  • El Ministerio de Exteriores no tiene constancia de españoles afectados
  •    
  • Las explosiones se han producido en el festivo "Día del Patriota"

Enlaces relacionados

Por
Tres muertos en dos atentados en Boston

Al menos tres personas han muerto, una de ellas un niño de ocho años, en dos explosiones cerca de la línea de meta del maratón que se estaba celebrando en la ciudad de Boston, en el estado de Massachusetts (EE.UU.), según fuentes oficiales de la policía local, y al menos 140 personas han resultado heridas de diversa consideración, algunas de las cuales se encuentran en estado crítico, según varios medios de comunicación estadounidenses.

El diario The Boston Globe y la CNN informan de al menos 140 heridos  tratados en los hospitales locales, de los que por lo menos 17 estarían en estado crítico y de los que, según uno de los cirujanos del hospital general de Massachusetts, al menos ocho habrían sufrido amputaciones en el centro.

Las mismas fuentes han señalado que los heridos han sido trasladados al Hospital  General de Massachusetts y a otros hospitales de la zona. Las imágenes mostraban importantes destrozos en la calle y gradas caídas mientras los servicios de emergencia atendían a los numerosos heridos y los charcos de sangre en el suelo mostraban el alcance de los explosivos que hicieron detonación al lado de dos hoteles. Según las primeras investigaciones al menos uno de ellos podría ser un artefacto de fabricación casera.

Las imágenes de televisión muestran desde la línea de meta en las calles de Boston el momento exacto de las explosiones y la reacción de los últimos corredores y el público asistente. Los hechos se han registrado alrededor de las 14:50 hora local (20:50 hora española), con poco más de 10 segundos de diferencia, en la misma acera y separadas por apenas cien metros.

Además, se ha producido una tercera explosión en el edificio de la Biblioteca y Museo John F. Kennedy,  según fuentes de la policía local. Una portavoz de la biblioteca ha  avanzado que no hay heridos, y se ha precisado que se trataba de un "incidente con fuego", aunque también se ha sometido a investigación.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha comparecido públicamente en Washington para asegurar que se encontrará a los culpables y la justicia caerá sobre ellos, aunque sin dar por sentado la autoría de terroristas de adscripción alguna. Asimismo, el jefe del Departamento de Policía de Boston ha asegurado que no hay sospechosos ni detenidos, pero la investigación sigue su curso bajo el mando del FBI y sigue los protocolos propios de la lucha antiterrorista.

Aunque sin esa denominación oficial, todo apunta a un atentado que supondría el primer acto terrorista, de origen exterior o interior, en suelo estadounidense, en doce años.

Un final de carrera caótico

El maratón de Boston, que celebraba su edición número 117, es el más antiguo de su categoría y uno de los más emblemáticos  y concurridos del mundo,  en el que estaban inscritas más de 23.000 personas.

En el momento de la primera explosión habían transcurrido  casi 4 horas y 10 minutos; los primeros corredores habían llegado un par  de horas antes, informa en TVE la corresponsal en Nueva York, Almudena Ariza.

Según  la cadena WCVB, filial de la CNN, muchos de los heridos serían  espectadores que estaban presenciando la  popular carrera. Una periodista de esa cadena de televisión ha  asegurado que las explosiones se han registrado en plena calle cerca  del hotel Lenox. Testigos presenciales revivían los momentos posteriores de confusión, miedo y preocupación por el alcance de lo sucedido, ante los charcos de sangre, las víctimas trasladadas en camillas y los heridos de gravedad.

León González, un estudiante mallorquín que participaba en el maratón, al que ha entrevistado el Canal 24 horas, ha explicado que cuando escucharon las explosiones pensaron que "una gran estructura" se había derrumbado. Después entraron en el metro, pero fueron evacuados.

El testigo Jaume Macià asegura que "el silencio ha reinado en la ciudad"

El maratón de Boston es una de las cinco pruebas que configuran el World  Marathon Majors,   competición internacional que agrupa, desde 2006, a  los cinco más   grandes maratones del mundo (Nueva York, Chicago, Berlín y  Londres,   además del de Boston).

Exteriores no tiene constancia de españoles entre las víctimas

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha señalado que no tiene constancia de que haya ciudadanos españoles  afectados por las explosiones, ni entre los corredores (91 españoles estaban inscritos en la carrera) ni entre los espectadores.

Según  fuentes diplomáticas que cita  Efe, el cónsul general de España en Boston y el embajador en Estados  Unidos están en contacto con las autoridades para hacer seguimiento de  los acontecimientos.

Se eleva el nivel de seguridad

Las autoridades investigan el origen de dos explosiones que se han escuchado, según los testigos, cerca de la línea de meta de la carrera al lado del Hotel Fairmont Copley Plaza, que ha sido cerrado.

La administración federal de aviación ha anunciado la restricción de vuelos sobre Boston, cita Reuters. Obama se ha puesto en contacto telefónico con  el gobernador de Masachusetts, Deval Patrick, para ofrecerle toda la ayuda federal para atender a los heridos en las explosiones.

Mientras, el Servicio Secreto ha elevado la seguridad en la Casa Blanca, en Washington, y se ha establecido un cordón de seguridad en los alrededores de la sede del Ejecutivo.

Mientras, el departamento de policía de Nueva York ha reforzado la seguridad en torno a lugares de interés del barrio de Manhattan, incluidos los hoteles más  importantes, tras conocerse las explosiones registradas en Boston, según ha explicado Paul Browne, comisionado adjunto de la policía de Nueva York. Según Browne, la policía ha desplegado, cita Reuters, vehículos contra el terrorismo en la ciudad, que se encuentra a 350 kilómetros de distancia de Boston.

Noticias

anterior siguiente
-->