Enlaces accesibilidad
Análisis

Reinventando las cabinas telefónicas

       
  • En Nueva York plantearon un concurso para renovar los teléfonos callejeros
  •    
  • De los seis ganadores el mejor diseño es el más tecnológico
  •    
  • Permite hablar, consultar mapas, usar Wi-Fi y como pantalla informativa

Por

Tras décadas dando un servicio que pasó de ser imprescindible a denostado, los teléfonos de pago y las cabinas de teléfono de muchas ciudades han llegado a volverse invisibles: tan poca gente las utiliza que su presencia apenas se nota y sin duda no les vendría mal una renovación. 

Esto es lo que pensaron las autoridades de la ciudad de Nueva York cuando pusieron en marcha un concurso de diseño bajo el lema Reinventar los teléfonos de pago de las calles para recabar ideas respecto a qué hacer con ellos. Tras examinar a lo largo de varios meses más de cien propuestas eligieron seis ganadores en diversas categorías: creatividad, funcionalidad, impacto entre la comunidad y otras. 

La categoría sin duda más vistosa y tecnológica, la del mejor diseño visual, la ganó el estudio Frog con Beacon, un espectacular tótem multimedia que cumple con los requerimientos de las bases del concurso e incluso los lleva más allá, adaptando al siglo XXI la idea del 'poste de teléfonos' de toda la vida.

Beacon es un poste de 4 metros con reconocimiento de voz

El diseño de Beacon es un poste de unos casi 4 metros de altura, aunque puede existir en diversas configuraciones y tamaños, también en formato de pared. Tal y como se ve en el vídeo, para hablar ni siquiera hace falta pulsar los botones ni descolgar el terminal: el aparato va equipado con reconocimiento de voz y altavoces direccionales con cancelación de ruido para que la conversación sea privada (e higiénica). 

También cuenta con algunos botones para llamar a los servicios emergencia: bomberos, policía o ambulancias. El tótem es robusto con suelo de hormigón, estructura de acero inoxidable y cristal prácticamente indestructible, para evitar problemas de vandalismo.

En la parte funcional la pantalla de Beacon sirve tanto para mostrar información al usuario como a modo de poste publicitario con el que el ayuntamiento de la ciudad puede conseguir algunos ingresos. El usuario puede solicitar mapas, preguntar por tiendas o llamar a un taxi. En caso de emergencia la pantalla puede indicar de forma luminosa y con sonidos las vías de evacuación u otros mensajes; en eventos especiales como una carrera ciclista o una maratón puede marcar la distancia a la meta. 

El poste también sirve como punto Wi-Fi desde el que conectarse a Internet. Cuenta con conexión de fibra óptica y un panel solar en la parte superior que permitiría alimentarlo eléctricamente incluso ante un posible corte de suministro en caso de emergencia (como una inundación o nevada). En algunos de los diseños conceptuales también puede verse que incluso hace las veces de tenue iluminación nocturna en las zonas más oscuras de la ciudad.

Noticias

anterior siguiente