Enlaces accesibilidad

Personal de Kontrol 34 impedía el paso por el vomitorio anexo al de la tragedia del Madrid Arena

  • Así lo muestran nuevas imágenes del interior del recinto 
  • Los jóvenes querían salir de la pista central por lo repleta que estaba 
  • El personal les obligaba constantemente a volver al concierto
  • La autopsia ha confirmado que la quinta víctima sufrió asfixia por aplastamiento

Por
Un pasillo que podría haber liberado la presión de la gente en el Madrid Arena permaneció cerrado toda la noche

Un vídeo publicado este viernes muestra cómo personal de seguridad de Kontrol 34 impidieron el paso durante al menos una hora antes de la tragedia por el vomitorio anexo al de la avalancha mortal en el Madrid Arena a pesar de que muchos jóvenes intentaban hacerles entender que no podían quedarse en la pista central por lo repleta que estaba.

Personal de Kontrol 34, ataviados con chalecos reflectantes amarillos y apostados en el vomitorio contiguo donde se produjo la avalancha mortal, que servía de salida de la pista central, obligaban constantemente a los jóvenes a volver al concierto, como desvela el vídeo publicado por el diario El Mundo.

Este vomitorio por el que impedían el acceso daba paso a los camerinos de los artistas, quienes no se percataron en ningún momento de lo sucedido.

Con las imágenes, grabadas por el circuito cerrado del Madrid Arena, se aprecia cómo en un momento próximo a la tragedia los porteros no pueden mantener cerradas las puertas y se produce una pequeña avalancha, que incluso hace caer a un portero de Kontrol 34 encima de un joven.

Las imágenes también recogen cuando sobre las 3.50 horas los porteros son avisados de lo que estaba ocurriendo en el pasillo paralelo y salen corriendo. 

Rivero señaló a Seguriber

El exconsejero delegado de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Rivero, criticó en la primera sesión de la comisión de investigación que ningún miembro de la empresa Seguriber detectara desde el centro de control el tapón mortal en el vomitorio y eso que el recinto cuenta con un centenar de cámaras instaladas.

Rivero concretó en este sentido que Seguriber disponía de 38 trabajadores esa noche, seis de ellos en el interior y uno en el  centro de control de cámaras. "Sí que era responsabilidad de Seguriber dar la alarma por superación de aforo", destacó el exconsejero cesado.

La autopsia confirma que la quinta víctima sufrió asfixia

La autopsia de María Teresa Alonso, la quinta víctima mortal del suceso del Madrid Arena, ha revelado que la joven de 20 años sufrió una asfixia por aplastamiento y que presentaba daños cerebrales por falta de oxígeno.

Según han informado fuentes de la investigación, ese es el resultado del informe preliminar de la autopsia, practicada este viernes en el Instituto Anatómico Forense de Madrid y que ha finalizado sobre las 12.30 horas.

El padre de la fallecida ha acudido al Anatómico para firmar la documentación necesaria y a continuación ha abandonado las instalaciones sin hacer declaraciones.

Minutos antes de la una de la tarde el cuerpo de la joven ha sido trasladado al tanatorio La Paz de Alcobendas para que sea velado por la familia, desde donde partirá este sábado para su entierro en el cementerio de Bustarviejo, localidad de la que es natural la madre de la fallecida.

El pleno del ayuntamiento de este pequeño municipio de la sierra de Madrid celebrará esta tarde un pleno municipal en el que se guardará un minuto de silencio por la joven y se leerá una declaración de condolencia. La familia ha expresado su deseo de que el entierro transcurra en la más estricta intimidad.

Fue auxiliada por un vigilante de seguridad

Este viernes también se ha sabido que María Teresa Alonso fue auxiliada inicialmente por un vigilante de seguridad, que le practicó maniobras de reanimación a las que posteriormente se unieron dos policías municipales, que le ayudaron hasta que llegó el Samur.

Así se recoge en el sumario del caso, que incluye un informe de la Unidad Integral de Moncloa-Aravaca de la Policía Municipal, fechado el mismo día del suceso, con la declaración de dos agentes municipales que trabajaron en las cercanías del Madrid Arena la noche del suceso.

Los policías estaban en la puerta de acceso a la zona del recinto "con motivo del control de acceso de personas, así como de evitar la venta ambulante debido a un concierto que se estaba celebrando en el referido lugar", según consta en el informe.

Sobre las cuatro de la madrugada recibieron un aviso para que fuesen a la entrada del pabellón "ya que al parecer se encontraba una persona con serios problemas respiratorios y se dirigía el Samur al lugar".

Al llegar, vieron en el suelo a una joven a la que un "vigilante de seguridad" estaba realizando maniobras de reanimación, con el que colaboraron hasta que llegaron los servicios de emergencia.

El Samur practicó maniobras de reanimación a la víctima entre las 04.05 y las 04.25 horas, cuando se procedió a su traslado a la Fundación Jiménez Díaz en estado crítico.

Los agentes recabaron el testimonio de una amiga de la joven herida, que contó que se había producido una avalancha que había "arrastrado" a Teresa, que cayó al suelo y quedó "atrapada debajo de numerosas personas", tras lo que quedó inconsciente y fue trasladada al exterior por varias personas.

María Teresa Alonso Vinateo falleció este jueves en la Fundación Jiménez Diaz, donde estaba ingresada desde el pasado día 1, cuando se produjo la avalancha en la que también perdieron la vida otras cuatro jóvenes.

Noticias

anterior siguiente