Enlaces accesibilidad

John Dalton y el nivel atómico, un antes y un después para la química

Enlaces relacionados

Por
Jonh Dalton y la expliación del daltonismo

A hombros de gigantes

Programa de divulgación científica. Es un espacio pegado a la actualidad con los hallazgos más recientes, las últimas noticias publicadas en las principales revistas científicas, y las voces de sus protagonistas. Pero también es un tiempo de radio dedicado a nuestros centros de investigación, al trabajo que llevan a cabo y su repercusión en nuestra esperanza y calidad de vida. Los sábados de 01:00 a 02:00 horas

Al margen de ser el primero en designar el daltonismo, el hallazgo fundamental del físico y químico británico John Dalton fue su teoría de que la materia está compuesta por átomos de diferentes masas que se combinan en proporciones sencillas para formar compuestos, formulada en 1803.

Aunque esta teoría fue apuntada en el siglo V antes de Cristo por Demócrito de Abdera, el científico británico estableció las bases científicas.

Dalton llegó a su teoría atómica a través del estudio de las propiedades físicas del aire atmosférico y de otros gases. De acuerdo con ella, una sustancia se podía convertir en otra al deshacer su combinación específica de átomos y formar una nueva y distinta.

En 1808 se publicó su obra Nuevo sistema de filosofía química, que incluía las masas atómicas de varios elementos conocidos en relación con la masa del hidrógeno. Aunque las medidas no fueron muy precisas, constituyen la base de la clasificación periódica moderna de los elementos.

Según la teoría atómica, todas las sustancias químicas se componen en último extremo de átomos indivisibles e indestructibles, de los que hay tantos tipos como elementos químicos, y que difieren unos de otros por su masa.

Los símbolos de los elementos

Dalton ideó el primer sistema de símbolos para los elementos (sustituido después por el de Berzelius) y publicó una tabla de pesos atómicos de 21 elementos.

Sabía, por ejemplo, que el hidrógeno era el más ligero, así que le asignó un peso atómico de uno. Creía también que el agua estaba formada por ocho partes de oxígeno y una de hidrógeno, y asignó en consecuencia al oxígeno un peso atómico de ocho.

Por ese medio determinó los pesos relativos de los elementos conocidos. No fue siempre exacto, pues el peso atómico del oxígeno en realidad es 16, no 8, pero el principio era sólido y constituyó la base de toda la química moderna y de una gran parte del resto de la ciencia actual.

Hoy sabemos que los postulados de Dalton no son del todo correctos

Hoy sabemos que los postulados de Dalton no son del todo correctos pues, entre otras cosas, los átomos no son indivisibles, sino que están compuestos por partículas elementales, entre la cuales hay tres básicas: el protón, con carga eléctrica positiva; el neutrón, sin carga eléctrica; y el electrón, con carga negativa.

En cualquier caso, su teoría significó un antes y un después para la Química al establecer una nueva frontera del conocimiento: el nivel atómico.

Aunque Dalton, hombre modesto como correspondía a un cuáquero ingles, intentó rehuir todos los honores, en 1826 recibió la Medalla de Oro de la 'Royal Society de Londres'.

También fue miembro de la Academia Francesa de Ciencias y uno de los fundadores de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia. Recibió visitas de distinguidos químicos extranjeros y cuando viajó a París, Laplace y Humboldt se sintieron ansiosos por recibirle y acompañarle, lo que le causaba cierta perturbación, debido a su sencillez y humildad.

'Salvado' por daltónico

Como anécdota, en 1832 recibió un doctorado de la Universidad de Oxford y tuvo la oportunidad de conocer al rey Guillermo IV. Pero para ello tenía que vestir el uniforme de la universidad, que era de color escarlata, y un cuáquero no podía llevar ese color.

Afortunadamente su ceguera de colores le ayudó a solventar el problema, pues recibió su doctorado y fue presentado al monarca con este traje, que él pensó que era de color gris.

Según su deseo, se le practicó la autopsia para determinar la causa de su ceguera a los colores

Entre sus obras destacan Observaciones meteorológicas y ensayosHechos extraordinarios en relación con la visión de los colores y Nuevo sistema de filosofía química.

Murió en Manchester el 27 de julio de 1844, de un ataque al corazón. Según su deseo, se le practicó la autopsia para determinar la causa de su ceguera a los colores.

Fue enterrado con honores casi de jefe de estado. Ante su féretro desfilaron cuarenta mil personas y el cortejo fúnebre se prolongó más de tres kilómetros, contraviniendo los principios de los cuáqueros conforme a los cuales vivió.

Noticias

anterior siguiente