Enlaces accesibilidad

Los gorilas y los humanos, más parecidos genéticamente de lo que se pensaba

       
  • Se pensaba que el genoma humano era más parecido al del chimpancé
  •    
  • Revelan que un tercio del genoma humano es más parecido al del gorila
  •    
  • Comparten variantes en los genes relacionados con el habla

Por
 En un tercio del genoma humano se pueden apreciar más parecidos con el gorila que con el chimpancé.
En un tercio del genoma humano se pueden apreciar más parecidos con el gorila que con el chimpancé. Getty Images/Hemera GETTY IMAGES

Un equipo de investigadores ha logrado descifrar el genoma del gorila, el simio vivo más cercano a los humanos y los chimpancés, y ha visto que las semejanzas con el  genoma del ser humano son más amplias de lo que se creía en un  principio.

El estudio, en el que ha participado el Instituto de Biología  Evolutiva (IBE) de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y del Consejo  Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), señala que en un  tercio del genoma humano se pueden apreciar más parecidos con el  gorila que con el chimpancé.

Hasta ahora se pensaba que el genoma humano era más parecido al del chimpancé, con quien comparte entre un 95 y un 99% de la carga genética, sin embargo, este estudio que se publicará en el próximo número de Nature, revela una sorpresa: una parte del genoma de los humanos está más cerca del gorila que del chimpancé.

En 'A hombros de gigantes' hemos hablado de la epigenética, con Manel Esteller, director del programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, para conocer las peculiaridades de esta disciplicina científica que permite explicar, por ejemplo, por qué el hombre y el chimpancé son tan distintos en su complejidad si a pesar de compartir el 99% de los genes. Y desde un punto de vista médico, ofrece una explicación a la aparición de muchos tumores.

La secuenciación completa del genoma del gorila ha llevado a los  investigadores a la conclusión de que ambas especies comparten  variantes en los genes relacionados con el sistema auditivo y el habla,  lo que pone en duda la supuesta relación de estos genes con el lenguaje  humano.

Comparten variantes de los genes relacionados con el sistema auditivo y el habla

Tomás Marqués-Bonet, investigador del Instituto de  Biología Evolutiva (centro mixto de la Universidad Pompeu Fabra y del  CSIC) recuerda que  hasta ahora una de las hipótesis más aceptadas en este campo sostenía  que los gorilas no son capaces de hablar porque, aunque comparten los  mismos genes que los humanos, los de los hombres habían evolucionado muy  rápido y habían cambiado mucho.

Los genes del habla, igual de evolucionados

"Sin embargo, una de las  sorpresas de este trabajo ha sido ver que algunos de estos genes están  en el gorila igual de evolucionados que en los humanos", lo que  significa que "quizá estos genes no estén relacionados con la capacidad  del habla de los humanos".

Justo cuando "pensábamos que estábamos a  punto de ver la luz al final del túnel sobre por qué hablamos los  humanos, este trabajo demuestra que esto será bastante más difícil".La  investigación, además, llega a una última conclusión.

Será bastante más difícil averiguar por qué hablamos los humanos

El investigador añade que "creemos que hubo, como mínimo, dos especiaciones muy rápidas, una primera que separó al gorila del ancestro común de humanos y chimpancés, y una posterior del chimpancé separándose del humano, pero todo esto ocurrió tan rápido que ha dejado una huella en el genoma" de estas especies.

Genetistas y paleontólogos mantienen desde hace una veintena de años una gran discrepancia sobre el momento en que los humanos y los chimpancés empezaron a evolucionar de modo distinto genéticamente.

Los primeros sostenían que ese momento tuvo lugar hace cuatro o cinco millones de años, mientras que los segundos calculaban que ocurrió hace siete-ocho millones de años.

"Este trabajo hace un esfuerzo por intentar casar ambas ideas y lanza una hipótesis que -según Marqués-Bonet, se sostendrá durante al menos unos años".

"Hemos llegado así a la conclusión de que la especiación entre humanos y chimpancés no es ni tan antigua como decían los fósiles ni tan reciente como decíamos nosotros, sino una cosa intermedia" que sitúa ese momento entre los cinco y siete millones de años.

Por tanto, el hecho de que el genoma del gorila tenga coincidencias con el del hombre, sugiere que las tres especies (chimpancés, gorilas y humanos) "se separaron muy recientemente y de una manera muy rápida".

Noticias

anterior siguiente