Enlaces accesibilidad

Descienden los infartos y las enfermedades respiratorias en los dos años de ley antitabaco

  • Los estudios confirman que hay menos ingresos médicos por estas dolencias
  • "Estamos convencidos de que la ley salva vidas", asegura un experto
  • Desde su entrada en vigor, hay un millón menos de fumadores en España
  • No obstante, al año mueren 50.000 personas en España a causa del tabaco
  • Son más víctimas que las del SIDA, el alcohol, las drogas y los accidentes juntas

Por

Los ingresos hospitalarios por enfermedades derivadas del consumo de tabaco se han reducido en los dos años de ley antitabaco, un periodo en el que se han contabilizado un millón menos de fumadores y ha caído la venta de cigarrillos en torno al 16%, según varios estudios.

El beneficio que ha supuesto la norma para la salud se aprecia por ejemplo en un informe del Hospital de Valencia, que refleja una reducción de los infartos de miocardio de más del 60% por cada 100.000 hombres mayores de 20 años y una caída de más del 20% en mujeres de la misma franja de edad. El Hospital madrileño de La Paz por su parte ha registrado una disminución de casos de asma infantil.

También un trabajo reciente publicado en la revista Circulation, analizado por el Observatorio para la Prevención del tabaquismo del Ministerio de Sanidad, aprecia una disminución de un 15% en hospitalizaciones por infarto agudo de miocardio y una caída del 24% de los ingresos por enfermedades respiratorias.

"Esta ley salva vidas"

Aunque hay que esperar más tiempo para que se puedan publicar estudios más concluyentes, sobre todo para analizar la influencia de la norma en enfermedades a largo plazo como el cáncer, los primeros datos apuntan a una disminución en las enfermedades agudas derivadas por el consumo de tabaco, según el presidente del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), Francisco Rodríguez Lozano.

"Estamos convencidos de que esta ley salva vidas", ha afirmado a RTVE.es Rodríguez Lozano, que explica que la norma no se hizo para disminuir la prevalencia sino para evitar la "injusticia atroz" a la que estaban sometidos los empleados del sector de la hostelería.

Además de mejorar la salud y prevenir enfermedades, el no fumar reduce el absentismo en el trabajo. Un estudio científico publicado en la revista Addiction el pasado mes de noviembre asegura que los fumadores pierden una media de dos o tres días más de trabajo al año que los no fumadores.

Todas estas son "razones más que suficientes para no cambiar la ley ni permitir excepciones", pues "está claro que fumar sale caro", no solo a la Sanidad, sino también por las bajas laborales relacionadas con el consumo de tabaco, asegura Rodríguez Lozano.

Conciencia social

El presidente del CNPT destaca no obstante que uno de los mayores logros de esta norma ha sido que la sociedad, por primera vez, se haya concienciado de que en los lugares públicos no se fuma, una realidad que ha desnormalizado el consumo de tabaco. "Haberlo conseguido en los bares ha sido muy importante", y concienciar del riesgo que supone el tabaco a hecho que los no fumadores reivindiquen su derecho a espacios sin humo, ha añadido.

Según una encuesta de la XIII Semana Sin Humo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC) realizada a nivel nacional a más de 4.000 personas, el 78% de los españoles vería mal que se permitiese fumar de nuevo en la hostelería y el 82% considera una decisión acertada la prohibición del tabaco en los lugares públicos.

Otro factor que ha hecho todo esto posible ha sido el alto cumplimiento de la norma, entre un 95% y un 99% según el Observatorio de tabaquismo del Ministerio de Sanidad. "La gente cumple las leyes", matiza Rodríguez Lozano.

50.000 muertos al año

A pesar de la ley, al año siguen muriendo en España 50.000 personas por enfermedades derivadas del consumo de tabaco, alguno de ellos fumadores pasivos. "El tabaquismo, que se relaciona con más de 25 enfermedades, origina más muerte que el SIDA, el alcohol, las drogas ilegales y los accidentes de tráfico juntos", explica a RTVE.es el doctor Vidal Brachilón, coordinador de la XIII Semana Sin Humo de la SEMFYC.

Se sabe además que el consumo de tabaco es la primera causa de morbilidad y mortalidad en el mundo desarrollado y es un factor de riesgo para que personas que nunca hayan fumado y estén en contacto con el humo puedan padecer cardiopatía isquémica o cáncer de pulmón, señala Brachilón.

En cuanto a los más pequeños, algunos estudios calculan que un tercio de las enfermedades de infección respiratoria de vías altas (otitis, por ejemplo), se debe al consumo de tabaco de los padres en el hogar.

Desde la entrada en vigor de la ley se ha observado una "disminución de las personas expuestas al tabaco de un 44%". Pero "hay un mal dato que se mantiene: el 50% de los menores sigue expuesto al humo en los hogares", ha explicado a RTVE.es el neumólogo José Miguel Rodríguez González Moro.

"Los niños son la población más vulnerable", y estar expuestos al tabaco les puede provocar infecciones en la infancia y "problemas respiratorios como el asma en un futuro", añade el experto.

El siguiente paso, prevenir

Rodríguez González Moro explica que actualmente en España fuma entre el 29% y el 30% de la población. "Trabajamos para reducir esa cifra y que no haya nuevos fumadores, sobre todo jóvenes". "Empezar a fumar joven es lo peor que se puede hacer, es una de nuestras luchas", sobre todo si no lo dejan, pues "el riesgo es muy elevado para una persona que lleva 30 años fumando", ha aclarado.

Este neumólogo concluye que la norma en vigor es una de las legislaciones más avanzadas en materia antitabaco en el mundo occidental. "Es básica, y pedimos, al menos, mantener la ley como está", concluye este neumólogo, que apunta no obstante que estaría bien invertir en programas para dejar de fumar y para avanzar en prevención y tratamiento.

Una idea que comparte el presidente del CNPT, que explica que a veces es más rentable invertir en prevención o fármacos para dejar de fumar que tratar enfermedades a largo plazo derivadas del tabaco, pero reconoce que este debate en plena crisis es complicado.

Noticias

anterior siguiente